viernes, 25 de febrero de 2011

Visita a la granja


Sobre la granja de animales ya hemos visto y leído cuentos, tenemos un montón de títeres de animales, cuando estuvo malito estuvimos viendo el vídeo de los animales de la granja del baby einstein, tenemos algún juego con sus sonidos... ¿Quién no ha enseñado a sus hijos lo que hace la vaca, el cerdo, el gallo?... Forma parte del repertorio "social" que tiene que saber un niño/a, ¿no?

Pues sí, estamos en esta fase... El mundo de la granja nos invade todo el repertorio lúdico de los más pequeños y al final, sin duda reconocen lo que es una vaca, un cerdo, un gallo, una gallina... Como vivimos en un pueblo pequeño, podemos ir a verlos de verdad, para que así cuando los vemos en el cuento sepamos relacionarlos, que no nos quedemos con que la vaca es un dibujito en un papel...

En casa tenemos las gallinas y el gallo. Y muy cerca tenemos varias granjas, de vacas y terneros, principalmente. Hoy nos hemos acercado para verlos. Hasta ahora no lo hemos hecho de forma muy frecuente, porque no tenía mucho interés para él, pero sin duda alguna...¡ha llegado su momento! El tractor, la gallina, el gallo, la vaca, el caballo...ya forman parte de su mundo.


Los tractores le llaman mucho la atención, los vemos prácticamente todos los días por las calles del pueblo y nos podemos acercar a verlos. ¡Tator, tator!


Pero hoy también lo hemos visto en la granja y le ha encantado verlo como trabajaba, como iba cogiendo paja con la pala y la llevaba de aquí para allá.


Le hemos dado de comer a un perro que tenían allí de cuatro o cinco meses...¡qué penita ma ha dado que estuviera encerrado!. Su dueño nos lo ha enseñado y le ha puesto comida... Acher se ha empeñado en que quería darle él de comer... El dueño, muy amablemente ha vuelto a buscar más comida y Acher se la ha dado en la boca, como se nota que está acostumbrado a los nuestros, me gusta verlo así.

Hemos visto las pacas de paja, de heno que dicen en los cuentos, y hemos jugado tirando piedras en el charco.


 Y como despedida, en una tarde como la de hoy, hemos tenido la suerte de que han pasado las grullas justo por encima de la granja, con sus organizaciones y sonidos particulares. Volvían al pantano, están de paso, pronto haré una entrada para ellas, que se lo merecen, me encantan.


Lo hemos pasado muy bien, Acher ha estado muy interesado por todo y ha disfrutado. No se quería ir. Pronto volveremos.

Al llegar a casa, aunque algo tarde, hemos merendado y sabéis qué cuento ha cogido... Este es mi tractor ¡toca, toca!, de la Editorial Usborne.

5 comentarios:

  1. Me encantan las fotos!!!
    Sobre todo la que esta de espaldas mirando alas vacas y las vaca a lo lejos le miran a el, jejejej, es genial!!
    Que guay que tengais cerca estas cosas para que el las pueda ver de primera mano con asiduidad.
    Ruben va a ir a la grana escuela con el cole y esta muy emocionado.
    Leyre ahora esta maravillada con las palomas y gorriones, ya ves tu, pero es que la vuelven loca, jajaja.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué lindo tu peque. Ya imagino que la granja ahora lo invade todo, jejeje.

    Nosotros llevamos días viendo pasar cigüeñas por encima de nuestra casa, qué ilusión!!

    Buen finde y un beso :**

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla de tarde!!! La verdad que es una suerte poder aprender las cosas de esa forma. Un besazo muy fuerte, me encantan las fotos... Que guapo esta!!

    ResponderEliminar
  4. Si que es una suerte que lo puedan ver de cerca, nosotros tambien lo tenemos bastante fácil, lo mejor la madre de una buena amiga que tiene...de todo, pero por ejemplo en mi pueblo, donde tienes mis padres la casa cada vez es más dificil encontrar casas con vacas, cuando yo era pequeña no exagero si digo que la habia en la mitad, pero ahora....la bajisima rentabilidad unido a lo sacrificado que es hace que la gente se busque la vida de otra manera...
    Cerca de casa de mis padres hay una cuadra de caballos de paseo y un tiempo tuvimos la suerte de que el seór que les siega la finca(hoy en dia si te siegan gratis!! te hacen un grandisimo favor.....) tuvo alli un tiempo a una yegua, ahora la llevó a otro lado, estamos deseando que vuelva!
    Acher está lindísimo y aunque no me gusta comparar porqe cada uno va a su ritmo, creo que tiene un progreso espectacular, como se mueve, como juega, cmo imita!!no puedo evitar pensar que a los 18 meses la mia acababa de arrancar a andar!! y eso se nota!!! está espabiladísimo!nosotros estamos en pleno desarrollo de lenguaje, cada vez hace frases más completas, que aventura verlos crecer!
    besinos

    ResponderEliminar
  5. Myriam, seguro que Rubén viene encantado de la granja escuela, se lo pasará genial. Y Leyre ya veo que está como Acher, mirando todo el día al cielo!!

    Bajo el diente del león, me imagino que disfrutaréis mucho con las cigüeñas, también son super bonitas. Nosotros tenemos una torre a 25 metros de casa, en alto, donde ya han llegado algunas cigüeñas y siempre están volando por encima de casa...¡nos encantan! ¡son tan bonitas!

    María, pues sí que es una ventaja poder aprender las cosas así. Los pueblos tienen ventajas e inconvenientes, pero esta es una de las ventajas.

    Borboleta, qué suerte tenemos de tener próximos los animales, porque se aprende de una forma diferente. Es muy movido y le gusta mucho jugar, se entretiene con todo, por eso parece muy espabilado...pero vamos, dentro de la normalidad. Me imagino que la evolución en el lenguaje debe ser una pasada verlos...jo, una frase casi completa tiene que ser una pasada!! Nosotros con el lenguaje hemos visto un gran avance en este mes... Estamos disfrutando mucho y como dices...¡toda una aventura verles crecer!
    Besicos para todas.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...