lunes, 20 de diciembre de 2010

El desarrollo psicomotor de los 15 meses a los 3 años.

Es importante conocer el desarrollo psicomotor de nuestros hijos e hijas para favorecer su adecuada formación a nivel global. Para ello os recomiendo que os intereséis por las aportaciones que nos dejó el Dr. Jean le Boulch (1924 - 2001), francés, maestro, profesor de educación física, médico, licenciado en psicología.

Cuando nos habla de las etapas del desarrollo psicomotor de los 0 a los 12 años, distingue 3 etapas que nos sirven de orientación: Etapa 1 (de 0 a 3 años): El cuerpo vivido; Etapa 2 (de 3 a 6 años): El cuerpo percibido; Etapa 3 (de 6 a 12 años): El cuerpo representado. Qué forma más sencilla de decirnos muchas características de nuestros hijos. Cuerpo vivido, cuerpo percibido y cuerpo representado.

Hoy me centraré en la etapa 1, para ver qué descubro que me pueda servir para Acher. Teniendo siempre en cuenta que son orientaciones y las limitaciones temporales no siempre son exactas.

Esta etapa la divide es varias sub-etapas:
1.1. Periodo narcisita primario (desde el nacimiento a 2 meses)
1.2. Etapa pre-objetal (de 2 a 7 meses)
1.3. Período objetal I (de 7 a 15 meses)
1.4. Período objetal II (de 15 meses a 3 años)

Uff, cómo pasa el tiempo, ya estamos en la subetapa 4 de esta primera etapa de cuerpo vivido, en el período objetal II. Os hago un resumen a partir de un documento que tengo de mi compañero Alfredo Larraz (2009) para que tengamos las características más importantes de esta subetapa y analizo el desarrollo de Acher:

A nivel perceptivo:

- A los 15 meses surge la intencionalidad del niño/a, fruto de la representación mental del objeto y de sus deseos con un fin utilitario o de placer. Hoy Acher nos señalaba una mandarina que estaba en el frutero, ya había merendado pero él quería más. Ha ido hasta allí y nos la ha señalado con su dedo. Se la ha comido entera. Evidentemente, era algo intencional y su deseo por la mandarina tenía un fin claro, comérsela.

- La verbalización (hacia los 2 años). Aparecen primero como mecanismos motores (gritos, sonidos...) que surgirán al repetir por imitación, a nivel funcional, el lenguaje hablado de la madre o del adulto. Poco a poco asocia los objetos, lo que hace con ellos y su denominación, es una asociación realizada por imitación. Así se creará otro nivel de representación mental que estará muy interrelacionada con la Representación Mental del objeto, se trata de la Representación Mental del Lenguaje. Acher empezó diciendo papapapa, luego asoció papapapa, con papá y sabía quién era. Después dijo agua, identificando que lo que quería era el agua. Mamá no lo dijo hasta los 14 ó 15 meses. Desde los 15 meses distingue perfectamente si quiere llamar a papá o a mamá. ¿Por qué por las noches cuando se despierta no dice nunca papá? ¿Por qué siempre dice mamá? Taaa, son muchas cosas... son los perros, el gato. Tatata...lo dice, pero no lo identifica con nada. Hace unos días ha aprendido a decir yaya, por pura imitación de lo que le decimos nosotros.

Respecto a los objetos, todavía no sabe cómo se llaman, pero sí que por imitación ha ido aprendiendo qué hacer con algunos de ellos. El recogedor de la basura, la escoba, el comedero de los perros, la comida del gato, el ratón del ordenador... Simplemente con verlo algunas veces, es capaz de hacer lo mismo, de saber la utilidad de los objetos.

- Muestra mucho interés por los objetos materiales y por el descubrimiento del medio externo. Es increíble el cambio que ha dado Acher en estas últimas semanas, quiere "cotillear" todo, todo. En la cocina no admite estar por el suelo, quiere estar en la encimera para verlo todo, lo quiere tocar, quiere experimentar. Es que tiene todo un mundo por descubrir... pero qué bonito!


A nivel motriz:

- Irá adquiriendo un mayor equilibrio entre la impulsividad y el control. Bueno, bueno... aquí todavía estamos más en la impulsividad, aunque es verdad que poco a poco hay ya actividades que las hace con mucho control. Me estoy acordando de cuando nos ayuda a recoger el lavavajillas, como coge detenidamente los platos, los cuchillos, los tenedores... En la forma de jugar también he visto una evolución. En los juegos de insertar anillas en un palo, ahora las acompaña suavemente mientras caen. Toda una evolución.
- Poseerá mayor equilibrio tónico. Ayer estuvimos en casa de mi hermano y había un trozo grande de tierra recién arada. Acher decidió pasar por allí. Fue un constante re-equilibrio para caminar por allí. Caía y levantaba. Poco a poco.

- Aparece el grafismo espontáneo. Ya empieza a coger un boli, una pintura y quiere hacer sus garabatos en cualquier lugar....
- Lo quiere hacer todo solo, de lo contrario se irrita. El fin es el placer... ¡Así nos ponemos mientras comemos! ¡O cuando bebemos agua! No quiere ni una pequeña ayuda. Hoy hemos comido sopa y me he dado cuenta de cómo ha evolucionado, se la ha comido genial. Pero claro, estos dos últimos meses después de cada cena había casi más comida fuera que lo que realmente él había comido...



¿Y los adultos qué podemos hacer? Muy sencillo, no podemos olvidar estas 4 cosas:

- Tenemos que permitir y favorecer experiencias de ensayo y error. Dejemos que sean ellos los que descubran, que resuelvan... Nosotros les tenemos que acompañar simplemente.
- Valorar el éxito del resultado.
- Favorecer la función simbólica.
- Aprovechar este periodo de interés por lo nuevo para que realice el mayor número posible de experiencias de exploración.

Estas 4 consignas considero que son muy importantes y las debemos utilizar al máximo. Los adultos tenemos un papel muy importante para favorecer el desarrollo del niño acompañándolo, favoreciendo espacios, juegos, experiencias de exploración, dejando probar, experimentar, dejando que se equivoquen...

1966 L’éducation par le mouvement. Paris, ESF.
La bibliografía* del Dr. Jean le Boulch es extensa, aquí os dejo sus libros, en los cuales podéis profundizar mucho más:


        La educación por el movimiento en la edad escolar. 1969. Buenos Aires, Paidós.
1971 Vers une science du mouvement humain .Intoduction a la psychocinetique. Paris ESF.
        Hacia una ciencia del movimiento humano. 1984. Barcelona, Paidós.
1977 Face au sport. Paris, ESF.
1981 Le development psychomoteur de le naissance á 6 ans. Paris ESF
        El desarrollo psicomotor desde el nacimiento a los 6 años. 1983. Madrid, Doñate 1ª edición. 2º edición Paidós 1995.
1983 L’éducation psychomotrice à l’école elemntaire. Paris, ESF.
        La educación psicomotriz en la escuela primaria. 1987. Barcelona Paidós.
1989 Sport educatif. Psychocinetique et apprentissage motear. Paris, ESF
        El deporte educativo,psicocinética y aprendizaje motor. 1991. Barcelona Paidós.
1995 Mouvement et development de la personne. Neuchâtel, Vigor
1998 Le corps au XXI siecle. Paris PUF.        El cuerpo en la escuela en el siglo XXI. 2001. Barcelona, INDE.

* extraída de http://www.cafyd.com/REVISTA/ojs/index.php/ricyde/article/viewFile/222/143 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...