lunes, 13 de diciembre de 2010

Una mamá desordenada.

Soy una mamá desordenada. No me preocupa. Pero tengo un gran problema, me gusta el orden. Puedo vivir temporalmente en el desorden, pero llega un momento en el que no puedo más y tengo que poner orden a todo.

Hoy le toca a la mesa del despacho, en la que tengo el ordenador portátil desde donde escribo este blog y el ordenador de sobremesa. En principio nada más tendría que haber aquí, bueno... bien, un bote con unos bolígrafos, una libreta, el flexo y el teléfono. Pues aquí empieza mi aventura de hoy. A la vez que escribo lo que encuentro en la mesa voy a intentar quitarlo de aquí...

Voy a empezar haciendo una foto que no la tengo hecha para que podáis verlo con vuestros propios ojos. Ah! Al mismo tiempo que escribo voy haciendo copias de unos cd's que mañana tengo que utilizar en clase con mis alumnos/as y a estas horas aún no los tengo hechos.


Empezaré por la parte de la derecha de la mesa: las acuarelas, paleta y pinceles que le compré ayer a Acher. ...Voy a buscar una caja que tengo en otra habitación para hacer la caja de actividades de expresión plástica. Continúo con la caja donde hay varios botes de témperas. Papel de seda que compré porque me gustó una idea que vi hace poco en un blog, espero enseñaros algo pronto.

Mientras trabajo voy a tapar los cd's que tengo para grabar. Así está algo más ordenado. Las perchas y la cuerda las he utilizado hoy para colgar en la pared lo que va haciendo Acher. He puesto la mitad, el resto están en la mesa a la espera...


Voy a terminarlo y así lo puedo guardar. Bueno, tengo otras 4 perchas más...pero eso ya para otro día.
Las tijeras a su bote. La cinta métrica la tenía para que las perchas quedaran a la misma altura. Ya la puedo guardar también.
Un certificado de un curso, a la carpeta del currículum para que no se pierda. Pone que hay que enviar una copia con el recibí cumplimentado y sellado. Lo siento. Archivado.
Un cartón pintado, pero por mí, a la basura de papel. Un pañuelo, también a la basura.
Un cable USB de pasar las fotos del móvil al ordenador, al cajón. Los bolis, al bote de los bolis. Pero qué casualidad, está lleno. Voy a buscar otro bote por ahí... 2 gomas de pelo, me las guardo en el bolsillo.

Mis dos números de lotería, de mis alumnos de magisterio y de un club de atletismo. A la estantería de la cocina, que allí están a la vista por si tocan.

La caja de un teléfono móvil que tengo desde mayo y todavía no he estrenado...¡me da tanta pereza cambiar de móvil! ¿Y por qué me lo compré? Porque Josemi y yo siempre llevamos el mismo móvil, él mira las instrucciones y luego me hace un resumen. Se estropeó su móvil y como teníamos puntos para cambiarlo, lo cambiamos los dos. Este es de pantalla táctil, el mío actual es muy pequeñito y manejable...Pero tengo que cambiarlo ya, pero sólo porque la cámara de fotos es mucho mejor y así puedo sacar fotos más rápidas, el móvil es más fácil llevarlo encima. Siempre he sido una clásica con el móvil. No me da vergüenza.

Aquí aparece ahora también el manual de instrucciones del móvil. Lo usamos el otro día para pasar las fotos al ordenador...¡no había manera! La caja del móvil no la guardo mucho, que sino no lo estrenaré nunca.

La tarjeta del banco por aquí suelta, jeje..., ayer por la noche hice unas compras de manualidades por internet y le compré la batidora y la tostadora para la cocinita de Acher...¡ya tengo regalo de Navidades! La funda de la cámara de fotos pequeña. Me la ha regalado Josemi, mañana es mi cumpleaños. Dos pinturas de cera de Acher, a su caja. 1 lápiz pequeño, al bote. Otra goma de pelo al bolsillo. Una llave que no sé de dónde es, la llevaré al armario de las llaves. Mi porta cd's con músicas para mis clases de Expresión Corporal, a la estantería.

Una obra de arte de Acher, a colgarla en la cuerda! 2 gomas de pelo más al bosillo! Un papel con un teléfono de una chica que ya no necesito, a la basura. Un libro, el Teatro de sombras en la escuela. Lo he utilizado muchas veces para trabajarlo con mis alumnos/as, pero el otro día lo cogí porque quiero hacer un teatro de sombras para Acher. Lo dejo en la estantería pero a la vista. Gomets de color verde que utilicé un día con Acher para pegar, a la caja nueva.

Cartones reciclados sin utilizar que tengo preparados para que pinte Acher, a la caja nueva otra vez. Un catálogo viejo de Imaginarium, al reciclaje. Una pieza de un juguete de esos encajables. Al cuarto donde está el juego. El cargador de batería de la cámara de fotos grande, a su correspondiente bolsa. 2 catálogos, uno del aki y otros del leroy merlin, estos los guardo, que los utilizo mucho para mirar precios y para descubrir qué cosas hay por ahí. Un folio con anotaciones de unas jorndas. Las reviso. A la mochila.

Un papel con la receta de la vichyssoise. La guardo para llevarla luego a la cocina, con los libros de recetas.
Un papel con la descripción de un juego. A guardar en el archivador. El boceto de la estantería de Acher que lo cogí para hacer la entrada del blog. Una lista de compra, a mi cuaderno. Los tapes de un biberón que utilicé para limpiar los pinceles, dado que el biberón había tenido poco uso con Acher, hay que aprovecharlo para algo...

Más pañuelos... a la basura. Una bolita de algodón del collage de Acher... Una hoja de la Escuela infantil con fechas clave: el día 21 tenemos día en el aula para hacer un disfraz de papa noel y el día 23 la fiesta de navidad. Me lo apunto en la agenda y puedo tirar el papel. Una fotocopia de la campana que teníamos que decorar. Al reciclaje.

Un papel grande pintado por todos los lados por Acher, al reciclaje. Un trocito de forrar libros que utilicé ya hace mucho tiempo para forrar algún libro de Acher, de los que llevan solapas que se levantan, para que no se rompan. A guardar en la caja. Pegamento, a la caja. 3 cestitos con restos de cosas del collage. Los guardo en la caja. Los restos del collage dentro de un sobre de estos de papel que tengo para los cd's.

Más papel de seda, a la caja.

Un libro de esos de pegatinas...¿para mejorar la motricidad fina?...para poco más. Lo dejo por aquí encima.
Plásticos, papeles... todo lo echo al mismo cubo y otro día lo separo. Sino no acabo en toda la noche. Varias hojas de preparación de clases que ya he dado. Al reciclaje. Un papelillo con los horarios de un espectáculo al que fui hace dos o tres semanas, Paisajes de mujer sin título. Actuaba Paula. Excelente, impresionante. Un contraste de emociones. Mucho sentimiento y mucha risa. El papelillo al reciclaje, pero el espectáculo quedó grabado. Un paquete de pilas abierto, no sé si están gastadas o no. Tengo que ponerlas en el comprobador de pilas. Las dejo en el cajón.

Mi carpeta de clase, a la mochila. También habría que ordenarla, pero ahora mismo no, ya es muy tarde. Las autorizaciones de mi alumnado para hacerles fotos y vídeos. A la mochila y las dejaré archivadas mañana en el trabajo, que por aquí no pintan nada.

Uff! Una tapa de un tupperware, de los que Acher lleva de aquí para allá. Con las cosas que luego me tengo que llevar a la cocina.

Una revista que se titula Mullers aragonesas y en la portada pone Maternidad segura y debajo aborto libre. La guardo. Un papelito, casi transparente porque se manchó de aceite, con la receta de la salsa de tomate. A la cocina. Un cuaderno de los que utilizo yo, con muchas anotaciones, que me sirven para el trabajo y para temas personales. Es del curso pasado, lo tengo por aquí encima porque lo quiero revisar por si hay algo interesante que no recuerde. Algunos folletos y algunas cosas que tengo aquí guardadas para hacer alguna entrada del blog. A mi cuaderno actual. Otro cuaderno que tengo que ordenar! Un DVD sin título, que no sé si tiene algo grabado o no, mirándolo parece que no. Una bolsita minúscula de plástico que no tengo ni idea de dónde ha salido. La guardo en la caja de expresión plástica que seguro que me sirve para algo alguna vez.

La foto que tengo de Acher es de cuando tenía unos cuatro meses...¡ya es hora de cambiarla! Pero hace tanto tiempo que no imprimimos fotos... Otra tarea más. Me encuentro como dos aros pequeñitos de plástico que tampoco tengo ni idea de qué son; de momento lo meto en esa caja nueva que he hecho hoy, en uno de los sobrecitos de papel que se ve lo que hay dentro.

Llegué al final. Pero qué a gusto se está ahora escribiendo!! Esto es un lujo.


Me falta por sacar lo que había dentro de la bolsa blanca y llevar alguna cosa a su sitio, pero por hoy es suficiente.
Me falta hacer un listado de compromisos para mejorar mi orden, lo haré otro día.
Es tarde. Mañana es lunes, bueno ya hoy. Los lunes es el día que mi jornada es más larga, más dura. Tengo que descansar.

2 comentarios:

  1. Jolin, me dormia leyendo¡¡¡¡ jejejejeje
    A mi tb me encanta el orden,pero ahora con el peque no me como tanto la cabeza,prefiero disfrutar a tope de su infacia que ya tendré tiempo de recoger y limpiar cuando deje el nido...que ojala tarde mucho en irse jejeje
    La mesa genial,pero tampoco se veia mucho trasto,ya te enseñaré yo un dia la mia jejeje
    Más bien el comedor,que se ha convertido en una sala de cocinitas,pintura,pizarra,plastilina,juegos,musica.... jejeje de salón queda bien poquito jajaja

    ResponderEliminar
  2. jajajaja, me ha encantado porque yo soy igual, voy acumulando y un dia me da por hacer limpieza. Imaginate mi mesa del ordenador que la comparte con la maquina de coser...retales, trozos de cinta, de cordon, la agenda, cajoneras con cositas, el pedal con su cable que no lo puedo dejar por el suelo porque lo comen, tijeras, bolis,pañuelos de mocos,...la verdad que haora no esta muy muy mal. Esta peor el resto del cuarto que estoy haciendo limpieza de ropa...

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...