lunes, 7 de marzo de 2011

Preparándonos para la primavera...

Es domingo, nos quedamos en casa. El día prometía, aunque empezó con frío, el cielo estaba despejado y no se movía ni una hoja. Queremos que el invierno llegue a su fin y esperamos con los brazos abiertos la primavera, pero somos conscientes de que aún nos quedan algunos días fríos... Pronto por la mañana reponemos leña.



Tras despertarnos de la siesta, aprovechamos la estupenda tarde que hacía...¡como nos íbamos a quedar dentro de casa! Tenemos pendiente la poda de los rosales y de las lavandas, y además queremos limpiar los geranios que tenemos guardados del verano pasado. Salimos a trabajar, son las cuatro y media de la tarde, buena hora.

Empezamos con los geranios... Han aguantado el invierno refugiados, necesitan una buena limpieza y abono, pero sobre todo ya tenemos muchas ganas de sacarlos para que les de bien el sol. Pero decidimos que no los sacamos todavía, no nos arriesgamos, posiblemente venga todavía alguna helada.


Las lavandas las podamos después de la floración, pero después del invierno me gusta darle una poda más.
Los rosales necesitan una segunda poda, la del final del invierno...¡nos atrevemos a hacérsela ya! No hemos hecho todos, nos queda tarea pendiente para esta semana.

Con el carretillo ayudamos a papá y mamá..., llevamos la lavanda que podamos de aquí para allá.


Papa coge los huevos de las gallinas, Acher y krash están muy interesados... Se los enseñamos.

Entre ayuda y ayuda, Acher va teniendo sus ratitos de juego con papá y/o mamá...

Papá le lleva en la carretilla.
Jugamos con el arenero, aunque la tierra está muy húmeda.

Jugamos con la mesa de arena y agua...¡que ganas de ponerle ya agua!
Y otra vez a trabajar!! Nos vamos con papá a buscar leña fina, que va muy bien para encender el fuego.




¿Qué hora es? ¡Son las siete y media! Uyyyy, vámonos ya para dentro... Acher necesita hoy un buen baño. Chispas, el gato, nos sigue a distancia corta...


Las gallinas ya están preparadas para dormir en su palo... Les decimos buenas noches.


Mientras mamá baña a Acher, papá nos prepara una tortilla de patata. Cenamos todos juntos y a las nueve y poco a dormir. Mamá se queda dormida con Acher.

9 comentarios:

  1. Que bonita esta entrada a modo de cuento! Como se disfruta con los peques haciendo las labores del jardin! y que chulo el gallinero! Nosotros queremos poner gallinas también, pero será un poco más adelante. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Que entrada más bonita!!! me ha encantado!!! Vuestra casa es preciosa, y vuestros perros, y la gata... TODO!!! que guay!!! y el peque es para achucharlo y no parar, que lindo! Me alegro de ese domingo tan productivo! Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Que te puedo decir?
    Me encantan las fotos, me encanta donde vives, me parece un entorno tan ideal y diferente del mio!!!!
    UNa maravillosa tarde de Domingo, si señor.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Querida Inma, que dulzura de fotos y momentos. Gracias por compartirlos. Gracias por seguirme. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta leer vuestros comentarios...gracias por estar allí siempre!! Me alegro de que os haya gustado la entrada, la verdad es que pasamos una excelente tarde. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Que suerte tiene Acher de vivir rodeado de tanta vida!..bueno y vosotros también....je,je

    ResponderEliminar
  7. Montse, sí que tenemos suerte y lo valoramos cada día, creo que lo sabemos aprovechar bastante bien. Fue una opción de vida que tomamos hace unos años... también tiene algunos inconvenientes, claro está, pero para nosotros las ventajas pueden con todo lo demás. Un besico.

    ResponderEliminar
  8. Nosotros tb tenemos una parcela,y en cuanto nos lo hagan urbano nos haremos la casa que siempre hemos soñado¡¡¡
    Con bichos por todos lados jejeje lo unico que no queremos poner gallinas/pollos porque no somos partidarios de matar animales,y no me voy a encariñar con los pollos y leugo matarlos,uys,para nada seria capaz,y tampoco me los comeria.
    Aunque tiene que ser precioso coger los huevitos calentitos :)
    Si te ve mi hijo las gallinas te las quita todas¡¡¡¡ jejeje que bonicas son¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. María, yo estoy como tú, nosotros no hemos matado nunca ninguna de nuestras gallinas...(las tenemos hace 3 años y pico), todo el mundo se ríe de nosotros, yo también soy incapaz de matar o de que me maten una gallina; ahora tenemos 4 viejecitas y 4 jóvenes. En estos tres años y pico yo creo que se han muerto tres gallinas, una por un rayo y las otras dos supongo que de alguna enfermedad. Mucho menos me como una gallina, uffff!!
    Viejecitas son mucho menos productivas, por eso la gente las mata... nosotros las seguimos teniendo igual, pobrecillas!! Un besico.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...