lunes, 6 de diciembre de 2010

Paseo en bicicleta cerca de casa

Para llegar a nuestra casa se hace por un camino, eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes. La mayor ventaja es que cuando cogemos nuestras bicicletas enseguida estamos por un camino, aislados de coches, gente y lo más importante, riesgos. Es una de las cosas que más aprecio. Lo tenemos que aprovechar al máximo.


El sábado por la mañana hacía frío, pero era un día soleado y sin viento. Decidimos darnos un pequeño paseo, sin irnos muy lejos, indagando nuevos caminos que tenemos muy cercanos a casa. Desde casa vemos la Sierra de Guara. El Tozal de Guara es el que está nevado.




A Acher le encanta que vayamos los tres juntos, está continuamente llamándonos...¡papá! ¡mamá! Si me quedo atrás para hacer alguna foto, me grita sin parar e incluso a veces se pone a llorar...¡qué mal llevamos todavía eso de separarnos! Es una mala etapa. Y con papá pasa lo mismo, no es sólo con mamá.



Pero como es habitual, cuando llevamos unos 45 minutos... se empieza él mismo a "canturrear" y en un momento se queda dormidito. Reclinamos la sillita y a dormir. 


Decidimos volver a casa, no merece la pena ir más allá siendo que Acher está dormido. Hasta la puerta de casa estuvo tranquilamente durmiendo en su sillita... 



Me ha encantado la sonrisa de Acher al coger las bicicletas y ponernos los cascos, el despegar de un montón de palomas de un campo a otro sin parar, el olor a tomillo por una senda estrecha que hemos pasado, la calma del agua del canal, las canciones que vamos cantando por el camino y como el sol nos calentaba en una fría mañana. Repetiremos en breve si el tiempo nos lo permite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...