lunes, 16 de mayo de 2011

Día de nostalgia...San Isidro Labrador en Sariñena


Ayer estuvimos en Sariñena, ya que se celebraba la fiesta de San Isidro Labrador... Una escapada que decidimos a última hora...¡qué bien hicimos!

Son las fiestas pequeñas del pueblo, donde las pandillas se reúnen unos días antes para preparar sus carrozas; sobre un remolque se hace un armazón de cañas o similar que se reboza con ramas de chopo y se adorna principalmente con rosas, muchas veces las carrozas se acompañan de pequeños poemas que hacen referencia a la fiesta.

Este año había un montón de carrozas, ya que al caer la fiesta en domingo, muchas pandillas de jóvenes que están estudiando fuera se han animado a venir y hacer carroza.


Las carrozas se reúnen en la plaza de la Iglesia y desde allí comienza la romería que traslada a la Virgen de las Fuentes a la Ermita de Santiago, esta parte nos la hemos perdido porque evidentemente llegamos más tarde.

Concentración de carrozas, el año pasado en Sariñena.
Fotografía del diario Altoaragón 2010
Llegamos a la ermita pasadas las once de la mañana, todavía se oía el dance de fondo. Pero entre cambio de pañal, coger mochila y saludos varios, cuando llegamos el dance se había terminado; una pena porque es una tradición que me gusta ver, otro año será.

Justo empezaban las jotas, con una organización informal, canto y baile amenizaba la jornada; las niñas de la escuela municipal salieron al escenario a bailar como novedad de este año.


Acher miraba atentamente la actuación, eso sí, saboreando el rico bollo que reparten (con un saborcito a anís estupendo...)


Hemos recorrido todas las carrozas y todos los tractores...¡cómo ha disfrutado Acher con tantos tractores! Azules, rojos, verdes, naranjas y amarillos... para gustos colores; grandes y pequeños; nuevos y relucientes y viejos con solera, con encanto...¡una gran variedad!




Nos han dejado subir a uno de los tractores y hemos investigado todo los que hemos querido...



Y como no, hemos estado un buen rato en la zona de juegos. Tobogán arriba y tobogán abajo, y con un perrito simpático que le ha encantado.


Hemos acabado viendo la carroza de Mapi, que después de 8 años han vuelto a hacer carroza...¡qué suerte! Además le dieron un toque especial con esas macetas colgantes...¡muy bonita!



Para mí es un día de recuerdos, de tradición y sobre todo de muchos encuentros. Algunas veces soy perezosa para saludar a la gente que hace mucho que no veo, soy así y es inevitable, ya hace unos años que me fui de Sariñena; pero siempre hay personas a las que me apetece saludar y ver, charlar un pequeño ratito con ellas, saber cómo nos va la vida.

El año pasado nos organizamos con las amigas de siempre, con las amigas del pueblo, aunque ninguna vivimos allí e hicimos una comida...Lo pasamos muy bien, nos juntamos un montón entre mayores y pequeños. Pero este año no hemos organizado nada, lo he echado de menos.

Es un día de amigos, de comidas en pandilla en la propia ermita, por el río o en casetas... Pero aunque las tradiciones siguen allí, hay veces que la vida te va cambiando...

Volvía a casa en el coche con un sentimiento de nostalgia de aquellos años en los que estaba integrada totalmente en la fiesta, aunque de eso ya hace muchos, muchos años. Cuando el diseño de la carroza era toda una ilusión, el ir a cortar chopo, rebozar la carroza, ir a buscar rosas... y con el frescor de la mañana, rematar el trabajo bien hecho. La mañana de la fiesta en la carroza, lo importante que es tener un lugar de referencia. Finalizar la fiesta destrozando la carroza y pasando una estupenda jornada en el río: comida, baño, siesta...

Ahora para mí son recuerdos y les toca disfrutar a otros, muchos de ellos más jóvenes, pero también otros que han sabido mantener un gran nexo con su pueblo, que las circunstancias de la vida se lo han permitido o han hecho lo posible para tenerlo.

Me gusta que mi hijo conozca las tradiciones del pueblo de mamá, aunque sé que es muy pequeño; pero no quiero que Sariñena para él sea un lugar desconocido, al fin y al cabo siempre será mi pueblo.

6 comentarios:

  1. Como tuvo que disfrutar Acher con los tractores! Nunca he bajado a Sariñena en San Isidro, tengo amigos de allí y ayer sí que estuvieron. Un año pasé trabajando con el coche y vi las carrozas subir a la ermita. Debísteis de pasarlo muy bien! Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  2. Pues que bonita la tradición no?? Me parece genial que le enseñes a Acher costumbres de tu pueblo, es importante saber de donde venimos mostrador cosas que para ti, en su momento fueron importantes. Además os hizo un día genial no?? Me alegro muchísimo. Un besito fuerte

    ResponderEliminar
  3. Que dia!! Menudo plan!! Es bonito que el peque vea las tradiciones de tu pueblo, que sigas llevandolo a los actos festivos y asi poder continuar con la tradición.... Yo tengo ganas de llevar a mis tortuguitas a las fallas, no han estado nunca, pero con lo que son seguro que me la montan con los petardos... a ver si algun año nos hacemos el animo...

    ResponderEliminar
  4. Qué precioso!! Me encanta, seguro que Acher disfrutó muchísimo y quién te dice que dentro de unos años no es él el que decora una carroza...

    ResponderEliminar
  5. Hola, si te gusta la novela romántica, te invito a pasar a mi blog porque estamos celebrando un sorteo de dos novelas románticas. Espero que te apuntes. Un besito. Buen lunes.

    El rincón de los sueños perdidos

    ResponderEliminar
  6. K gay, k bien lo pasais, os "envidio".
    Un besote wapa :D

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...