domingo, 1 de enero de 2012

Pinzas y garbanzos


Seguimos con diferentes actividades y materiales para trabajar la vida práctica de la pedagogía Montessori. En este caso continuamos con el trabajo de la pinza, que posteriormente le servirá para facilitarle el aprendizaje del manejo del lápiz para la escritura, pero sobre todo me gusta por la capacidad de concentración que exige y de motricidad fina, en especial coordinación óculo manual. También me parece interesante el trabajo matemático que podemos hacer sin darnos cuenta, contando los garbanzos que ponemos, mirando los que faltan, concepto de lleno y vacío...


Tenéis todo el proceso de la actividad en el blog de Celine, Montessori hoy, de una pinza a una ventosa.

Necesitamos:
Una pinza
Garbanzos
Base antideslizante de la bañera (con ventosas) puesta del revés.
Un cuenco para los garbanzos.

Las pinzas que utilizamos nosotros son las de su cocinita, también podéis utilizar de las de hielos o incluso mejor, si sois capaces de encontrarlas -yo no las encuentro-, las de los terrones de azúcar.

Se presenta la actividad al niño según la metodología Montessori. Acher no tiene mucha paciencia para la explicación y enseguida quiere probarlo él, por lo tanto nosotros lo hacemos a nuestra forma: simplemente le explico los materiales, le muestro tranquilamente como se hace con uno o dos garbanzos y él continúa haciéndolo. 

Tiene capacidad de concentración para hacerlo completo, aunque combina las pinzas y los dedos... ¡todo sirve!
Finalizar el trabajo completo es emocionante, pero cada niño llega a donde llega, ellos deciden cuando terminar.
Después dejamos de nuevo los garbanzos en el cuenco, cada uno busca su estrategia... ¿de uno en uno? ¿con los dedos? ¿con la pinza? ¿o todos a la vez? Acher se decanta por esta última... ¡también necesitamos precisión y concentración!


Y una de las rutinas que hemos ya adquirido desde que hice el curso de pedagogía Montessori con Celine es el del trabajo con las bandejas... ¡me parece magnífico! Sin darte cuenta, lleva al orden y la calma.


Acher coge y deja sus bandejas con autonomía, está el rato que quiere con ellas y sin que yo se lo diga, las deja en su sitio.

7 comentarios:

  1. Me gusta esta actividad, poniéndolos en las ventosas; necesita más concentración que al pasarlos a otro cuenco.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy descubriendo ahora el material Montessori y me encanta, sobretodo viendo que muchas actividades las podemos improvisar a nuestra manera con cosas que tenemos por casa.
    Muchas gracias por la idea, me parece sencilla de preparar y con muchas posibilidades.
    Ademas a mi niño le encantan las actividades con garbanzos, je,je.
    Me pasare por el blog que has comentado.

    ResponderEliminar
  3. Que actividad mas buena, no?!
    Voy a comenzar a recopilar actividades Montessori para ellos, segun su edad.

    ResponderEliminar
  4. me gusta¡ Probare a hacerlo con pitufo ;D

    ResponderEliminar
  5. Es una actividad que les requiere mucha concentración, a mí me gusta mucho! Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...