miércoles, 26 de enero de 2011

Jugar y recoger

Estas navidades me compré el libro Juguetes hechos por los padres de Freya Jaffke...


Y me gusta mucho un apartado que destina a la importancia de recoger cuando se juega, señalando que "jugar es inherente a recoger". Nos indica que siempre hay que dedicar unos minutos a recoger, a volver a poner en orden todos los juguetes que el niño ha ido sacando a lo largo de su rato de juego.

Señala que durante el primer año y medio del niño, el adulto es el único que se ocupa de recoger y que cada vez lo hace más en presencia del niño. Uff, casi sentí un alivio al leer esto, porque Acher, aunque puntualmente me ayuda a recoger un poco, soy yo la que voy recogiendo todo detrás de él...todavía estamos en la fase de tirar todo, y mamá o papá lo tienen que recoger después.

Es verdad, que como indica en el libro, "en cuanto el niño aprende a andar, quiere estar en todo". A veces pone todo su empeño para recoger, aunque a veces no lo hace en el lugar correspondiente. Parece que le encante volver a sacar lo que acabamos de colocar en su sitio. Las frutas de cortar que tenemos en un cesto en la cocinita, las recojo una media de 4 ó 5 veces al día...después de jugar un ratito con ellas, las tira por toda la cocina. Las recojo de inmediato y vuelta a empezar!!! ¿cuánto durará esta fase?

Me gusta las indicaciones que encontramos en el libro, "con niños de esta edad hay que restringir las tareas de recoger a las más esenciales, aunque dejaremos que los niños vean habitualmente que cada cosa tiene su sitio". Nosotros utilizamos la canción de "a guardar, a guardar, cada cosa en su lugar", tanto si recogemos con él como si lo hacemos solos, para que así se de cuenta de que estamos recogiendo y que para nosotros es importante.

Recalca en el libro la importancia de que los juguetes estén colocados en estanterías, tanto para que les resulte más fácil encontrarlos como colocarlos de nuevo en su sitio. Es verdad que de esta forma los niños encuentran cada cosa de forma sencilla, siempre saben donde ir a buscar.


Destaca que "no es aconsejable tener una caja en la que se guarden todos los juguetes juntos, que luego se cierre y se quede en cualquier lugar. Esto no induce ni a cuidar ni a ordenar las cosas, pues conlleva un desorden con el que el niño se verá confrontado al día siguiente cuando vaya a jugar".

En una sesión de juego con Acher en su cuarto, él va cogiendo todo cuando quiere de forma libre de la estantería. Pero cuando acaba con un juguete y coge otro, papá o yo, el que está allí con él, lo vamos recogiendo.


¡Cambio de juguete! Pues a recoger todo lo anterior...
Sin duda alguna, la calidad del juego es muchísimo mayor y aguanta mucho más rato con un mismo juego. Algún día que por pereza, que también los hay, no vamos recogiendo con frecuencia, enseguida se cansa de jugar y no aguanta prácticamente nada con ningún juguete.





Jugar y recoger.
Y recoger durante los primeros años de vida debe formar parte del propio juego.

3 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por los consejos. No tenia ni idea de que si vas recogiendo el juguete anterior cuando coge otro, ese orden, ayuda al niño a jugar. Me interesa mucho el libro, lo buscare. Gracias. Espero que Acher este hoy mejorcito. Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Ay!!! estos retoños nuestros, cómo están de sincronizados, jajajaja. Pablo y Juan no tienen ningún interés en recoger, les da muuuucha pereza! pero no les gusta el desorden, si su cuarto de jugar (o más bien en el que están guardados los juguetes, porque juagar, juegan por toda la casa!)está desordenado por desidia de los papis, no les gusta entrar...nuestro caballo de batalla son fundamentalmente, 2: los cuentos, y las "comiditas", vamos las frutas, verduras de juguete. Pero sobre todo los cuentos. nosotros tenemos los cuentos en el salón, en diferentes vanos de estanterías expedit, como las que tienes tú para los juguetes, y ellos no controlan el guardarlos ahí (por eso estamos animados a hacer la estantería, a ver si mejora la cosa)pero, la verdad es que los cuentos se pasan el día rodando por el suelo, los cogen, los "leen" nos piden que les leamos alguno, los vuelven a leer, los tiran, los arrastran...uffff...a veces pienso que hago mal dejándoles hacer "lo que quieran" con los cuentos, pero por otro lado pienso, ¿no es bueno que cojan libros y experimenten con ellos en cualquier caso, aunque algunos paguen las consecuencias de su "amor por la literatura"? En fin, que yo lo intento, peor mis vástagos no me siguen en lo de recoger, más bien meten un par de coillas en su sitio para tirarlas otra vez en cuanto me doy la vuelta...

    ResponderEliminar
  3. María, el libro sólo tiene una parte pequeña teórica, el resto son algunos juguetes para hacer. Yo me esperaba algo más, pero podré sacar algunas ideas.

    Loleta, yo te recomiendo la librería. Acher cambió mucho sus hábitos respecto a los libros con ella, pero mucho mucho. Antes los teníamos en un apartado de la estantería de los juguetes, y era cogerlos, mirarlos un poco y tirarlos por ahí. Desde que puse la estantería fue inmediato, normalmente -siempre hay alguna excepción- coge los libros él, se sienta en la colchoneta, lo más frecuentes es con nosotros o a veces él solo, los miramos y/o leemos, y él mismo lo deja para coger otro. Si no lo deja en el momento, es fácil que al decirle al final que recogemos los libros, él se anima a hacerlo. Yo pienso que sí que es bueno que experimenten con los libros, yo los únicos que prefiero cogerlos yo son los que llevan desplegables, porque sino los rompe todos. Pero con algunos lo que he hecho ha sido forrarlos y tema solucionado. Experimentan y no se rompen!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...