lunes, 17 de enero de 2011

Nos vamos al Pirineo a ver el sol.

En muchos lugares estos días brilla el sol, pero en el valle del Ebro la protagonista es la niebla. Sábado por la mañana y cuando nos asomamos por la ventana vemos un día así:


Sabemos que a 20 minutos en coche de nuestra casa hay sol; lo tenemos claro, nos vamos de excursión.

Hoy ha sido una noche magnífica, Acher ha dormido nueve horas seguidas y nos hemos levantado de la cama casi a las 10 de la mañana, es la primera vez. La calma y el relax reinan en casa; sin prisas preparamos la mochila y nos vamos sin saber muy bien a dónde.

El rumbo inicial es a la Sierra de Guara, la tenemos más o menos cerca y podemos dar algún paseo tranquilo, además en un pueblo hay un museo que queremos ver, pero no sabemos si está abierto.

Llamamos por teléfono a uno de mis hermanos, me dice que han ido a Jaca, mi sobrino tiene partido de fútbol allí. Cambio de planes, nos vamos a Jaca, quedamos con ellos. Entre unas cosas y otras, la hora de comer...eso sí, un espléndido sol nos acompaña. Acher se porta estupendamente y come como siempre, muy bien... no me puedo quejar.


Poca sobremesa y nos vamos a aprovechar un poco la tarde. Mis sobrinas se vienen con nosotros en el coche. Cogemos una pista asfaltada en Castiello de Jaca, nos vamos a ver una ermita o algo así, el guía es mi hermano. Pasamos por una granja de caballos, vacas..., vemos ovejas en la ladera. Visitamos un pueblo reconstruido por completo. Y finalmente cogemos la pista de tierra que nos lleva al río y a la Iglesia de Nuestra Señora de Iguacel. Es un entorno tranquilo y muy bonito, qué pena no haber traído bocadillos y haber comido aquí.

Cruzamos el río...



Un pequeño paseo...


Una explanada de hierba para correr y disfrutar...



Un pequeño relax...

Nos acercamos al río a experimentar...


Recogemos algunos tesoros que nos llevaremos a casa: un palo, una piña y unas piedras.


Ya está oscureciendo, cogemos el coche y nos vamos a dar un paseo por Jaca.

Mientras todos están tomando algo en un bar, aprovechamos... Acher y yo nos vamos a un parque.




Ya es tarde y nos vamos a buscar el coche para ir a casa. Pero de camino no nos podemos resistir a unas calentitas castañas...¡qué placer!

Acher se queda dormido en el coche. Llegamos a casa, ponemos el pijama y directamente a dormir con mamá. Ya no estamos ni para cenas, ni baños. Mañana será otro día.

3 comentarios:

  1. Qué bonito día pasastéis!!

    Qué recuerdos de mi infancia, Jaca... a ver si vulevo pronto, tal vez en primavera:)

    ResponderEliminar
  2. Que día mas divertido!! Yo tengo muchísimas ganas de que Abril sea un poquito mayor para hacer escapaditas. De momento vamos haciendo pequeñas excursiones los tres y nuestro perro Noah. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Albertina, sí que pasamos un buen día. Si hace mucho que no vas a Jaca seguro que lo encuentras muy cambiado, ya lo verás.

    María, qué suerte ir con tu perro Noah. Nosotros tenemos dos perros, pero cuando salimos de paseo por ahí son un poco "macarras" y de momento no nos fiamos de llevarlos por sitios que no controlamos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...