sábado, 4 de febrero de 2012

En busca de una panificadora... ¿conseguido o no?

07:55 Suena el despertador ¡Rinnnnnnnnnn, ringggggggggggg, ringggggggggggggggg!
¡Mamá, mamá, despertador!

Acher decide levantarse con mamá, nos vestimos y lo puedo convencer para que él se quede en casa con papá desayunando y mamá se va a Huesca a por la panificadora. Por si acaso la entrada y la espera era tal como me la imaginaba, prefería ir sola.

08:20 Cojo nuestro querido auto con olor a comida de perros y gallinas (Acher y papá fueron a comprar ayer y aún estaban allí los sacos)... ¡qué hare yo un sábado a estas horas!

08:40 Llego al aparcamiento del Lidl. Tres coches solitarios, supongo que de trabajadores/as que hay allí. Aparco y me quedo dentro del coche. Cuatro grados bajo cero hay en el exterior, nublado y con viento... ¡un día para estar en casa durmiendo tranquilamente!

08:45 Llega un coche rojo con dos chicos dentro, apagan el motor y se quedan allí tranquilamente.

A partir de aquí, un coche tras otro va llegando, todos la misma rutina, apagamos el coche y a esperar. Alguno lo enciende de vez en cuando para calentarse. Miradas entre unos y otros, unos leen unos papeles, una chica se come un rico bocadillo, dos señoras charlotean entre ellas, todos tenemos un mismo fin... ¡conseguir una panificadora!

09:00 Llega la liebre suelta. Un chico llega en su coche, aparca, mira a los ocho o nueve coches que estábamos allí parados. Decide bajar del coche, coge un carro y se va a la puerta del Lidl... ¡han soltado a la liebre!

09:00:02 Todos los coches se van abriendo y salen de ellos seres humanos rápidos y bien abrigados con guantes, bufandas y gorros... ¡quedan 15 minutos para que abran todavía! ¡estamos locos, con el frío que hace!

09:01 Empieza una larga espera. Un frío del carajo, conversaciones y risas a veces sin sustancia... ¡y todo por una panificadora! Una fila de unas 10 personas se ha hecho de inmediato, sin ningún orden, unos con carro y otros sin él.

09:05 Empiezan a caer pequeños copos de nieve que por lo menos a mí me ha alegrado un ratito la espera.

09:06 Preguntas sobre dónde están colocadas las panificadoras al entrar, cuántas habrá... ¡nuestro mundo reducido en ese momento al dichoso aparatejo! Dudas sobre si lo conseguiremos o no.

09:10 Van llegando más coches y más personas a la fila, ya estaremos más de 20. Aunque parezca mentira, es la primera vez que hago fila para entrar a un establecimiento, soy totalmente novata en esto, ni rebajas ni "mandangas".

09:12 Salto sobre mi sitio para quitarme el frío que poco a poco se va metiendo en el cuerpo. Me recuerda mis temporadas de atleta popular, parecía la posición de salida de una competición. Bueno, más aún de alguna carrera de orientación: la búsqueda de estrategias para llegar antes que los demás.

Tras varios minutos más de espera... ¡se abren las puertas!

09:15 La liebre con su carro entra la primera, dos chicos van detrás, invaden un pasillo. Nuestro objetivo está al fondo... ¡estrategia! Cambio de pasillo y puedo echarme una pequeña carrera (¡recuerdo de nuevo mis tiempos de atleta!). Todos desorientados observamos alrededor como en un juego de pistas, he cogido la primera posición, una chica al lado mío todo el rato... "yo voy contigo, confío en ti que parece que sabes dónde está"... "intuyo que por aquí" le digo yo a paso ligero... ¡Mira, están allí! Las mujeres, estrategas donde las haya, llegamos las primeras y cogemos felizmente nuestra panificadora.

Calculo que habría unas 15, no más, la he cogido, he dado dos pasos hacia delante, he girado la cabeza y el palé ya estaba vacío... Esto de comprar en el Lidl desde luego que es una aventura. He ido a la caja, he pagado y rápidamente con mi felicidad hacia casa de nuevo con la panificadora. Le he preguntado a la cajera que cuántas habían traído y me ha dicho que esta vez sólo habían mandado un palé (unas 15 había a la venta más o menos), que otras veces traían dos.  

En definitiva, que tengo claro que estas cosas son un gancho para que vayamos, porque me parece ridículo que haya tan pocas. Bueno, hace poco mi hermano cogió la oferta del Aldi, llegó por la tarde y no tuvo ningún problema para cogerla, todavía quedaban. Supongo que es similar. O sea, que no es la única opción, en ebay también se pueden comprar a buen precio. Pero desde luego, que estar en espera en la puerta del Lidl es toda una experiencia. Voy a ser simple y no voy a ir más allá...¡ya tenemos la panificadora en casa! Y claro... ¡ya la hemos probado!


Es el mismo sistema que con la chef o matic que tenemos, lo que pasa es que hay más opciones y nos ha gustado.  Hoy hemos empezado con un pan de semillas de amapola. 


Bueno, ya sabéis, me tendréis que aguantar algunas recetas con la panificadora... pero seguro que seguimos probando también con nuestras queridas máquinas antiguas como la thermomix, chef o matic o a mano! Seguro que no las abandonamos.

Y como aquí se aprovecha todo, la caja ya ha tenido su uso. Mientras papá y mamá emocionados empezaban a darle uso a la panificadora, Acher ha cogido la caja y ha vaciado todos los utensilios de la cocina en ella... ¿por qué? ¡ni idea! Así se ha quedado, no hay manera de ponerlos de nuevo.


¡Feliz fin de semana!

46 comentarios:

  1. Jajajaja como me he reído. Toda una azaña desde luego. Y que buena pinta ese pan de semillas de amapola...que ganas de que subas recetillas que yo estoy emocionada preparando panes y demás en mi panificadora. Tengo que subir alguna receta yo también al blog. A disfrutarla, que al menos el frío y la espera hayan merecido la pena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Yasmin, sube fotos que así compartimos. Yo hiré poniendo las que hagamos, espero no ser una pesadilla!! Por cierto, que creo que me voy a animar a tejer que estuve viendo tus entradas y me está apeteciendo mucho, mucho. Esta noche volveré a visitarte!! Besos.

      Eliminar
  2. jajaja, me has recordado a mi misma muchas veces, la primera panificadora que compré (al segundo intento porque la primera vez no llegamos a tiempo), con alguna herramienta buena que si por otros lados vale el doble y alguna cosa más. Supongo que ponen pocas para que se acaben pero también es verdad que algunas cosas siguen allí pasadas dos o tres semanas, si no quieren acumular en cada tienda, tiene que ser muy dificil calcular cuántas poner a la venta de algo cada vez (bueno, igual no es dificil pero yo no sabría hacerlo).
    Lo bueno es que ya la tienes y seguro que le sacas muchísimo partido, no hay más que ver el primer pan.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marhya yo voy bastante al Lidl a comprar cosas, pero es la primera vez que hacía cola. Hace tres años o más quisimos comprar ya la panificadora pero no la conseguimos, después se nos pasó la "venada", jeje! Un beso.

      Eliminar
  3. Madre mía...no sabía que comprar en el lidl era tan competitivo....
    Yo creo que Acher se va a montar su propia cocina, y ha estado recopilando accesorios, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé May, pero hoy ya han pasado más de 24 horas y la caja sigue allí en medio!! Jaja

      Eliminar
  4. Que aventura!! Te iba a decir que mi amiga yasmin iba a agradecer tus recetas pero se me ha adelantado en la cola! a sido nuestra liebre de comentarios! jajaja. Enorabuena por tu compra, no tenia ni idea que era tan dificil, vamos que yo ni me lo planteo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, Yasmin ha sido la liebre de comentarios, jeje!! No te imagino allí con los tres!!

      Eliminar
  5. ¡qué aventura para conseguir la panificadora!
    vas a ver lo mucho que la usas :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí que la utilizaremos. La verdad es que en esta casa tenemos muchos cacharros, pero los usamos prácticamente todos!

      Eliminar
  6. Jajajaja, no es la primera vez que leo algo similar para conseguir una oferta del Lidl. Con la máquina de coser yo hice ir a mi madre a por ella (y hacer cola hasta que abriesen), jejeje,es que vive al lado de uno. La verdad es que si llegas a hacer esa cola, con el frío que hace y después resulta que la cola era para otra cosa, no te hubieses sentido igual de bien, jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, tú sí que sabes, eh? Mandando a tu madre y a tu chico... ¡así ya se puede!

      Eliminar
  7. Ah, y la primera panificadora que compré en el Lidl se la hice ir a comprar a mi pareja, que no se creía que habría cola... menos mal que llegó pronto, porque se agotaron al instante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me creía mucho lo que después ocurrió, pero ya veo que síiiiiiiiiiiii! Bueno, hoy me han dicho que en el Lidl de LLeida había un montón sin vender por la tarde, ya ves, no en todos los sitios es igual!

      Eliminar
  8. Esta panificadora la sacan un par de veces al año y siempre pasa lo mismo, que sacan muy poquitas. La cuestión es que desde que la compré yo (en marzo hará un año) a ahora ha subido unos 10€ el precio. Saben que van a venderlas todas....

    La cuestión es que es barata y además (en mi caso concreto) tiene un programa específico sin gluten (aunque sirven lo mismo otros programas). Si te interesa en mi rinconcito hay alguna receta de pan con esta panificadora (aunque todas ellas con harians sin gluten).

    De todos modos, todo es ir probando combinaciones, añadir ingredientes extra, cambiar parte del agua por leche.... Qué voy a contarte! Ah! Además puedes usarla sólo para amasar, aunque igual tienes amasadora que te haga el trabajo....

    En fin, que felicidades por la hazaña casi imposible de conseguir una panificadora del Lidl.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, yo la intenté comprar hace tres años y valía 10 euros menos, pero es que las venden todas, bueno por lo menos por aquí!

      Jo, gracias por tu comentario, porque el otro día buscaba tu rinconcito y no fui capaz en mi desordenado Favoritos. Mi sobrino de quince años es celiaco, y sus papis compraron el otro día una panificadora. Me acordé de tu blog y les dije que les pasaría la dirección... ¡ahora ya la tengo! Mil gracias, seguro que tus recetas nos sirven. Un beso.

      Eliminar
  9. Me he divertido mucho con la crónica panificadora. Y encima soy mucho más feliz por tener en casa una maquinita de esas que ahora descubro que está tan solicitada, ;) jeeje.
    Yo hace años salté a Francia y compramos 4 de golpe , porque estaban baratas y sabíamos que nuestros amigos querían varias, pero afortunadamente no había ni cola , ni gente esperando ni naa ( como para coger 4 máquinas en esa situación que cuentas, me comen).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luismi, me alegro que te hayas divertido!Sí, sí, si te llevas cuatro se te comen allí mismo, jeje! Saludos!

      Eliminar
  10. Que gracia me ha hecho leerte Inma, lo has contado con mucho sentido del humor.
    En el foro en el que participo siempre hay un revuelo cada vez que alguna mami anuncia que vuelve a la venta la panificadora de Lidl.
    Y siempre es como tu cuentas, o estas allí una hora antes de que abran o te quedas sin ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, más vale echarle sentido del humor a situaciones como estas!! Un besico.

      Eliminar
  11. Enhorabuena!!
    Me ha recordado muuuucho a mi aventura para comprar la Overlock!jajaja la única diferencia es que a mi no me nevó.....
    Ese pan tiene una pinta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aysss, esa overlock también me tienta siempre que sale pero me resisto, resisto y resisto, jeje!!

      Eliminar
  12. Que pasada creo que nunca me he visto en esa situación, pero supongo que te ha valido la pena... Menuda situación mas graciosa, todos corriendo porlos pasillos del Lidl.... imaginate que despues de esperar no la consigues, menudo chafón!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, que no te dé ninguna envidia no haber pasado por esta situación, jeje!! Pues es que hubo gente que estaba allí esperando y no la consiguió... ¡bastantes!

      Eliminar
  13. Jejeje, Acher se ha cansado de la cocina! jajaja. El pan tiene buena pinta :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy le he preguntado si quería que la cocina se la diera a otro niño y me ha dicho que no, pero la caja con todos los utensilios me ha dicho que sí... ¡se estará volviendo minimalista!

      Eliminar
  14. Muy buena crónica, si señor!
    Yo también tengo panificadora, máquina overlock y alguna cosa más, así que se de lo que hablas,toda una experiencia lo del lidl. Un ritual de iniciación diría yo. En fin, ahora a disfrutarla,se supone que se puede hacer hasta mermelada con ellas,yo no lo he probado...
    Y bueno,que tengo a medias el tutorial de los sellos,porque Jordi esta pocho otra vez,así que sólo he podido marcar las fotos,falta redactar,que con la tablet no puedo...tengo unas ganas de que lo veais!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como dices un ritual de iniciación! Ya tengo ganas de ver los sellos. Un besico.

      Eliminar
  15. Que fuerteeeee con ese frio yo ni me lo pensaria, eres una luchadora nata!! jajaja querias la panificadora o recordar tu etapa de atleta?!
    En fin a disfrutarla que lo tuyo te ha costado, yo suelo pasarme cada 10 dias por alli, lo mismo paso y hasta quedan, aunque de momento me apaño con la termo.
    Un beso campeona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. COmo pases en 10 días y todavía haya allí alguna panificadora me da algo, jeje!! Un beso.

      Eliminar
  16. Cuando tienes una receta favorita espero que lo publicaras!!
    !! Aquí esperare!! Aprovechando tus experiencias.
    Saludos al equipo de cocina grande y pequeña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí... ¡espero no ser pesada! Saludos para vosotras también.

      Eliminar
  17. panificadora conseguida aquí también!! abrieron las puertas a las 10 y a las 10 y 3 minutos no quedaba ni una...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, se nota que tenemos sangre competitiva del deporte, jajaj!!

      Eliminar
  18. Jajaja! yo jamas he hecho cola para una oferta o rebajas o algo parecido... que bueno!
    Eso si, trabaje en un centro comercial, y cuando había ofertas, veias lo mismo que has contado tu... iba llegando la gente y se quedaba en el coche, y cuando salia uno, iban todos detras...
    Un beso ...
    ...y felices y ricos panes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también decía eso, que nunca había hecho cola para nada de esto, jaja!! Ya no lo volveré a decir nuuuuuuuuuuunca! Un besico.

      Eliminar
  19. Jajajaj que linda eres y me encanta leer estas historietas, te imagino en la puerta del Lidl como una niña pequeña esperando a comprar su juguete favorito!!! Nosotros tb fuimos al Lidl antes de que abrieran a comprar la maquina de coser!!! Oye que pintaza ese pan!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí María, llegué a casa llena de alegría!! Un besico.

      Eliminar
  20. Enhorabuena por haberla conseguido. Ahora a disfrutarla. Besikos!

    ResponderEliminar
  21. Enhorabuena, ya se como me dices ja ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, era una experiencia que a mí me quedaba por vivir!! Jaja

      Eliminar
  22. Madre mia pues yo tengo una muerta de asco, si llego a saber que quieres una lo habríamos hablado!! la habré usado dos veces...no me gusta nada como salen los panes, me gusta mas cuando los hago en thermommix...a ti te gustan como van saliendo??
    la mia tambien es del lidl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues a mí sí que me gustan como salen y lo cómodo y limpio que es!! Seguiremos usando la thermomix y a mano, pero me parece muy cómoda y práctica. El de semillas sale muy rico y el que hicimos con yogur también. Todavía no hemos utilizado sólo la opción de amsar, pero me imagino que estará bien!
      ¡Pruébala de nuevo que seguro que la utilizas más!! Un besico.

      Eliminar
  23. Jijijij, he revivido mi historia para comprar la máquina de coser... sólo que yo me llevé dos (por si a caso) y la segunda acabó en las manos de mi hermana, que no había tocado una en su vida pero que ahora le ha cogido el gustillo.

    Yo no tengo ni panificadora, ni thermomix ni nada... ni unas simples barillas eléctricas... pero me muero de envidia (de la sana!) y estoy deseando poder pescar algo. De momento seguimos a mano, que también tiene su puntillo.

    ResponderEliminar
  24. jajaja, me ha gustado leer tu experiencia, hoy he ido yo a por una en mi ciudad, que risa, justo hice una carrerita similar, pero con la niña en brazos y ella con su cuento, que experiencia!!y como tu dices todo por el dichoso aparatejo!!jajaja

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...