viernes, 25 de marzo de 2011

Trabajar por un mejor ambiente para nuestros hijos e hijas.

A ratos, cuando puedo y además sin orden, estoy leyendo el libro Aprender a vivir con niños. Ser para educar. De Rebeca Wild.

Empiezo desde el principio, luego me voy a un apartado que me llama la atención, vuelvo a leer algo que me gustó el otro día, he subrayado algunas partes, otras las salto porque no las acabo de comprender... Es un libro que me gusta, que me hace pensar y reflexionar sobre lo que hago, lo que puedo hacer, lo que haría pero no me atrevo...

"Trabajar por un mejor ambiente es un desafío del cual no podemos escapar porque las necesidades de los niños son tan básicas y esenciales como las de una planta que extrae de su entorno todos los elementos para su vida" (Wild, R., 2009, 2ª imp.). Este párrafo lo he leído varias veces, lo tengo subrayado y me ha hecho pensar mucho sobre si yo estoy haciendo algo por mejorar el ambiente en el que se encuentra mi hijo actualmente y sobre todo, me ha hecho pensar en lo que no hago, en lo que podría hacer mejor...

Un niño se nutre del ambiente en el que se cría, de allí va adquiriendo día a día, de forma consciente o inconsciente... Lo más insignificante puede quedar grabado en nuestros hijos y tenemos que cuidarlo.

Cuando hablo de un mejor ambiente me estoy refiriendo a un ambiente de respeto, humano, saludable, educado, ecológico... Supongo que cada uno de nosotros idealiza cuál es su mejor ambiente, no me atrevería a decir que hay una única referencia universal, yo solo os cuento mi punto de vista, totalmente personal.

Y cuando me refiero al ambiente, puede tener dimensiones muy diferentes, nuestra propia casa, su pueblo/ciudad, el entorno familiar, la escuela, las amistades, la sociedad y todo el mundo si quieres. Mi primera reflexión es acerca de su ambiente más próximo, lo que ocurre en su propia casa...

¿Qué cosas hemos hecho o en qué cosas prestamos más atención para tener un mejor ambiente para nuestro hijo? Cosas simples...

1. Me gusta que los materiales que manipula sean lo más nobles posibles, por eso minimizamos los juguetes de plástico. Es imposible eliminarlos porque siempre te regalan alguno que es de plástico, y bueno, tampoco creo que pase nada por tener algún juguete de plástico y ruidoso, aunque yo jamás los compraría.

2. Miramos muchísimo los ingredientes de lo que compramos para comer y cada vez compramos más cosas naturales, locales, ecológicas y de temporada para comer. Esto siempre lo hemos hecho, pero ahora lo pensamos todavía más. Cuando hacemos la compra siempre tienes alguna tentación de comprar algo totalmente manipulado y poco saludable...una excelente estrategia antes de echarlo al carro es leer atentamente sus ingredientes...¡lo volvemos a dejar de forma inmediata!

3. Evitamos que Acher tome todo tipo de chucherías y golosinas (incluidos gusanitos, aspitos y demás). Sabemos que llegará un día que querrá porque lo verá en otros niños, pero de momento lo vamos llevando bien... Los gusanitos y aspitos los ha probado dos o tres veces, porque comían los hijos de amigos o sus primas, y sabemos que le encantan. Pero de momento nosotros no le compramos.

4. Tanto a Josemi como a mí nos gusta la coca-cola (aunque tomamos pepsi, sin cafeína y light!!) y antes, alguna vez para las comidas bebíamos coca cola. Hemos eliminado la coca-cola de la mesa, desde que Acher come con nosotros sólo se bebe agua.

5. Intentamos que mientras hay luz natural, estemos el máximo tiempo posible en el exterior. Y aunque haga frío, estar algún ratito fuera.

6. Yo me muerdo las uñas, jamás las he podido llevar largas... Procuro no mordérmelas nunca delante de Acher. Es una tontería, pero si quiero que él no se las coma, es lo primero que tengo que eliminar; los niños/as son excelentes imitadores!

7. Respecto a las luces de la casa, vigilamos mucho que de la habitación que salimos la luz quede apagada y le hacemos consciente a Acher de ello..."ahora apago la luz porque vale mucho dinero".

8. Sobre el agua... no dejamos el grifo abierto nunca. Con esto tenemos un gran conflicto, porque Acher ahora mismo le encanta el agua, y muchas veces dejamos el agua correr...¡qué dolor! Continuamente le decimos, Acher cierra el grifo que el agua se acabará y se gasta, seguramente ahora no lo entiende, pero por lo menos lo cierra momentaneamente.

9. Nos pedimos más las cosas por favor, decimos gracias, antes no lo hacíamos mucho ni prestábamos atención. Nos seguimos dando muchos besos y abrazos...

10. No son necesarias grandes alabanzas sobre lo que hacemos, intentamos ser más descriptivos, valorando los méritos por nosotros mismos y no tanto para satisfacer a los demás. Esto es difícil, porque cuando son tan pequeños, a la mínima que hacen algo nuevo todos alrededor...¡muy bien!¡muy bien! Es inevitable y es difícil de controlar. Pero cuando estamos solos en casa, normalmente nos controlamos más.

11. La televisión cuando Acher está despierto, intentamos que esté apagada. Si por mí fuera lo estaría siempre...más aún, me atrevería a afirmar que podría pasar perfectamente sin la tele en casa.

12. Damos nombre a nuestras emociones. Si mamá esta enfadada lo dice, si Acher parece contento se lo decimos...

Tenemos muchas cosas pendientes... pero una es muy importante y por eso me voy a centrar en ella y tengo que planificar algo para mejorarla...


El orden de la casa es muy mejorable. Aunque nos gusta el orden, somos desordenados por naturaleza. Aunque estemos todo el día recogiendo y ordenando, nunca parece una casa ordenada. Y eso evidentemente Acher lo ve día a día. Me gustaría mejorarlo mucho. Voy a buscar alguna estrategia, pero no sé si la encontraré... La más desordenada de la casa soy yo, sin duda alguna.

Siempre tenemos muchas cosas en marcha... en el despacho se me juntan mis documentos de trabajo, de varias asignaturas a la vez; mis libros de lectura que siempre tengo varios empezados y andan por ahí; las mil pinturas de Acher; la cola, cartulinas... Tengo un sitio para cada cosa, pero no siempren están allí, soy consciente...

En la cocina también se nos junta todo lo propio de la cocina, más mi máquina de coser con telas, papeles, cajas... La mesa de la cocina es el lugar donde acaba todo lo de la casa, llaves, bolígrafos, chaquetas, herramientas de trabajo, facturas, publicidad... A veces para desayunar o cenar tenemos que estudiar cómo hacer un pequeño hueco en la mesa.

El único cuarto que siempre mantengo ordenado es el de Acher, ese sí que lo tengo totalmente controlado.

Lo peor de todo es que nos gusta tener todo ordenado y pienso que tengo los medios para tenerlo ordenado, pero no lo utilizo siempre. En principio, todo tiene su archivador, caja o lugar en la estantería asignado, pero soy incapaz de guardar siempre cada cosa cuando acabo. Siempre pienso... como mañana lo voy a utilizar lo dejo aquí; pero así una cosa más otra...¡caos total!

No siempre es así, pero hoy es uno de esos días. El desorden nos ha desbordado, hay que buscar solución. Espero encontrarla para que Acher tenga un mejor ambiente en su propia casa, siempre.

9 comentarios:

  1. Me parece una lectura muy interesante. Gracias por la referencia. Aunque tengamos poco tiempo, a mi me encanta leer en cuanto puedo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Inma,

    ya dicen que mal de muchos consuelo de tontos, pero me siento totalmente identificada con todo lo que descrives en tu entrada.

    Desde mi experiencia las lecturas de la Wild son de las que más me han removido las tripas, la verdad es que hay miga para pensar y requetepensar.

    Martí va camino de los 3 años y ahora que ya se ha soltado realmente a hablar es una gozada ver como pide las cosas, como da las gracias, como coge y deja las cosas en su lugar (no siempre), lo colaborador que suele ser (eso se consigue dejándolos hacer a ellos también), como descrive sus sentimientos "estic enfadat", "estic content". El tema uñas, yo también me las muerdo y nunca he logrado dejar de hacerlo, no se de dónde lo saqué (en mi casa nadie se las muerde), Martí empezó en verano a morderselas pero últimamente he visto que ha dejado de hacerlo (después de medio año esta semana se las volví a cortar!). Nunca le dijimos que lo no hiciera, era como una incongruencia, verdad?.

    Gracias de nuevo por tu fantástico blog y tan interesantes entradas que publicas.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la recomendación, papa y yo tenemos varias cosas pendientes. Me has dado el empujoncito que me faltaba para arreglar algunas cosas, gracias Inma. Me gusta mucho leerte, siempre me aportas algo nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Lo que más me ha gustado es la sinceridad con que lo has contado y las ganas de enfrentarte a lo que puede hacerse mejor. El ejercicio de la reflexión nos viene fenomenal.
    Pero las listas que sean cortas, que si no, nos entra un agobio que puede terminar en un harakiri en directo. Esto me lo digo casi todos los días y me viene bien.Tal vez a tí también ;)

    Ana

    ResponderEliminar
  5. Sandra, a mí también me gusta aislarme algunos ratitos para leer, es una forma de crecer día a día.
    Laka, gracias por tus palabras y por compartir, es verdad que estos libros te hacen reflexionar, me gustan. He pasado por tu blog y qué pena que no tengas más cositas, porque vuestra vida tiene una pinta muy buena. Me gusta tu forma de vida, creo que compartimos mucho, mucho..
    María, sabes que a mí me encanta que siempre estés por aquí, eres fantástica. Si tienes cosas pendientes... ya sabes, poco a poco.
    Ana, reflexionar en voz alta me cuesta, porque es plasmar lo que realmente sientes, no siempre me apetece, pero de vez en cuando me va genial, el cuerpo me lo pide. Un sabio consejo, una lista corta. Mil gracias.
    Un besico para cada una de vosotras.

    ResponderEliminar
  6. Encantadísima wapa !!!
    Muy muy interesante, lo apuntaré en mi lista OK ???
    Saludos :D

    ResponderEliminar
  7. Hola Inma,
    lo del blog es mi asignatura pendiente! en casa, internet aún va con manivela (dónde vivimos no llega la banda ancha) así que suelo aprovechar momentitos de descanso en el trabajo o bién en casa de mis padres. La verdad es que me gustaría llevarlo más al día pero actualmente se me hace difícil pero a ver si poco a poco encuentro ese momentito para escrivir y contar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!

    He llegado aquí por el post de hoy.

    Me quedo con el punto 10, me ha gustado mucho y últimamente he visto varios sucesos que me han hecho reflexionar sobre ello. Creo que la base de todo está en la sinceridad. No me gusta ver cómo tratan a los niños como si fueran tontos, con la intención de hacerles felicies, pero es que, en la forma de decirlo se refleja la "mentira" y me parece injusto, aparte que, los niños lo captan todo.

    Sobre el desorden... 100% identificada, cada cosa tiene su sitio pero en el momento, cualquier sitio es más cómodo que el suyo.

    Besotess

    ResponderEliminar
  9. Me parece muy interesante todo lo que cuentas y me siento bastante identificada con ello. Gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...