martes, 26 de abril de 2011

De Juerga a la reflexión... Si me gusta para mí, me gusta para los demás.

23 de abril. Como os conté en la entrada anterior, por la tarde nos fuimos a Erés, aldea que pertenece al Ayuntamiento de Biscarrués, en la provincia de Huesca, Aragón. Una calle, una plaza y una iglesia, poco más. Pero con un encanto especial. 


Celebraban sus fiestas patronales, en honor de San Jorge. 

Fuimos allí porque actuaban los Titiriteros de Binéfar con su espectáculo Juerga, pero una vez allí una no puede dejar de pensar lo que es ese pueblo y esas tierras.


Erés es un pueblo que en el proyecto que presentó la Confederación Hidrográfica del Ebro en el año 1987 para la construcción del embalse de Biscarrués quedaba inundado. Desaparecía. Así de rápido, sencillo y fácil lo ponía en aquellos papeles de hace casi 25 años.

Para las y los que no conocéis Aragón, es una comunidad autónoma de llano y montaña, territorios complementarios que si no se tocan determinados temas parece que estamos unidos. Pero en cuanto sale algún tema como los embalses, las opiniones están divididas... Sin generalizar, los regantes del llano quieren agua y más agua para sus campos, y algunos políticos la opción que les han vendido es la creación de más embalses en la montaña, que recojan sus aguas y las lleven al llano... ¿a costa de quién? Pues de las gentes de la montaña, que verían inundadas sus tierras y destrozado su río, medio de vida para muchos, y por lo tanto tendrían que marchar. Aragón tiene ya varios pantanos que en la época de Franco hicieron que muchas gentes tuvieran que abandonar de forma obligada sus pueblos. Pueblos abandonados con una larga historia que dejaron atrás. Gentes que sus referencias del lugar donde nacieron o vivieron quedaron bajo las aguas de un pantano.


Yo nací en el llano, soy del llano. Y me fui a vivir a otro pueblo del llano. Muchas gentes de mi pueblo de origen y del pueblo donde vivo reclaman ese embalse, lo reclaman gritando y gritando, con fuertes voces. Y tengo que convivir con ello... ¿Pero de verdad no hay otras alternativas? ¡Claro que las hay!


Parece que algunos políticos del poder ya las están barajando...¡ya era hora!, después de tantos años de amenazas y miedos. Parece que hay alternativas: construcción de balsas laterales, modernización del sistema de riegos o la adecuación de cultivos; no parece lógico ver campos de arroz en plena estepa. En la actualidad el proyecto está paralizado por el fuerte impacto ambiental que tiene, aunque lo que se sigue oyendo es su ejecución.

Y siguen gritando...

No lo entiendo, tampoco soy una experta sobre el tema y quizás los argumentos se me pudieran acabar enseguida. Pero en el siglo XXI que vivimos, donde hay unos avances tremendos en todo, ¿cómo es posible que aún haya políticos y gentes que salen a la calle pidiendo la construcción de un embalse, sabiendo que su realización hará que muchas gentes tengan que abandonar su territorio y sabiendo el gran impacto ambiental y paisajísitico que tiene?

¿Alguién se atreve a afirmar que los costes económicos, sociales y ambientales que suponen la construcción del embalse de Biscarrués compensan los supuestos beneficios que se pretenden conseguir?


A las siete y media se leyó en Erés un manifiesto por una Galliguera viva, no nos quedamos porque Acher ya estaba cansado, pero lo he buscado porque lo quería leer. Os lo dejo aquí por si os apetece compartirlo, a mí se me ponen los pelos de punta si me pongo en su lugar, si mi pueblo es amenazado, si las gentes de mi pueblo se tuvieran que marchar y quedara abandonado. Si mi hijo tuviera que abandonar un día su pueblo, sus raíces, por obligación, porque su pueblo o su medio de vida es inundado, abandonado, desaparecido, sin buscar otra solución. Me pongo en el lugar de los que viven allí en esas tierras.

Hace ya muchos años que esta tierra se debate entre la esperanza y la amenaza. Aquí hay personas que desde que nacieron viven en esa pugna entre la prosperidad o la ruina de un territorio. Aquí hay juventud que quiere crecer y hacer crecer con su esfuerzo un territorio cuyo nombre es tributario de un río.
Aquí hay posibilidades reales, oportunidades para quienes trabajen cabalmente a pie de río y ese tesoro de un futuro que sonría a quien con cerebro y corazón apueste por él es algo por lo que hay que continuar luchando. Crecer en estos pueblos no es una fantasía, sino una realidad demostrable. Crecer en la Galliguera es un derecho de sus habitantes que no hipoteca el porvenir de nadie. Crecer en la Galliguera es una verdad tan palpable, que duele tener que defenderla frente a quienes se empecinan en destrozar esta comarca con el pantano de Biscarrués.
Porque nuestros gobernantes deberían conocer las características de nuestro territorio en vez de atender a quién mueve más votos. Tenemos argumentos que avalan la oposición a que se destruya lo más preciado que tenemos, el Gállego, nuestro motor mientras sea río y estamos dispuestos a continuar nuestra lucha por difundirlos, por hacerlos llegar a toda la sociedad.
Para eso necesitamos que los más jóvenes, los herederos de la riqueza paisajística, cultural y económica que significa el Gállego, sumen sus voces y sus puños en alto para pelear por lo que se nos quiere negar. Nadie puede doblegarse ante el avasallamiento de quienes gracias a su poderío gestionan manifestaciones para pedir nuestra desgracia. Nosotros apenas disponemos de otros medios que la buena voluntad y nuestra capacidad para organizarnos, pero nos sobra coraje para continuar en esta batalla. Nosotros somos el río intergeneracional, el río que bajo una pancarta verde y con la campana de Erés ha recorrido y seguirá recorriendo kilómetros físicos y anímicos para transmitir el mensaje de que la Galliguera no se rinde.
Hoy en la fiesta de este Erés, un Erés que ha aglutinado la indignación y la ilusión, una vez más reivindicamos el respeto a nuestro territorio a la par que denunciamos la obstinación en desestimar nuestros motivos para que la Galliguera sea el mapa de nuestra existencia. Pero nosotros sabemos que la Galliguera está viva y por eso escuchamos a nuestro río que recita poemas, llena de luz las retinas, baila en plazas y calles, y nos llama a cada uno por nuestro nombre.
¡Viva la Galliguera! ¡Larga vida al Gállego! Victoria Trigo Bello Para la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos en las IX Jornadas del Río Gállego

Estuvimos allí, con un pueblo que lucha por su existencia, por gentes que gritan sin cesar que esa es su tierra...¡como todos haríamos!

Celebramos las fiestas con los del pueblo y sus visitantes, con los de Biscarrués y con los de Ayerbe, con los de Zaragoza y con los de Huesca, con los de Barcelona y los de Madrid, con franceses...en definitiva, con ciudadanos del mundo que nacieron en algún lugar.


No estuvimos mucho rato, pero el suficiente para hacerme recordar lo que quiero a mi tierra, a mi pueblo y a mi gente. Y si lo quiero para los míos, lo quiero para los demás. Me gusta anclarme a mis raíces, aunque sea ciudadana del mundo. Me gusta tener mi lugar de referencia, aunque a veces deseo con locura ir de aquí para allá. Me gusta tener vivos recuerdos del lugar donde nací, donde pasé mi infancia y mi juventud. Y si me gusta para mí, me gusta también para los demás.

Sé que hoy estoy algo reivindicativa y que he escrito con el corazón, quizás haya sido radical en algo de lo escrito, pero es que de verdad, es lo que siento y al estar en Erés necesito expresarlo, necesito compartirlo.

Quiero para Acher el mejor mundo y sociedad posible... Me gusta luchar para conseguirlo, pero hay veces que desearía escaparme y quedarme en una pequeña burbuja, aislada de todo.

8 comentarios:

  1. Espero todos tus deseos se cumplan, la verdad k de lo contrario, sería una gran perdida...
    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
  2. Uf! que tema tan delicado por aqui! Uno de mis amigos es de Erés, toca en el grupo de La Talega, del cuál hice una entrada hace poco y una de sus canciones van sobre este tema, a mi no me gustaría que me echaran de mi casa para no poder volver más. Que guay los titiriteros, uno de ellos vivía hasta hace poco en mi pueblo, y vinieron un par de veces para fiestas, me encantan! Un besote guapa, y por cierto, si que conozco a Mar, es un encanto pero coincidimos menos de lo que quisiera. Un besote guapa

    ResponderEliminar
  3. Hola, hace poco que descubrí tu blog gracias al foro de crianza natural, y he de decir que me tiene enganchadísima.
    Respecto al tema de los pantanos, te entiendo perfectamente, yo no soy de esa zona, pero es un problema que me llega muy cerca, aquí en Guadalajara también nos pasa, es decir, muchos pueblos yacen bajo las aguas y es una verdadera lástima, esos pueblos quedaron sepultados hace muchos años, intentaron recuperar algunas cosas creyendo que así se solucionaba como trasladando la iglesia a otro pueblo piedra por piedra y cosas así pero ¿que pasa con esas personas que naciron, crecieron y tienen sus raices allí?...parece que a nadie le importa, La Alcarria es una zona muy seca y sin embargo hay bastantes pantanos con el que abastecen de agua el sur de España, un agua que las gentes de la zona no se benefician. Hace poco, en el pantano de Sacedón, de lo seco que estaba se podía ver al pueblo antiguo sumergido, y pensé eso mismo, la lástima que da que muchas personas tuvieran que dejar sus casas a la fuerza.

    Un abrazo y enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  4. Espero que todo vaya bien! Estos dias he estado por tu tierra, mis padres son de aquí. Me encanta ir a visitarlos!!!Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me pongo en el lugar de esa pobre gente y se me ponen los pelos de punta! yo no vivo donde me crié por culpa de la burbuja inmobiliaria, y echo mucho de menos vivir alli, pero aun puedo ir y recorrer sus calles, enseñarle a mi hijo el colegio al que fui, etc...me imagino no poder hacerlo y me dan los siete males...

    Espero que las alternativas de las que hablas sean una realidad y no tenga que desaparecer ningun pueblo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por informarnos acerca de este tema. Lo que conocía siempre ha sido a través de alguna noticia que se da en el telediario nacional y muchas veces es incompleta y te deja a medias. Siempre me ha parecido increible que se pueda desmontar un pueblo de buenas a primeras, aunque se les de otra casa en otro sitio, supongo que tiene que ser duro. Espero que se encuentre una solución en la que tantos unos como otros queden contentos, que tema tan complicado. Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Chicas, muchísimas gracias por vuestros deseos.
    Sé que es un tema polémico, pero sentía la necesidad de expresarlo, de dar mi humilde punto de vista. Gracias por compartirlo.

    Ruth, encantada de tenerte por aquí y de compartir juntas. Ver los pueblos cuando los niveles de agua están bajos es algo que me sigue impresionando y que por mucho que lo vea, la vista nunca se acostumbra. Gracias por compartir lo que ocurre en otra zona y que es lo mismo, más de lo mismo. Gracias.

    Marisol, qué ilusión que tus padres sean de por aquí... Bueno, bueno...¡quizás algún día nos conocemos!

    Supermama, me encanta tu reflexión; no es lo mismo marchar pero sabiendo que tus referencias y raíces están allí, que marchar para siempre y borrar el lugar donde naciste y/o criaste. Ojalá las alternativas lleguen a ser una realidad, ojalá.

    María, es verdad que las noticias muchas veces se quedan a medias y además en un tema como este que es tan complicado. Ahora estamos en época de elecciones y algunos de estos temas vuelven a salir a la luz... ¡ya veremos qué pasa!

    Un besico para todas y de verdad, mil gracias, por compartir conmigo esta entrada, me ha hecho especial ilusión.

    ResponderEliminar
  8. Tus palabras me han llegado al alma. Tienes toda la razón del mundo. Es increible que en el siglo XXI que vivimos se plantee siquiera tal destrucción paisajistica, cultural y social, ese daño a los habitantes del pueblo que dejaria de existir, para que otros vivan mejor. Hay que encontrar otra solución para conseguir ese agua tan necesario para algunos, pero sin destruir a otros.
    Te sigo desde ya y me quedo por aqui.
    Un beso
    Mayra

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...