sábado, 4 de febrero de 2012

Jarras de cristal, agua y embudo.


Las actividades de la metodología Montessori que hacen referencia a la vida práctica me parecen super atractivas e interesantes y a Acher parece que le gustan mucho. Una de las cosas que más me gusta de esta metodología y que acabé de confirmar en el curso de metodología Montessori con Celine, es que con el uso de materiales que podríamos considerar delicados como el vidrio o la porcelana, los niños/as son más cuidadosos y aprenden a respetar el material.

En las actividades de nuestra estantería he incluido esta con agua y cristal, lleva varios días haciéndola, sobre todo en horas tranquilas del día, bien a primera hora de la mañana o por la noche. Su concentración y delicadeza contrasta con muchos otros momentos del día.


La bandeja la tenemos en la estantería y cuando él quiere la coge y la deja. No está excesivo rato, hará unos 4 ó 5 trasvases y ya está, pero me encanta verlo así.


Sinceramente, estos momentos son de calma, ¡no os penséis que Acher es siempre un niño tranquilo!

10 comentarios:

  1. Dejar a los niños jugar con el agua de manera "controlada" me parece una muy buena idea porque aprenden autocontrol. Me gusta

    ResponderEliminar
  2. A mis peques les encanta el trasvase de un vaso a otro , pero ahora con dos cualquier activdad se me desmadra, XD, van por libre

    ResponderEliminar
  3. Has podido comprar la panificadora?? Para pasarme sino a por ella y mandártela...

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que el hecho de que todos los objetos que estén a su alrededor sean de materiales irrompibles, como el plástico, les hace tener la sensación que todo lo es. Siempre hemos dejado a Nur que manipule objetos frágiles, vasos de cristal, platos de cerámica, etc, y en muy pocas ocasiones se le han roto, que tampoco está mal que les pase para que vean lo que pasa si no manipulan con cuidado. Eso sí, siempre a su lado.

    ResponderEliminar
  5. Pues me has animado porque yo soy una de las que no dejan determinadas cosas por miedo a que se rompan.
    Intentare tener mas confianza y nos animaremos con el cristal, a ver que tal...

    ResponderEliminar
  6. es cierto, cuando les explicas que un material es delicado ellos son cuidadosos también, pero debo reconocer que soy de las mamis miedosas y me atrevo poco con materiales delicados principalmente, por el miedo a que se haga daño mi hijo.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta, lo que les puede gustar el agua, investigar, jugar, chapotear!!es genial Inma que le ofrezcas a tu hijo tantos materiales y recursos, que explore y sobre todo, que confies en el y sus posibilidades!!

    ResponderEliminar
  8. Chicas, a las que no os atrevéis, probadlo!! Seguro que vuestros hijos/as os sorprenden gratamente! Un besico.

    ResponderEliminar
  9. Nuestra peque ya lleva tiempo usando materiales frágiles. Incluso incluimos objetos de vidrio y cerámica en su cesto de los tesoros. Alguna vez ha roto algo, pero no pasa nada. Besikos!!

    ResponderEliminar
  10. Nosotras aun no estamos preparadas para este tipo de actividades, creo... Abril cogería la jarra de agua y se la echaria por encima jajaj, aun asi queda guardada para más alamte. Un beito, la cara de concentracion de Acher me encanta. Un besito

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...