jueves, 30 de diciembre de 2010

Mamá, quiero ser artista...

Muchos días sacamos las pinturas. Los días que más ganas tengo de batalla, saco la pintura de dedos o las témperas, sino nos conformamos con las ceras de madera. Hoy nos ha tocado las témperas.

Cada color en su sitio y un pincel para cada color es necesario para que haya un poco de orden, aunque si quiere experimentar mezclando los pinceles...¡pues que pruebe!



El artista sin pantalones, hoy... ¡no hemos querido ponerlos!
Anda hecho un lío, porque con la pintura de dedos jugamos con los dedos y manos, y aquí usamos el pincel. Ah! Por cierto, hoy he probado con estos más finos y le gusta mucho más con el que tenemos gordo...


Le encanta que colguemos sus obras de arte. Cuando entramos en esta habitación las señala con ilusión. Es sencillo, unas perchas de pegar, una cuerda y pinzas. Se podría hacer algo más bonito, pero así le da un toque rústico, ¿no?



La actividad en sí puede durar...¿15 minutos? Pero entre los preparativos y limpieza de utensilios estamos un buen ratito. Ideal para días largos de invierno...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...