jueves, 13 de enero de 2011

Nuestra experiencia con el porteo


Sin duda alguna, si alguien me pregunta, le recomiendo la mochila manduca para portear, pero hasta llegar a ella...

Acher no había nacido todavía y teníamos dos mochilas idénticas en casa, las dos nos las habían dejado, la famosa Babybjörn. Con dos o tres semanas ya estábamos con ella, un poco "maqueada" para darle un toque personal.


Pero... cuando me empecé a informar y saber un poco más de las mochilas que hay en el mercado, descubrí que esta mochila no es nada ergonómica, ni para el bebé ni para el portador. La posición del niño en ella no es adecuada, llevan las piernas colgando y eso además de ser incómodo, es perjudicial para su cadera y para su columna vertebral. El peso del bebé recae sobre la zona genital en vez de sobre su culito y la espalda adquiere una postura no fisiológica. Encontré información en muchos sitios, pero me gustó en especial la Red Canguro, bebés en brazos, bebés felices. Os recomiendo este artículo comparativo entre las mochilas convencionales (tipo Babybjörn) y los portabebés ergonómicos.

Enseguida tuve claro que no quería llevar esa mochila y nos compramos una mochila ergonómica. Hay muchas marcas y nosotros finalmente nos decidimos por la manduca, no sé muy bien por qué esta y no otra de las ergonómicas.

Miramos opiniones en algunos foros y esta nos convenció. Acher tendría 2 meses cuando nos llegó la mochila a casa. Lleva un adaptador para bebés muy pequeños, pero para nosotros inicialmente fue un poco desesperante. No iba nada bien en ella. Acher siempre ha sido muy grandote, con 2 meses pesaba 6 kilazos. Con el adaptador no iba bien, se salía... y sin él, la mochila todavía le iba muy grande. Entre los dos y los cuatro meses, más o menos, la manduca no nos fue nada bien.

Ufff...¿y ahora qué hacemos? Nos preguntábamos. La babybjörn yo no quería llevarla y la manduca no nos iba nada bien. ¡Pues vamos a buscar otro portabebés! Esto es un vicio. Un día, sin consultarlo con Josemi, encargué un fular elástico...¡mi salvación! Ojalá lo hubiera comprado desde recién nacido, para mí fue ideal. Yo lo utilicé desde los tres meses hasta casi el año. Principalmente lo dejé de utilizar porque en el verano ya nos daba mucho calor. Los dos íbamos encantados con él.


El comentario más frecuente de las mujeres del pueblo cuando me veían era...¡ay, qué calentito va allí! ¡Ay qué bien va con su mamá! Siempre, siempre...cosas positivas. Y es que íbamos tan bien... Josemi nunca se quiso poner el fular...¡estos hombres!...no sabía lo que se perdía.

A partir de los cuatro meses compaginamos el fular y la manduca. Papá siempre cogía la manduca y yo prefería el fular, iba muy a gusto con él. Con la manduca hemos hecho excursiones a pie, hemos hecho raquetas, hemos ido de compras, hemos hecho las tareas de casa, hemos salido a tomar algo por ahí... Siempre viene con nosotros.





Con la mochila manduca se puede llevar al niño delante, detrás y a la cadera. Nosotros todavía no somos habilidosos para ponerlo detrás si estamos solos, de momento lo seguimos llevando delante, con casi 13 kilos que pesa. Pero si vamos de excursión y estamos los dos, normalmente lo ponemos detrás, nos parece más seguro para hacer raquetas o andar por el monte, por ejemplo.

No se nos carga nada la espalda con ella. Muchas mamás que han tenido mochilas convencionales me preguntan...¿pero no te pesa mucho? ¿cómo puedes llevarlo? ¿no es muy mayor para llevarlo? De verdad, está muy bien hecha, y la espalda no duele.

Un complemento ideal para el invierno, sobre todo cuando son bebés y no andan, es un cobertor. Yo lo considero imprescindible para ir bien calientes y si entras a un lugar cerrado, lo quitas de forma sencilla y así no hay que quitar al niño de la mochila.



Este invierno ya no lo utilizamos casi nada el cobertor, sólo cuando hemos hecho alguna excursión por el Pirineo, pero nada más. Como ya anda, preferimos llevarlo con su cazadora puesta, ya que muchas veces quiere bajar de la mochila para andar y entonces es mejor que ya lleve su cazadora.

Y finalmente, para completar nuestro repertorio, cuando Acher empezó a andar compramos una bandolera; porque para trayectos cortos va muy bien y sobre todo para llevárnosla cuando salimos de paseo andando y en un momento determinado quiere brazos, va fenomenal. Para trayectos largos no sirve, va a un lado y se cargaría mucho la espalda. La bandolera principalmente la he llevado yo, pero buscando en mi archivo de fotos...¡sólo he encontrado fotos de Josemi!...el cual es posible que sólo la haya llevado esta vez...


El mei-tai es otro portabebés del que he oído hablar muy bien. Si por mí fuera ya me lo hubiera comprado..., estuve a punto de hacérmelo, pero al final me dio pereza.

Sin duda alguna, recomiendo la mochila manduca.

Nosotros compramos carro/silla, nos hacía ilusión, pero la verdad que lo hemos llevado muy poco. Principalmente lo hemos utilizado cuando hemos salido de casa durante todo el día, porque así dormía sus siestas allí. Pero sino, siempre nos ha parecido mucho más cómodo coger la mochila.

El carro, bueno ahora convertido en silla, hace dos meses que lo tenemos doblado y guardado. No lo hemos usado desde que fuimos a Zaragoza para los Pilares, o sea, desde el mes de octubre de 2010. ¿Y sabéis quién se estaba aprovechando? ¡Chispas! ...Y Acher lo lleva de paseo.

¿Y cómo lo vamos a quitar de allí con lo a gusto que está?


7 comentarios:

  1. Hola! soy maretas del post de fiv en crianza natural. Me acabo de comprar la manduca siguiendo tus sabios consejos!!! mi niña pesa 15kgs, tiene 2 añitos y creo que le ira bien (sino quedara de herencia para el hermanit@ jeje) el fular que comentas para recorridos cortos...hasta cuantos kilos soporta??? y otra cosita, trabajas fuera de casa? es admirable lo que te vuelvas haciendole juguetes tu misma y todo, me siento mal de ver lo poco que hago yo :( Besos y enhorabuena por la preciosa familia que habeis formado.

    ResponderEliminar
  2. Maretas, encantada de tenerte por aquí. Espero que te vaya muy bien la manduca y que te hayan servido mis consejos, que de sabios no tienen nada!!jeje. Sobre la bandolera para recorridos cortos, no sé cuántos kilos aguanta, aconsejan hasta los 3 años, pero eso es muy relativo!! Acher de momento pesa 13 kilos y me va bien.
    Y sí que trabajo de casa!! Ya ves, voy sacando huecos de aquí y de allá, aunque tengo muchos puntos a mi favor: tengo un estupendo marido con el que comparto las tareas de la casa, quizás él haga más que yo y todo; tengo un excelente horario de trabajo y flexible; No me gusta nada, nada la tele; Vivo en un pueblo y las alternativas de ocio son escasas; Soy feliz haciendo cosas en casa. Y tú no tienes por qué sentirte mal, seguro que haces otras cosas para tu peque que yo no hago, cada una somos diferentes y todas estupendas!!. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Inma,

    Entraba a comentar esta entrada tuya y justo veo que Maretas también está por aquí.

    A mi me pasó como a tí, cuando nació Biel me regalaron la Babybjorn y yo super contenta. Después con el tiempo me fui informando más sobre las mochilas ergonómicas, fulares, meitais.... bueno que es todo un mundo. Me compré un mei cuando mi peque ya tenía un año, y la verdad que como no lo he llevado mucho en mochila nos cuesta adaptarnos a los dos, y lo de los lazos... (supongo que tendría que practicar más) el otro día lo quise poner en la cadera (bueno de hecho lo puse después de casi media hora) ya que alante me dá la impresión de que se agobia, que necesita ver más hacia alante, bueno que me lio, que lo puse en la cadera y fue un horror. Supongo que no estaría bien anudado, acabé con la espalda destrozada!!!

    Y ahora me gustaría comprarme una manduca, por eso de que puedes llevar al bebé desde bien pequeño y hasta los cinco años. Pero vale una pasta!!!!!

    Lástima que conocí tarde la manduca, porque me la hubiera comprado sin duda antes que el mei (que ya me costó 80€) ahora si la quiero tengo que vender la babybjorn y el mei, que hace meses que los tengo en venta y no hay manera. Bueno en realidad he tenido varias oportunidades para vender la babybjorn (al final siempre se han hechado para atrás) y el mei nada. Es curioso, porque los quiero vender si no les hubiera dicho a las que se pusieron en contacto conmigo por la babybjorn que no era buena elección,que se miraran una ergonómica.

    Vaya parrafada te he soltado!!!
    Por cierto eres una artistaza, vaya manitas que tienes!!!! Un beso guapa

    ResponderEliminar
  4. Bielsar, qué bien que estés también por aquí. Espero que tengas mucha suerte con la venta del meitai y la babyjorn, porque es verdad que la manduca, por lo menos a nosotros, nos ha ido fenomenal. Suerteeeeeeeeee!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Inma,
    Acabo de tener mi segundo bebé y estoy aprendiendo tantas cosas de nuevo... Gracias por compartir tus experiencias. Quería un portabebés "sin especificar" y ahora creo que sé lo que necesito.
    ¿Me podrías recomendar alguna marca en especial de Bandolera?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo, la bandolera que tenemos nosotros es la de Hoppediz, es muy resistente y los colores muy chulos. La venden en varios sitios, entre ellos en la página web de crianza natural.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...