lunes, 7 de febrero de 2011

Volvemos a la nieve. Raquetas en Portalet (II)

Ayer domingo habíamos hecho planes... Nos vamos pronto hacia Tramacastilla y cogemos la pista que lleva a La Partacua. Queríamos ver la prueba de Pirena, una competición de trineos o esquís tirados por perros que atraviesan los Pirineos de oeste a este. No lo hemos visto nunca y ya que lo tenemos a una hora y poco de casa nos apetecía ir. Nos cogemos las raquetas y nos damos un paseo por allí mientras vemos la prueba...¡nuestros planes prometían!

Madrugamos menos de lo esperado y llegamos algo tarde. Subimos por la pista en coche hasta llegar a un primer aparcamiento donde nos obligaban a dejar el coche. Cinco kilómetros quedaban hasta llegar. ¿Qué hacemos? ¿Mochila, comida, raquetas, pañales, ganas...? Uff, nos damos media vuelta. El día era estupendo, cambio de planes, cinco kilómetros caminando, más cinco de vuelta...¡no merecía la pena! Queríamos hacer raquetas.

Nos vamos al Portalet. Cruzamos la frontera francesa y allí mismo hay mucha más nieve que en el lado español. Buen ambiente, la mayoría franceses, haciendo raquetas o esquí de travesía. Algún grupo familiar con trineos pasando un buen domingo.

Nos preparamos. Son más de las doce y media de la mañana, decidimos comer algo para empezar a dar el paseo en raquetas...


Hizo un día estupendo, buena temperatura pero tampoco excesiva, la nieve estaba fenomenal. Un excelente paseo de dos horitas y poco, suficiente.


Eso sí, con alguna parada que otra hasta que Acher se quedó completamente dormido en la mochila... Necesitaba agua y un poco de tetita para dormirse... Sin problemas, todo listo para tomar.




Seguimos camino, disfrutando ahora sí de la soledad, porque por la parte de abajo estaba repleto de gente.. ¡Menudo día!...que a gusto estuvimos...



Llegamos al coche...¡organización! Comemos otro poco, nos cambiamos, recogemos... todos colaboramos. Acher guarda sus cosas en su mochila.


Pero no podía ser todo tan bonito e idílico...
Domingo, nieve, día estupendo de sol = ¡mogollón de gente!
La vuelta en coche fue dura, lo que es una hora y media como mucho de viaje se convirtió en tres horas de reloj... ¡Atasco! Bajaban todos los esquiadores de las pistas... ni me imagino como debían estar!


Menos mal, que aunque no es habitual en mí cuando salimos de viaje, había cogido algún juguete y algún cuento para Acher. A partir de ahora, siempre me llevaré algo por si acaso... El viaje de vuelta, lo llevó bien, yo empecé sentada delante, pero cuando llevábamos ya un rato parados me pasé detrás y jugamos un ratito, escuchamos música, teto, agua...


Al final dormidito hasta casa...

Y en casa, nada más llegar a reponer fuerzas con papá...


Fue un buen día, pero cuando estábamos en el atasco pensábamos... si nos hubieran dicho que íbamos a tener estas tres horas de vuelta, seguramente nos hubiéramos quedado en casa. Pero bueno, como nadie nos avisó...¡pasamos un día genial, genial!

1 comentario:

  1. Que día tan maravilloso!!! Las fotos son espectaculares!!! Y tu niño es para comerselo, precioso. Te tengo que mandar un Mail xq este verano estamos pensando pasar las vacaciones en la montaña, por donde vosotros vivís, por si te apetece recomendarnos algún sitio donde establecer nuestro campamento base! Jejejr. Un besazo

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...