miércoles, 26 de octubre de 2011

Tardes de otoño.


El otoño ya ha llegado, hoy un día soleado pero fresco, con restos en el ambiente de la lluvia de ayer... escasa, esperábamos algo más.

Lavanda seca, con intenso olor todavía, se entremezcla con las hojas caídas del liquidámbar.


Seguimos jugando en el exterior, hoy hemos disfrutado con el arenero y con el tractor que nos dió su primo Rafa, nos encanta heredar juguetes que nos gustan.


El agua empieza a estar limitada, pequeñas regaderas nos acompañarán a partir de ahora.


 La noche nos avisa de que es hora de entrar en casa... 

El hogar encendido, su olor y calor nos recuerda que el frío se acerca y que el verano se escapa.

Entrar en casa, directo a la librería y a disfrutar de un ratito al calor del fuego, el resto de la casa está algo fría.

Fuera botas, fuera cazadora, ya estamos en nuestro refugio...


Tardes de otoño, seguimos vuestro ritmo, nos acomodamos, nos adaptamos. Disfrutamos juntos.

15 comentarios:

  1. Ayre hizo por primera vez fresco de verdad aquí, a las 19:30 nos tuvimos que volver a casa porque empezaba a lloviznear. tengo en mente muchs actividades caseras. Tengo que empezar a planificarlas. Que buena tarde Inma, me encanta vuestra casa... No hay nada como el calor de un hogar verdad? Un besito

    ResponderEliminar
  2. Como me gustan las tardes de otoño, fresquitas pero secas...aqui llueve muchísimo, llevamos tres días de mucha lluvia al que hoy se le ha sumado el viento loco!...Se acabó el calor, que ya tocaba!

    ResponderEliminar
  3. Andabamos todos con ganas de que viniera de verdad el otoño y ahora que empieza a hacer frio... donde está el calorcito?? Qué pereza me da!!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito es el otoño, con sus olores, sus colores....

    Acher está precioso!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Lo mejor del otoño, para mi, las tardes de costura al lado de la chimenea...

    ResponderEliminar
  6. yo ya tenía ganas de que empezara el otoño, que calentitos frente a la chimenea, me encanta

    ResponderEliminar
  7. Ayer hizo fresquito, si, si.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Qué casualidad! Ayer ya no me pude resistir más y encendí por primera vez la chimenea... y me tocó limpiar los cristales para poder disfrutar del fuego.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Qué bonito es lo de heredar los juguetes... Así se les da un poquito más de vida ;)
    Nosotros también estamos apoltronados alrededor del fuego de la chimenea... Y qué se puede hacer mejor en estos frios días? ;)

    ResponderEliminar
  10. qué envidia da esa chimenea y ese calorcito tannn acogedor......
    ahora hay que organizar los días de otra manera para no volvernos locos dentro de casa...

    ResponderEliminar
  11. Cada estación tiene su mágia y su encanto pero sólo se puede percibir desde la sensibilidad y a través de los sentidos y sentimientos.
    Las tardes de otoño de Acher son calmadas y llenas de amor, ternura, juego y recogimiento en el calor del hogar; son algo, tan mágico, que jamás las podrá olvidar. Besos sinceros!

    ResponderEliminar
  12. Que bien has trasmitido hoy esa sensación de otoño!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Inma....me voy a coger un tren y me voy a plantar en tu casa pero ya!!! Jajajaja.
    A Acher le trae sin importancia que sea verano o invierno, gracias a ti se lo pasa bien en cualquier época del año!

    ResponderEliminar
  14. Que acogedora.. la chimenea despues del frio de la calle.

    ResponderEliminar
  15. Usualmente paso mis tardes solos en casa, haciendo cosas segun mi estado de animo en ese momento, no tengo familia asi que no sabria opinar sobre esto, pero gracias

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...