miércoles, 9 de noviembre de 2011

Lo que no se ve y lo que no se conoce... ¡no se quiere! Vídeos y televisión

Hoy he recogido el reproductor-grabador de DVD... bueno, lo he escondido en un cajón.

"Se ha estropeado, se lo ha llevado un señor para arreglarlo", sí, sí, soy consciente de que le he mentido a mi hijo.

Desde hace unos meses cogemos 2 DVD's cada quince días en la biblioteca, normalmente Caillou y Baby Einstein, alguna vez (pocas veces) Pocoyo o Barrio Sésamo. Se suman a dos vídeos que tenemos de la Escuela infantil (clases, fiestas, etc.) y uno que ha descubierto últimamente de cuando su mamá, o sea yo, era pequeña, un DVD familiar donde pasamos viejas cintas de Super 8 que teníamos grabadas.

Nunca me ha gustado que Acher viera vídeos, siempre ha sido como último recurso, normalmente lo pedía cuando se encontraba cansado y era como un descanso para él. Podíamos pasar varios días sin ver ni un solo DVD y nunca más de una hora diaria, él mismo se cansaba y dejaba de verlo.

Pero en estos últimos quince días... ¡lo estaba pidiendo en cualquier momento! Estamos haciendo mucha vida en el salón, donde está el hogar, nuestro fuego calentito y allí mismo está la televisión y el DVD. Bueno, quizás exagero un poco, y no es a todas horas cuando lo pide, pero sí mucho más frecuente que antes... No me gusta la actitud pasiva ante un aparato de televisión, me da igual que sea viendo un vídeo. Por suerte, la televisión no la ha visto todavía, no sabe que existen canales infantiles... ¡menos mal!

Sí, ya sé que con los vídeos también pueden aprender, pero les absorbe de tal forma que me preocupa... ¿Vuestros hijos cuando están delante de un vídeo o de la televisión os contestan si los llamáis? ¡Acher ni aunque te pongas delante!

Esta última semana ha querido ver montones de veces ese DVD familiar... al principio me parecía super entrañable..., le encanta ver a mamá... sí, sí, mamá con ocho o nueve años. Pero es que a cualquier hora quiere que se lo pongamos!

Hoy por la tarde nos ha pedido vídeo, pero el aparato no estaba... ¡se ha puesto a llorar! Le he explicado que estaba estropeado y se ha quedado convencido. Ya no lo ha pedido ni echado de menos en toda la tarde.

Hemos jugado en el salón y hemos leído muchos cuentos. El aparato de la televisión no le llama la atención, menos mal. En el ordenador también ha visto alguna vez algún vídeo (cantajuegos y algún otro que buscamos en youtube), pero como está en otro cuarto, sino entramos él ni se acuerda.

Me parece pequeño para razonar con él el uso del televisor o del vídeo. Mi opción ahora la tengo clara, vídeo fuera. Y si por mí fuera... ¡la televisión también iría fuera! Desde que nació Acher, podría asegurar que no he visto más de 2 horas la televisión... pero a mi chico sí que le gusta y por eso la tenemos, hay que respetar el gusto de todos.

Si el vídeo no lo ve... ¡no lo pide, no lo quiere!
Si el ordenador no lo ve... ¡no lo pide, no lo quiere!
Si los programas infantiles de la televisión no los conoce... ¡no los pide, no los quiere!

¿Cómo gestionáis este tema con vuestros hijos/as?

25 comentarios:

  1. Nosotros la tele la vemos un poquito a la hora de la cena, el capítulo de Calliou. El ordenador lo usamos mas, sobretodo en la merienda, es donde ponemos las canciones en inglés, pero n o se lo pongo y me voy, se lo pongo y juntos bailamos las canciones y hacemos juntos las coreografias y las bailamos. O aprendemos las partes del cuerpo... es nuestro merienda-libros pero con videos en ingles.
    Ya sabes que el mio prefiere un libro a ver cualquier cosa o jugar a lo que sea.
    De toda formas creo que todo en su justa medida es bueno.

    ResponderEliminar
  2. los míos tienen unos 10-15 minutos después de cenar y antes de subir a leer un cuento conmigo. El resto del día nada. En mi casa la televisión está apagada. Esto creo que es importante, sólo se enciende para ver algo puntual. Desde luego ellos no piden poner la tele a otra hora del día que no sea la suya.

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy buena tu decisión. Yo no tengo tele ni dvd desde hace 3 años y la verdad es que estoy super contenta con el cambio que hicimos: se habla más (pareja o hijos, se aprovecha más el tiempo, se hacen otras cosas. Tengo claro que el dia que tenga hijos seguiré sin televisión ya que con Internet ves lo que quieres y cuando quieres (ahora ya si con anuncios pero solo al principio).
    Es un poco antiguo pero me gustó mucho el libro "Televisión y educación" de Joan Ferrés.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Yo creo más en la autorregulación, si te soy sincera. Muchas veces los niños pasan épocas de atiborrarse a una cosa, y lo mismo puede ser un vídeo que un libro, que un juego. Lo que creo que sucede es que nosotros, los mayores, nos agobiamos pensando en que es una costumbre ya fija que le va a durar toda la vida. A mí me pasa con los ordenadores a veces. Hay días que pueden pasar 8 horas con el ordenador, y por dentro confieso que me entran los siete males, pero lo cierto es que luego se pueden pasar 20 días sin tocarlo. En cualquier caso, si no estás cómoda, lo de retirar el vídeo me parece mejor opción que controlar el tiempo de "consumo" de vídeo. Ya se sabe que, cuando un bien es escaso, más se desea. Yo esto lo tengo comprobadísimo con la televisión, el ordenador y las chucherías. Los niños de amigos que tienes restricciones estrictas en estos campos parece que tuvieran siempre síndrome de abstinencia. Mis hijos no tienen esas restricciones y, ya te digo, tienen ordenador, Wii, vídeo y un armario en la cocina con chucherías, y sin embargo la mayoría de los días ni abren el ordenador, ni juegan con la Wii ni ponen un vídeo ni comen ninguna chuche. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. PUes la verdad que mi hija de 25 meses ve mucho los canales infantiles, es lo unico que se ve en esta casa. Pero a mi no me preocupa, ella hace otras cosas mientras los ve... juega con sus juguetes, tratea la casa... etc. No es que le absorva el cerebro y por supuesto si la llamo viene enseguida... solo le gusta caundo salen doraemon, o algun otro ^^

    pocoyo es su preferido, solemos ponerselo cuadno vamos en coche en el portatil colgado de un soporte para dvd portatil...

    No creo que sea algo malo, yo siempre he visto dibujos infantiles, y es algo que me gustaba, he sido de las niñas mas inteligentes siempre de la clase y he tenido mucha imaginacion jajaja

    pero claro, cada uno decide sobre lo que ven sus hijos ;)

    ResponderEliminar
  6. Uufff que tema tan dificil y que ultimamente me tiene con la mosca detrás de la oreja... Nosotros se lo ponemos un poquito a la hora de la comida y otro poquito a la hora de la cena. A mi madre le digo que no quiero que le ponga la tele y normalmente lo cumple... Hasta hace bien poco pasaba de la tele pero ahora le presta atencion y le gusta, se que es algo muy dificil de gestionar y tengo muchas dudas internas... Y despuyes de este post más... Ufff gracias corazon! Un besito

    ResponderEliminar
  7. Mi mediana es una teleadicta, si por ella fuera estaria todo el dia viendo la tele y ademas es que la imnotiza... es una pasada, no atiende a nada, con Acher... Osea que en mi casa solo se ve los dibus para el desayuno, muy a mi pesar mio, porque se le olvida que tiene el colacao delante. Prefiero que juguen a las muñecas, libros, y demas a que vean la tele... hay que controlarlo mucho.

    ResponderEliminar
  8. Creo que has hecho bien

    Nosotros empezamos a ponerle canciones de los teleñecos en el ordenador hace un mes o así (tiene casi 18 meses), y cada vez quiere verlas más veces y durante más tiempo. Hemos decidido dejar de ponérselas, porque pensamos que es mejor que dedique tiempo a hacer otras cosas.

    En casa no miramos la tele desde que la peque empezó a prestarle atención y no la echamos en falta para nada, pero en casa de los abuelos o de algunos amigos la tele está encendida casi las 24 horas del día, aunque no la miren y la peque se queda embobada viéndla.

    Este es un tema muy complicado. Estaré atenta a los comentarios que te hagan.

    Besikos!!

    ResponderEliminar
  9. Pues en casa también tenemos la tele racionada. Sólo la encendemos un rato durante el desayuno y otro rato antes de ir a explicar los últimos cuentos y a dormir. Ellos lo tienen muy claro y durante el día ni se acuerdan de ella !!!!

    ResponderEliminar
  10. Pues yo tengo los canales infantiles tambien disponibles, y ya tienen sus favoritos pero creo que es mas las melodias que aparecen en ellos que los dibus en si.
    Unai es mas tranquilo y si le interesa y apetece se espachinga en el sofa a verlo, si no como Bruno los mira puntualmente. Por lo que se los pongo en desayuno mientras yo ando en la cocina y otro ratito en la cena.
    No me gusta tenerla de fondo, por lo que la quito y les pongo musica para bailar y que se olviden de ella, luego ya sin musica juegan tranquilos.
    Has hecho bien si asi te sientes mejor, aun que creo que es algo que no debe preocuparte porque Acher esta muy acostumbrado a entretenerse sin ella.

    ResponderEliminar
  11. Nosotras también la tenemos racionada, desde que empezó a tener conocimiento y mirarla (porque cdo era bebé sólo existía mamá) pues la apagamos, pasan los días sin encenderla. Nosotros la veíamos en la comida y la cena, porque el resto del tiempo siempre se sacaba un rato para hablar, en el paseo diario o así. Pero ahora el paseo diario parejil no existe, y la tele sólo para desayunar "Caillou" o "Dora" (un cuarto de hora) y en la comida (cdo estoy sola, que me resulta más fácil gestionar el tema, para poder recoger la mesa después y tal). ASí que la mayoría de días, sólo por la mañana, incluidos los papis.

    ResponderEliminar
  12. La tele es un medio más para divertirse y aprender, el problema está en la dependencia que se crea entorno a ella. Hay que estar atentos y si es necesario establecer un horario.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi hija tiene 4 años, no tenemos tele, le ponemos en el ordenador de vez en cuándo dibujos; dora, caillou...y claro que le gusta! se queda hipnotizada, cuándo vamos a casa de los abuelos y ve dibujos mientras come es casi incapaz de coger la cuchara de lo embobada que está,no sé si es porqué no está acostumbrada a verla o si lo haria de igual modo...no sé yo creo que lo importante es controlarlo, y seguro que al ofrecerles otras actividades para hacer con ellos prefieren jugar con nosotros.

    ResponderEliminar
  14. Estoy muy de acuerdo con lo que comenta Gemma Alonso pues en casa también funcionamos con la autorregulación, de hecho respetar los ritmos y los intereses de aprendizaje es eso, convivir todos en armonía, respeto y autorregulación (de todos/as).
    Yo no soy, para nada, partidaria de las prohibiciones ni los horarios establecidos, dado que generan ansiedad y deseo; si no quiero que se peguen a la TV, trato de pautarlos ofreciéndoles otras alternativas de juego que les llamen más la atención que lo que están viendo en la pantalla, ahora bien si lo que ven es educativo y positivo, lo respeto y participo para sacarle todo el jugo, dado que es algo que les interesa.Creo en el buen uso pero no en el abuso, con lo que me miro los recursos audiovisuales como lo que son: recursos y en nuestras manos está aplicar el buen uso o el abuso.
    TV para que los niños/as no molesten y sin control del adulto es de lo más negativo y nocivo que hay, pues se empapan de "mentiras", sobretodo, publicitarias y, además, corren el riesgo de convertirse en seres pasivos sin creatividad, ahora bien y lo digo por experiencia, si sabemos usar estos recursos audiovisuales, de forma moderada como los demás, aprovechando los aspectos positivos y educativos que nos ofrecen, nos sirven de ayuda para conseguir un buen desarrollo social e intelectual de nuestros/as hijos/as pues aprenden a usar los medios y a ser críticos ante ellos! Besos y gracias a todas, a ti Inma por la entrada y a todas las demás por vuestros comentarios. Un placer leeros!

    ResponderEliminar
  15. Quizas sea porque no he pasado la experiencia de ser madre y porque a mi edad se suele abusar de la television o del portatil, pero no lo veo de la misma manera que tu. Si, es cierto que ver la television en exceso te crea una dependencia pero un par de ratos al dia mientras estes haciendo la comida, recogiendo algo, no es malo, considero yo. Ver la television no es malo si no se hace en exceso, y para tenerlos un rato entretenidos mientras la madre hace cosas, me parece bien.

    Es lo que yo creo, tambien, sin experiencia alguna en esto de criar a un hijo.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
  16. Cuando nació Africa ya hacia 5 años que vivíamos sin tele; ella es una niña muy sensie y es muy difícil encontrar algo que no la asuste o ponga triste en algún momento (aún hoy con 5 años cumplidos), probablemente no tendría estos problemas con Caillou o Pocoyo, pero nunca he visto el motivo para "iniciaría".
    Ella, cuando se encuentra delante de una TV la mira, claro, pero cuando empieza a ver cosas que no le gustan o bien se esconde debajo de la mesa (si estamos en un bar) o bien pide que la apaguen si estamos en un domicilio.

    Cuando tenia 3 años su tío le regalo una colección de documentales de animales (los pequeños salvajes) esto si le gusto y había días que miraba 3 episodios seguidos, pero se le

    ResponderEliminar
  17. Hola,
    Tengo una peque de 20 meses, en casa vemos muy poca televisión y ella así lo ha asimilado desde siempre. En casa hacemos muchos juegos improvisados, manualidades, jugamos con juguetes educativos, leemos, bailamos, cantamos...
    Fuera se relaciona estupendamente con otros niños del parque, etc.. con lo cual no me preocupa que a veces me pida un poco de tele, tanto si es babyeinstein, como cantajuegos, como canales infantiles. Es más, creo que son necesarios como complemento de todo lo demás, por supuesto que racionalizado, no más de un cierto tiempo al día (y tampoco todos los días).
    Mi peque, desde hace poco está entusiasmadísima con Pocoyo. Le gusta ver los dibujos e imitarlo pero sobretodo le encanta un libro que le regalaron de Pocoyo. Me dejó alucinada cuando identificó todos los dibujitos (sin fallar uno) de un vocabulario que incluye este libro y algunas cosas las había aprendido con la tele.
    Incluso cuenta los números del 1 al 5 en inglés con Pocoyó. (Aunque nos pongamos con ella, creo que para ellos es importante hacerlo con su personaje favorito).
    Como te comentaba más arriba, creo que desde mi punto de vista, la tele no es mala si la racionamos y complementamos con otras muchas actividades, es más, creo que en cada etapa puede ser bueno que tengan a un personajillo de estos como "ídolos".
    Creo que el negar, en muchas ocasiones, puede llevar a otras consecuencias.
    No creo que deba preocuparte, aunque nadie como cada mamá para saber lo que le conviene a nuestros peques. Tienes un blog fantástico por el que te felicito y por los artículos que he leído (que han sido bastantes) tu hijo se ve con muchas capacidades para entretenerse, divertirse y crecer con multitud de opciones.
    Perdona por todo el rollo pero es la primera vez que te comento y el post invitaba.
    Saludos de la jirafa

    ResponderEliminar
  18. Ups! se cortó; sigo...
    ... se le paso y ahora hace meses que no ve nada de nada.
    El ordenador es diferente, y el mobil, ahí el limite esta cuando ke empiezan a picar los ojos (que es enseguida, no más de 20 minutos)

    Creo que has hecho bien, es mejor ocultar que prohibir.
    Lo de la autorregulación yo lo veo relativo, todo depende de cada niño. Las pantallas son adictivas pero, como con casi todo lo adictivo, hay personas que sucumben muy fácilmente y otras que apenas les afecta, cada familia debe valorar en que grupo cree que están sus hijos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Inma, he intentado comentar un par de veces, pero no se porque no se cuelgan, veamos si hoy tengo más suerte.

    Yo tengo dos hijos, uno de doce y otro de dos. El mayor tiene problemas de socialización y comunicación, se le detectó cuando con tres años casi ni hablaba. Al principio le puse y le fomenté mucho la tele y los videos, por una sencilla cuestión, porque de esa forma aprendió un montón de vocabulario, aprendió frases y cuando y como se utilizaban y aprendió como se relacionaba la gente (aunque fuera en el mundo de los dibujos). Resultado, tengo un hijo que habla por los codos, que en ocasiones pienso que cuando no decía nada se estaba muy bien y que es un adicto a la tele. Que le guste no quiere decir que si le dices que se tiene que apagar o no se puede ver por tal cosa o que es hora de ir a dormir te monte ningún numerito. Al contrario, si se lo dices y explicas no hay problemas, incluso la pone y luego se va ha hacer otras cosas y se cierra. Desde hace unos años tiene tele en su cuarto, se la puse cuando se hizo más mayorcito durante un fin de semana que no estaba en casa. Le cambié el cuarto, le puse estanterias nuevas, un escritorio y una tele con dvd. No veas la sorpresa cuando vino. Eso sí, le dije que si quería tener cuarto de niño mayor tenía que tener responsabilidades y normas, una de esas normas era el uso y horarios de la tele en el cuarto. Si alguna vez he tenido algún problema que no me ha obedecido, se requisa el mando y se desenchufa la antena durante unos días.

    ResponderEliminar
  20. (Sigo que no me ha cabido todo)
    El peque evidentemente ha crecido conociendo el mundo de la tele y el ordenador. Le gusta mucho ver peliculas y le encanta cuando viene de la escoleta que le ponga algo de Tigger mientra mamá aprovecha para poner la lavadora y preparar las meriendas. En ocasiones protesta porque quiere ver dos cintas, pero si le razonas o negocias con él puedes jugar y luego vemos algo después. También puede que le deje ver otra y luego toca jugar. Una más y ha está ¿vale?

    Con el mayor ya me plantee esta pregunta y te diré que lo que no se debe hacer es dejarles a ellos el poder de ver lo que les pase por las narices. Hay padres que con tal de que los dejen les meten cualquier cosa. Hay que saber lo que ven (aún de pequeños) hay que aprovechar para hablarles y comentar lo que hay y evitar programas o peliculas que consideres nocivas o que no pueden asimilar por su edad. Hemos de ser realistas, en el mundo en que vivimos es dificil evitar que un niño conozca esto, igual que sería ridículo pretender que fueramos en carro con caballo al cole porque así no gastamos gasolina y con el abono del animalito los tomates están más buenos, o que pretendieramos no usar la lavadora porque lo de lavar en el lavadero público o en el rio es más ecológico. Hemos de ser realistas, el niño se va a encontrar con eso, en un bar, en casa de otros amigos, incluso en el colegio. ¿Que mejor manera entonces que enseñarles desde pequeños como se tiene que manejar y dosificar?. Si Acher en vez de darle ahora por la tele le hubiera dado por los libros y se pasara todo el día con el libro sin moverse y sin contestarte ¿le habrías quitado la biblioteca?

    Los niños entienden muchas más cosas de las que creemos, lo único es que en ocasiones tenemos que negociar con ellos o explicarselo de forma que ellos lo entiendan. Yo volvería a sacar el dvd, pero le diría que el aparato ha estado enfermito y lo han tenido que arreglar. El señor que lo ha arreglado ha dicho que para que no se vuelva a poner malo y estropearse sólo se puede poner tantas veces o sólo una peli o sólo a la hora de merendar (lo que decidas) que si el aparato no descansa se puede volver a romper y estar otra buena temporada sin él. Si te protesta por la noche dile que el dvd también tiene que dormir como los niños para poder hacer bien su trabajo cuando Acher quiera verlo mañana.

    Por lo que respecta a que ahora se ha obsesionado con una o varias cintas te diré que esto es lo más normal en un niño, tienen temporadas en que todo es una cosa o todo es otra. En el fondo a nosotros también nos ocurre a veces, un día nos pega por arreglar aquello de la casa que está tirado desde hace tiempo y nos pasamos una buena temporada pensando como, mirando como planeandolo, haciendolo y hasta que no esta no paramos con ello y somos casi monotemáticos... pues algo parecido pero en otro ambito es lo que les pasa a ellos, piensa que además es algo nuevo... como no quieres que les enganche

    Tranquila, tienes un niño precioso, encantador y sanote, que además tiene la suerte de tener una mamá con una inteligencia, imaginanción, ilusión y capacidad de improvisación que le sabe potenciar y hacer sacar lo mejor que lleva dentro. Hay muchos peques que no tienen tanta suerte. Un beso y hasta otra.

    ResponderEliminar
  21. Yo, mas que de la autoregulación soy más partidaria de que todo es bueno pero en su justa medida. En mi casa si se ve tele y piratilla ve dibus a la hora de desayunar o merendar, yo creo que malo no es, aunque no le veo obsesionado, ve un ratito Dora o la casita de mickey mouse y se cansa y se va, si viera que se queda ambobado con la pantalla o que lo pide, seguro que tomaria medidas pero de momento no pasa de un complemento mas como los juegos, cuentos etc lo que si me tiene preocupada es la tremenda obsesión que tiene de bebe con los móviles y cámaras de fotos, si ve un móvil deja todo lo que está haciendo para ponerse histérico porque lo quiere, lo suelo tener fuera de su vista y hacerle fotos es dificilísimo porque se empeña en coger la cámara en cuanto la ve. Claro los móviles no es algo que pueda apartar de su vida porque en casa no hay fijo y todo el mundo tiene...
    Resumiendo que opino que mientras no se convierta en el centro de su vida y se vea una relación de dependencia no estoy en contra de las nuevas tecnologías de hecho creo que forman parte de nuestra vida hoy en día y que las deben saber utilizar con medida...

    ResponderEliminar
  22. Hola Inma!, me pasa como a ti, a mi también me agobia la obsesión que puede llegar a tener Lola por ver vídeos y más vídeos, en nuestro caso vídeos de cuando era chiquitita, que es prácticamente lo único que ve. Así que yo intento prescindir totalmente de tele (de por sí no tenemos) y dibujos animados, y es cierto que cuando no los ve, no los quiere. El teléfono de papá, con algún juego, también la tiene loca, pero al menos son juegos para pintar, vestir algún muñeco... me parece algo más interactivo, aunque me sigue sin gustar demasiado. Buff, es un tema complicado...

    ResponderEliminar
  23. Muchísimas gracias a todas por vuestros comentarios, extensos y con una importante reflexión detrás.
    No es un tema fácil, me parece muy complicado, de verdad. De momento el más complicado de gestionar, sobre todo pensando que Acher tiene dos añitos y dos meses solamente.
    Yo soy partidaria de la autoregulación, creo que mi tendencia va por allí, pero en tan pequeños no sé si son capaces.
    Partimos de que a mí personalmente la tele no me gusta... ¡y eso me marca muchísimo! Sé que mi hijo no tiene que ser igual que yo, pero desde mi punto de vista, ahora con la edad que tiene Acher, hay muchas actividades con una mayor riqueza a nivel motriz, de imaginación, creatividad, artístico... que le aportan mucho más que la tele.
    Tengo que leer mucho más sobre el tema, necesito tener más claro todo. Me habéis ayudado mucho, con opiniones muy dispares muchas veces que me han hecho posicionarme en la reflexión.
    De momento el vídeo queda guardado, las tardes así son muy tranquilas... hacemos actividades muy variadas, leemos más cuentos, teteamos en calma, jugamos de forma libre y sobre todo estamos mucho en el exterior hasta que cae la noche.
    En casa no ponemos nunca la tele cuando Acher está despierto, a Josemi le gusta la tele pero sólo la pone por la noche cuando el peque duerme. Las horas de las comidas, incluida la merienda, las considero sagradas para hacerlas en familia... un momento cómplice... La tele no pueden formar parte de ellas.
    Quizás siguiendo algunos de vuestros consejos, más adelante lo vuelvo a sacar..."ya estará bueno", pero me tengo que sentir segura de lo que hago, de momento no estoy nada convencida.
    Quizás soy algo alarmista y reflexiono en exceso sobre este tema, pero de verdad, muchos niños de los que conozco alrededor son muy adictos a la televisión y me da pena que en tardes soleadas de primavera, por poner un ejemplo, un niño/a se pegue mucho tiempo delante de la TV o de un ordenador con un vídeo... La imaginación, la creatividad, el contacto con la naturaleza, la capacidad de esfuerzo y sobre todo una actitud activa en la vida, para mí en esta sociedad se están perdiendo de forma importante... Y creo que la televisión tiene parte de culpa. No sé... son reflexiones en voz alta que quizás no tengan mucho fundamento, pero son pensamientos que tengo por aquí que hacen que me sienta confusa en la gestión de este tema.
    Como en todo, presente en muchas de vuestras reflexiones, en su justa medida tampoco puede hacer ningún mal, eso está claro, pero nos tenemos que sentir todos a gusto!
    Poco a poco iré aprendiendo a gestionarlo, ya os iré contando.
    Mil gracias de nuevo por vuestras aportaciones, todas, estando más o menos de acuerdo, me habéis hecho reflexionar de forma importante. Mil gracias!

    ResponderEliminar
  24. Inma, a pitufo le encanta pocoyo, ahora le esta empezando a gustar caillou y hasta las pinguinos de madagascar. Nosotros lo usamos como ulitmo recurso tambien, pero si le das a elegir... un video o un juego.. prefiere el juego, por eso no me preocupa mucho. Pero a veces lo uso cuando tengo que hacer algo.. como recoger la casa, cocinar o planchar. Es mi aliado ;D
    besos¡

    ResponderEliminar
  25. yo coincido con Annie, el otro dia estaba sola tenia que lavarme el pelo y hacer algunas cosas urgentes en casa y recurrí al video de los payasos de la tele. Creo que también ayuda el que vivas en una casa con espacio y jardín y en un pueblo, en mi caso con un piso pequeño en una ciudad con pocos parques encima, a veces es complicado hacer actividades al aire libre....

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...