lunes, 28 de noviembre de 2011

Escapada a la playa y Barcelona


Este fin de semana nos hemos escapado a la playa, mis padres viven allí una gran parte del año y nos fuimos a verlos. Había sido el cumpleaños de mi madre y me apetecía celebrarlo con ella, aunque solo fuera soplar unas velas en un trozo de torta, nada más.

Llegamos el viernes por la tarde y Acher enseguida estuvo jugando con sus abuelos, estaba emocionado y muy simpático. Disfrutamos muchísimo. Por la noche decidimos que según a qué hora nos levantáramos el sábado, nos iríamos a Barcelona. 

Y para no variar, eran poco más de las ocho de la mañana que Acher y yo ya estábamos levantados. El día era largo... Cogimos el tren los tres y nos fuimos a Barcelona, nos apetecía pasear por la zona de la catedral, ver los puestos y mercados y estar unas horas entre la multitud. 

Acher sólo había ido en tren una vez y prácticamente no lo recordaba, toda una experiencia para él.


Estuvo muy tranquilo y observador todo el viaje.


Llegamos a Barcelona, comenzamos caminando pero al rato ya subió a la mochila con mamá, fuimos muy a gusto los dos. Paseamos entre la multitud, me encanta Barcelona para escaparme así... una mañana o un día cualquiera. Ya está el ambiente navideño en la calle.

Acher se echó una pequeña siesta antes de comer en la mochila...


Y al final, cuando casi llevábamos 2 horas de paseo empecé a notar que este pequeño hombre que tengo en casa... ¡ya pesa lo suyo! ¡Un descanso! Nos fuimos a comer unos pinchos... Recuperada continuamos el paseo y a media tarde de vuelta para casa. Cogimos el tren, tetita al poco rato de salir y Acher durmió en brazos todo el viaje de vuelta.

Despejado de su siesta en el tren, llegó a casa con una gran energía y tanto su padre como yo... ¡con dolor de cabeza! Ya digo yo que la ciudad no es para mí.

Jugó sin parar y como no, al dominó con su abuela, es todo un experto ya!


El domingo fue muy calmado: desayuno, visita a la playa, coger unas conchas, jugar, pasear, coger limones, comer una rica paella, siesta y ¡regreso para casa!
 
En casa de mis padres el zumo de naranja matutino es un ritual y Acher se apunta enseguida a hacer el zumo con su abuelo.
Nos fuimos a la playa. Corrió y corrió hasta llegar a la orilla...


Con su abuela.


Jugamos con el agua y la arena. Cogimos algunas conchas (bueno, las cogí prácticamente yo todas).


De repente, echó a correr sin parar ni mirar atrás. ¿Hacia donde? Hacia la estructura de juegos que habíamos visto antes... ¡fue directo! Dejó la orilla, el agua y las conchas.


Y de allí nos fuimos a ver los peces... ¡como le gustó!


Al llegar a casa de los abuelos lavamos las conchas para llevárnoslas después a nuestra casa.

 
Tras una rica paella para comer, una siesta compartida con Acher en el sillón y un ratito de juegos, cogimos el coche de nuevo para regresar a casa. Un fin de semana intenso y muy familiar, hemos estado muy a gusto y hemos disfrutado mucho viendo a Acher con sus abuelos.

Hoy lunes, vuelta a la rutina... ¡que paséis una buena semana!

22 comentarios:

  1. Me alegro por vosotros.
    Da gusto veros disfrutar tanto.

    ResponderEliminar
  2. Que finde semana más bueno!!! Que caritas de contentos, sois una familia maravillosa, que lindo Acher en la mochila, jugando, durmiendo, que guapisimo está... Despues de un fin de semana así uno empieza la semana con las pilas puestas! Un besito

    ResponderEliminar
  3. Buena semana a vosotros también!! yo ya no lo puedo acarrear, pesa demasiado para mi!! dependo ahora más del carro que antes, porque si hay que caminar mucho se cansa....

    ResponderEliminar
  4. Que bien! tengo ganas de que los mios anden para poder hacer alguna escapadita. Que mi madre tambien vive en la playa. A ver si para la primavera nos estrenamos en alguna excursion, esque mover tres bebes es bastante engorro y todavia no me he atrevido a ir a ningun sitio.

    ResponderEliminar
  5. Identifico perfectamente la playa en la que estabais ... Para Jan y Pau la estructura de juego a la que fue Acher es visita obligada !!! Les encanta realizar todo el recorrido una y otra vez.

    Me encantan las visitas a la playa fuera de temporada, está todo tan tranquilo ...

    ResponderEliminar
  6. Que chulis las fotos!! y que bien os lo habéis pasado no? sobretodo Acher!!Saludos

    ResponderEliminar
  7. Menudo fin de semana mas familiar!!! y cuanta actividad!! Me alegro por vosotros, es una forma de recargar las pilas...

    ResponderEliminar
  8. Menudo fin de semana. Tengo que reconoceer que me encanta la playa fuera de temporada bañista, o sea, cuando hace fr´´io y no hay aglomeraciones de gente, jejeje. Y también me gusta mucho pasear por Barcelona; siempre descubres algún rincón nuevo, en el que no te habías fijado nunca, una calle desconocida, una tienda maravillosa... soy persona de extremos: tanto puedo vivir en un pueblo de 15 personas, como estar a gusto en una loca-ciudad como Barcelona. En fin...
    Por cierto los pantalones bombachos de la flor los hiciste tú? Puedes poner una foto donde se vean bien?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ayyy, que nostalgia me ha encontrado al verte pasear por esas calles de Barcelona. Y es que me encanta BCN! Recuerdo cuando vivía en BCN que muchas mañanas cuando salía de casa, al abrir la puerta del portal pensaba: "el món als meus peus!". Me encantan las grandes urbes: eso sí para pasar unos días, para el día a día me quedo con mi pueblucho de 20 habitantes.
    Un besoku bonica!

    ResponderEliminar
  10. Que fin de semana mas bonito, me encanta ver a los nenes con los abus, ademas os hizo buen tiempo no?

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué fin de semana tan estupendo. Qué envidia (yo me lo he pasado con un resfriado impresionante, en casita).
    Es estupendo ver lo que disfrutan los niños en la playa.
    Por cierto, tienes un premio en mi blog.
    http://anuskayaroa.blogspot.com/2011/11/dos-premios-especiales.html

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué genial fin de semana, inma!! Y cuántas experiencias especiales para Acher. ¡Que ganas tengo de ver el mar en vivo y directo, tengo mono!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Preciosa entrada y vivencias y experiencias muy parecidas a las nuestras! Besos mil!

    ResponderEliminar
  14. Jo, como me hubiese gustado conocerte. Aunque cuando se va de visita familiar y más siendo los abuelos, los amigos son secundarios. Me alegro mucho por vuestra preciosa escapada.

    ResponderEliminar
  15. que chulas las fotos y que bien lo teneis que haber pasado!!

    ResponderEliminar
  16. Inma! Que maravillosa escapada! Yo ya muero de ganas de ir a la playa, en las vacaciones de diciembre nos vamos a Cancun, ahi vive mi familia, hace un año que fuimos a ver a los abuelos y estoy segura que esta vez se sorprenderan de ver a mi peque tan grandote. Besos!

    ResponderEliminar
  17. Ayer no puede meterme pero sin duda... esta entrada tenia que comentarla. La imagen del abuelo y Acher es simplemente... PRECIOSA, como le mira, me enternece. Me gustan vuestras pequeñas escapadas.
    un saludo:)

    ResponderEliminar
  18. Qué finde tan intenso! Nosotros tenemos la playa tan cerca que casi no nos acordamos de ella. Habrá que hacer excursioncilla. Besikos!!

    ResponderEliminar
  19. Qué fin de semana más chulo Inma, qué bien poder contar con una familia tan unida

    Que sepas que te leo siempre aunque a veces no pueda comentar, un abrazo :)

    ResponderEliminar
  20. Jo¡ Menudo fin de semana mas bueno¡ Se nota que Acher ha disfrutado un monton.. y los abuelos habran estado encantados con el¡
    besos.

    ResponderEliminar
  21. que buen blog. Felicidades

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...