jueves, 29 de septiembre de 2011

Viejo. Admiración y respeto.


Mi madre dice que he recogido las últimas almendras que dará este almendro, centenario, que ha compartido con nuestra familia toda la vida. Yo tengo esperanza, pequeños rechitos verdes en lo alto nos demuestran que todavía tiene vida.

Aspecto de vejez, color grisáceo, escasas flores en primavera, frutos escasos, sombra ninguna, corteza agrietada. Pero seguimos teniendo una gran admiración y respeto hacia él.

Acher ha subido conmigo pero enseguida se ha bajado...susto, susto -decía-


Frutos pequeños, pocos, pero muy sabrosos...

Pelarlas un ritual... Acher lo ha hecho por primera vez, con mi ayuda, no tenía suficiente fuerza.

Quitar la piel que queda...


 Y un golpe...


Una preciosa tarde de septiembre, calurosa, visita al espacio familiar, mis orígenes...una recarga de energía positiva.

16 comentarios:

  1. HOla! me he topado con tu blog q es muy bonito. Ya te sigo. Ojala pases por el nuestro y si te gusta también lo sigas: coni-baby.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. es precioso, mágico, imponente... espero que el año que viene os sorprenda con unas cuantas hojas y quizás alguna almendra más :)

    ResponderEliminar
  3. Qué precios. Cuántos pequeños habrá visto creces esta maravilla de árbol

    ResponderEliminar
  4. Sabes nunca vi una tan grande, no se si sera por ser de otra "clase" de los del sur, o simplemente es enorme. Uno de mis momentos favoritos es cuando todo el campo esta lleno de almendros en flor ... este año los llevaremos a ellos a disfrutar tambien.

    ResponderEliminar
  5. Qué precioso árbol! Espero que os siga acompañando muchos años más. Besikos!!

    ResponderEliminar
  6. Que lindo Inma!los árboles son esos viejitos sabios, que todo lo ven, todo lo saben.Claramente un lindo momento para compartir con tu pequeño. Ojalá le quede fuerza a ese viejito bello para que compartan más historias juntos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por compartir estos momentos y este viejo árbol, hermoso y sabio.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Que arbol mas grande y bonito, una pena que ya sea muy viejo :)
    un beso!

    ResponderEliminar
  9. Que bueno Inma, nosotros estubimos haciendo lo mismo pero con un nogal. A ver si encuentro el momento y lo posteo!!! Un besuko

    ResponderEliminar
  10. Me encantan estos árboles viejos, por su aspecto y por lo que han vivido a su alrededor.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bonito!! Tengo debilidad por los árboles viejitos, y hay muchos, muchísimos que cuando ya parecen vencidos retoñan. Seguro que esas poquitas almendras estaban mejores que ninguna.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. "Retoñarán aladas de savia sin otoño,
    relíquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida
    porque soy como el árbol talado, que retoño
    Y aún tengo la VIDA"
    Miguel Hernández

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado compartirlo con vosotras... mami Wendo, bienvenida por aquí. Besos.

    ResponderEliminar
  14. No me cabe la menor duda que a un arbol como este despues de tantos años hay que homenajearlo y amarlo es parte de la familia y de la naturaleza

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...