jueves, 17 de febrero de 2011

Mis perros el día del parto de Acher



Osca y Krash son nuestros perros, dos labradores negros. Viven en el jardín y en el garaje principalmente, pero cada día entran algunos ratitos dentro de casa con nosotros, sobre todo en invierno que estamos menos con ellos fuera.

Yo quiero mucho a los dos, pero Krash es especial. El día que me puse de parto me acompañó en mis primeras contracciones, no me dejó sola ni un solo momento.

Era verano, estaba comiendo con Josemi, mi fecha de parto había pasado ya 10 días y al día siguiente si no me ponía de parto natural me lo provocaban. Mientras comía empecé a notar algunos pequeños dolores laterales y detrás en la zona lumbar, eran suaves y entonces no les dimos importancia. Pero eran frecuentes... Terminamos de comer y Josemi se durmió la siesta en el sofá tranquilamente, estábamos ya bastante resignados a que no me ponía de parto de forma natural.

Yo no podía quedarme quieta, los dolores no eran fuertes pero eran constantes. Salí al jardín a regar las flores. Finalizado el riego me di cuenta que aquellos dolores seguían con gran frecuencia y que la intensidad era cada vez mayor, aunque no era doloroso... esto me creaba más dudas todavía.

... parecía que iba a evitar que me provocaran el parto...¡qué ilusión!

Entre risas, le avisé a Josemi. Si sigo así en una hora nos vamos al hospital, no sé si son contracciones o no, pero por si acaso nos iremos... Entre sueños me dijo que de acuerdo... Yo prefería aguantar en casa al máximo, pero como primeriza nunca sabes dónde está el límite. Bueno, por no saber, no sabía ni que eso eran contracciones.

Continué estando por fuera, con Osca y Krash... Y ahora sí que empezaron algunas contracciones más fuertes. Decidí pasear de un lado para otro, y Krash todo el rato al lado mío -Osca es mucho más independiente y alocado-. Me paraba porque venía alguna más fuerte y él allí mirándome... Sabía que algo extraño ocurría, pero no sabía el qué... Los perros son muy listos, me encantaría conocerlos más a fondo, me sorprenden continuamente.

Avisé a Josemi para decirle que esto ahora ya iba en serio... Se despertó de forma inmediata...¡ya se creyó que era verdad que estábamos de parto! A partir de aquí fue Josemi el que estuvo a mi lado, encantador como siempre. Gracias por ser como eres.

Llegamos al hospital, en dos horas estaba totalmente dilatada. Sólo costó que Acher saliera, era muy grande, fue un rato de muchos esfuerzos pero tengo un buen recuerdo...¡con el miedo que yo tenía!

Gracias Krash y Osca. Gracias Josemi. Gracias Acher por llegar a esta casa. Os quiero mucho a todos.

3 comentarios:

  1. Ayyyy me encantan!! Nosotros tenemos una labrador canela Noah. Estuvo a mi lado todo el embarazo, cuando nació Abril paso unos meses algo alejada de no pero otra vez la tengo pegada y me encanta!! Un besito. Bonita historia...

    ResponderEliminar
  2. María, me acuerdo de Noah, hiciste una entrada con ella...es super bonita. Cuánto se dejan querer estos perros! Un besico.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...