martes, 23 de agosto de 2011

Pintura de dedos en botes pequeños... ¡una locura!


Cuando pintamos en casa lo solemos hacer con botes grandes de pintura que echamos cada color en su plato, así está acostumbrado Acher, no solemos mezclar los colores, tanto con las témperas como con la pintura de dedos. Pero... ayer descubrió unos botes pequeños de pintura de dedos que tenía sin empezar guardados en una caja al fondo de la estantería. Sintió una gran atracción hacia ellos. Pues los usamos... ¡allá vamos!

Con la novedad no pude quitar ninguno de los colores... ¡sacamos todos, los seis!


¡Pero qué horror son esos botecitos utilizados así! ¡qué ruina!... se gasta casi toda la pintura, se mezclan los colores. Una lástima.


Pero son los que más se venden y claro... ¡el resultado puede ser toda una incertidumbre! No me extraña que haya familias que censuren las pinturas y que no quieran pintar con sus hijos/as.

Como experiencia sensorial me parece perfecto, me encantó, pero para algún día puntual, poco más... aunque Acher reconozco que disfrutó de lo lindo, eso sí.


Inocente de mí, puse la mesa en la cocina para pintar, para así aprovechar un ratito e ir haciendo conservas... pero la verdad, que con el panorama que había... ¡poco pude hacer! Evidente.

Acabó desnudo totalmente para no manchar el pañal, le puse unos cartones en el suelo para rematar la actividad y que pintara lo que quisiera allí, se pudiera pintar él mismo...

 
Tras acabar, rápidamente una ducha y recuperar los restos de pintura que quedaron en los botes... poco, poco, poco. Tengo claro que no vuelvo a comprar estos botes, salen carísimos.

19 comentarios:

  1. Jajajja jajajaja jajajajaj me encanta Acher todo pintado y en pelotichi!!! La verdad es que tienes razón, para niños tan pequeños que mezclan todo "sin piedad" jajaj tienen que salir bastante caros. Lo mejor es lo que tu dices, comprar botes grandes y echarle un poquito de cada en botecitos más pequños. Me apetece probar la pintura de dedos con Abril pero no se si aún es demasiado pequeña, probaré y si no funciona lo dejamos para otra vez. Un besazo

    ResponderEliminar
  2. ME he estresado sólo de ver tanta pintura!! jajajaja! Es broma. El pequeño se lo ha pasado en grando embadurnandose las manos. Eso es lo que les gusta a los niños

    ResponderEliminar
  3. Que divertido, jejjee (desde la barrera). Recuerdo alguna tarde asi, con Teo. Como a laia le daba repelus tocar la pintura siempre fue todo muy relajado, pero a teo lo de pintarse el cuerpo tambien le va. Y desde entonces, si, botes grandes y pintura en platitos.

    un abrazo (y gracias por los premios!!!)

    maite del adivinacuantotequiero...

    ResponderEliminar
  4. jajajaaj me parto parece un poster gigante lleno de pegatinas de estrella jjajjaj
    La verdad que que gasto, pero asi te sirve de esperiencia!

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajajajaja ya sé de dónde sale mi miedo a la pintura de dedos, nosotros pintamos con estos botes... voy a tener que comprar de los tuyos a ver si nos va mejor!

    ResponderEliminar
  6. Mi hijo suela acabar también pintado de arriba a abajo. Le echo pintura en unos platitos pequeños pero yo creo que piensa que es maquillaje corporal y lo de pintar en el papel parece que no le va mucho

    ResponderEliminar
  7. jajajaj, me he acordado de mi primera experiencia como profe y esas pinturas, imaginate lo de Acher pero.... con 20 niños y sin ducha.... casi se me quita la vocación. Ahora me rio pero con 21 añitos me sentí morir.... jajaja. Ahora utilizo unos botes grandes de medio litro y los botes pequeños (o cuencos del ikea) y se los voy rellenando, es verdad que son más mayores y María (con casi 4 años ya), es capaz de limpiarse con las toallitas los dedos cada vez que cambia de pintura. Sigue probando y disfrutando con Acher. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la última foto, se ve que lo pasó genial!!! Qué de ideas, Inma, qué maravilla...

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué divertido!!!! Para él, claro, desde otro punto de vista lo veo super estresante, jajaja, pero desde el suyo tiene que ser de lo más divertido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. He decidido que no te voy a comentar siempre...porque siempre digo que Acher es una monada y está pa comérselo!!! Y siempre te digo a ti que eres un mamá multitareas, entiendes de todo hija. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Qué desastre tan divertido! A mi un día se me ocurrió sacarle las pastillitas de acuarelas y han acabado todas del mismo color, je, je!

    ResponderEliminar
  12. que lindas fotos!! tenes un pequeño artista en tu casa =)
    te deje un premio en mi blog

    ResponderEliminar
  13. La primera foto tiene algo de especial, que me encanta. Bueno.. la verdad, casi todos hemos usado de esas pinturejas al menos una vez, para divertirse, ensuciarse y pringarse...no esta mal... para lo demas.. bueno, no es suficiente.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Las que todavía no habéis comprado pinturas de dedos, no compréis esos botes!! Comprar grandes y los echais en platitos pequeños... Bueno, como experiencia de un día está bien probarlo, qué Acher disfrutó un montón!!jeje

    Paola, mil gracias por el premio, pero me he plantado y no cojo más premios, que no los sé gestionar bien y me agobio..., pero mil gracias por acordarte de mí, eh?

    ResponderEliminar
  15. Qué gusto ver a Acher!!
    Pero me quedo sin palabras al pensar en la situación...

    ResponderEliminar
  16. Me encanta! Lo comparto en mi facebook! =)

    ResponderEliminar
  17. Creo que esos son los que tengo yo, jajajaja, pero le puse un poco de pintura en hueveras y asi evité un poco el desastre. Aún así, metía el pincel y luego lo sacudía, jajajaja, imagináte.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...