martes, 4 de enero de 2011

Quiéreme cuando menos me lo merezca porque será cuando más lo necesite

Evidentemente, la frase "quiéreme cuando menos me lo merezca porque será cuando más lo necesite" no es mía. Esta extraída de un texto de Rosa Jové que me ha gustado mucho y trata sobre las rabietas, que ya sabéis que últimamente me están empezando a tocar alguna que otra.

Pero como bien salió en los comentarios de la entrada anterior, es muy importante tener una rutina con nuestros hijos, porque sino las probabilidades de tener una rabieta aumentan de forma considerable. Hoy fui a buscar a Acher a la escuela infantil a la una, algo poco habitual, porque o bien no lo llevo o lo recojo a las cuatro. Normalmente come pronto, sobre las doce y media; pero los que salen a la una salen sin comer, comen en casa. Hoy lo he recogido en coche y estaba tan cansado, que otra vez se negaba a sentar en la silla del coche. Tal como hemos llegado a casa, sin comer ni nada, nos hemos ido a la cama, sólo quería dormir. Si hubiera llevado su rutina de siempre, la hubiéramos evitado.

Rosa Jové, dice también otra frase que me encanta, "intenta ponerte en mi lugar porque yo también lo estoy pasando mal", tan importante que es la empatía entre los adultos, la tenemos que aplicar también de forma importante con nuestros hijos e hijas.

Este artículo nos explica de forma muy sencilla, el paso del apego a la independencia en los niños y niñas. Cuando la supervivencia ya está garantizada, ahora se tienen que preparar para la indepencia y la autonomía. 

Me gusta la definición tan sencilla que da de las rabietas, "una lucha interior entre lo que debo hacer por naturaleza y una incomprensión de mis padres hacia tales actos que me provocan unos sentimientos ambivalentes y negativos".

Y como bien dice Rosa Jové "esa ofuscación entre querer una cosa, no entender lo que pasa y el rechazo paterno, es la fuente de la mayoría de las rabietas. Por eso lo mejor es dejarle claro que haga lo que haga siempre le queremos y le comprendemos, aunque a veces no estemos de acuerdo".

Os cito los cinco puntos que dice Rosa Jové para hacer ante una rabieta:

1. Comprendiendo que el niño no pretende tomarnos el pelo.
2. Dejando que pueda hacer aquello que quiere.
3. Evitando tentaciones.
4. Podemos expresar nuestra disconformidad, pero no atacamos la personalidad del niño o valoramos negativamente su conducta.
5. Las rabietas se pasan con la edad.

Es un texto corto y sencillo. Os lo recomiendo. Espero que os sirva a las que estáis como yo.

4 comentarios:

  1. A mi todavía me quedan un poco lejos, pequeñokoala tiene 4 meses y medio, pero me ha resultado muy interesante! Muchas gracias.
    Te sigo!!! Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Mi hijo pequeño en Noviembre cumplió dos años.
    Tengo otra de 9 años, nunca dio ninguna guerra,nunca protestó...y éste...este tiene un genio... que ni tele, ni cantajuegos, ni juguetes, este quiere acción todo el día, y yo no tengo edad, pero después, a cada ratito me dice te tero, te amo...

    ResponderEliminar
  3. María, encantada de compartir contigo, pequeñokoala ya verás que crecerá muy pronto, aprovecha!!
    Mamá Pata, qué ganas tengo de que este peque mío diga te tero, ¡uff, ese día haré una entrada gigante para compartirlo con vosotras! Ánimo con tu peque activo, a mí en el fondo es así como me gustan, jeje.
    Besos para las dos.

    ResponderEliminar
  4. Discúlpame pero la frase "Quiéreme cuando menos me lo merezca porque será cuando más lo necesite" no es de quién dices. La primera vez se dijo en la obra "Dr Jekyll and Mr Hyde". El Doctor Jekyll, antes de convertirse en Mr Hyde se lo pedía a su mujer porque sabía lo que iba a ocurrir.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...