miércoles, 18 de abril de 2012

Bolitas de agua, experiencia sensorial


¿A quién no le llama la atención este material? Aquí lo vemos intensificado porque está en la mesa de luz, pero aunque lo pongamos fuera de ella, siempre llama la atención.

¿Qué es? Son unas pequeñas bolitas, hechas con una fórmula química 100% sodio poliacrílico, que al mezclarse con agua se hinchan y tienen este aspecto tan cristalino, brillante y bonito. Absorben gran cantidad de agua y la van liberando lentalmente. Lo venden para poner en jarrones entre otras cosas como elemento decorativo, para plantas, adornos florales y demás 

Había visto alguna propuesta sensorial con este material, pero lo que había encontrado que vendían (en las tiendas todo 100, claro está) eran unos tubos con estas bolitas ya hinchasdas, que no eran muy grandes y que valían cerca de 2 euros... Claro, llenar una caja con eso... ¡salía carísimo! Pero, en las tiendas de Todo a 100 también venden este mismo material, en unas pequeñas bolsitas, para que las pongas en remojo en casa y se forman las bolas, valen 0,60€ ó 0,75€ según la tienda y salen un montón.


Como quería experimentar con ellas, lo primero que me pregunté era si era un material tóxico. Pues pone que no, pero claro, no lo sé seguro, no entiendo mucho de química, pero muy natural no creo que sea, la verdad, pero para usos puntuales me gustan.

Eso sí, con niños muy pequeños o más mayores pero con tentaciones de llevarse las cosas a la boca, sinceramente, yo no las usaría. Estas pequeñas bolas se alimentan de agua y me da un poco de mal rollo que un niño se trague bolitas de estas, incluso en algunas bolsas ya lo indica, "no ingerir, riesgo de ahogamiento para niños menores de 6 años". Como experiencia sensorial junto a los adultos sí, ¡porque me encantan! Es un regalo tanto para el tacto como para la vista, pero hay que tener cuidado con su uso.

Nosotros compramos de varios colores y con gran ilusión las pusimos a remojo... ¡Ojo! No todas las bolsas que venden son iguales, algunas (ya se ve si te fijas) llevan muchos polvillos sueltos (colorante) y luego tiñen un montón las manos, otras ya se ve que son bolas mucho más limpias. En las fotos de aquí abajo podéis ver claramente la diferencia entre unas y otras.

 

Y poco a poco fueron creciendo...


¡Importante! Si pones varios colores, hay que ponerlos por separado porque sino los colorantes se mezclan y al final queda un único color. Nuestras bolas verdes y azules quedaron de un único color.

En principio las pusimos en una caja de plástico para jugar con ellas y nos lo pasamos genial simplemente sintiendo.


Enseguida se me ocurrió que podíamos esconder entre las bolas a unas pequeñas ranas que tenemos y buscarlas con las manos, también podría haber sido con los pies, pero no estábamos por la labor.


 Jugamos un buen rato juntos y nos echamos unas buenas risas!


¡12 ranas!


 ¿Y si nos tapamos los ojos para buscar las ranas?


La caja se quedó sobre la mesa y estuvo varios días sin tocarla. Pero de repente se nos ocurrió que podíamos jugar con ellas lanzándolas por toboganes... ¡probamos varios! Acher se lo pasó muy bien y yo hice algo de ejercicio recogiendo las dichosas bolitas por el suelo, que corren sin parar, y eso que busqué "sistemas anti-salida".

Primero por nuestro tobogán de canicas... ¡Esta se me ocurrió a mí! Inicialmente yo propuse tirarlas con la mano o con una cuchara...


Inocente de mí... ¿con una cuchara! ¡no, mamá, con un bote!


Eso de poco a poco no era impactante, con muchas a la vez era "chuli, chuli". Eso sí, le puse un límite de altura desde donde tirarlas.


Bueno, no se cayeron demasiadas, ¡muchas menos de las que yo pensaba!

Pero a mi querido hijo se le ocurrió que podía ser "chulo" por el tobogán de madera de bolas... ¡mal invento, rebotaban por todos los lados y se caían por el suelo sin parar! En un día de más nervios... ¡para ponerte histérica! Y Acher disfrutando un montón, eso sí!


Pero claro, a mí me encanta que pruebe e invente y no le iba a decir que no era muy buena idea con lo bien que se lo estaba pasando... ¡le propongo una variante! Poner el tobogán sobre la caja de plástico...  ¡idea aprobada!


¡Éxito asegurado! Eso sí, añadí rápidamente un cartón en el lateral para que no cayeran al suelo; así casi todas caían a la caja.


Creo que las fotografías transmiten lo bien que lo pasó Acher, ¿no?


Después volvimos con la cuchara...


¡Se le ocurrió con una caja que tenemos de párking!


Bueno, después de este día intenso con las bolas de agua, se me ocurrió dejarlas en el balcón porque la caja ocupa mucho... Pues no fue una buena idea, al estar al aire libre se consumen super pronto y además... ¿cuál fue la actividad principal de Acher? ¡tirarlas hacia abajo, normal! Menos mal que el balcón da a nuestro jardín y no a una calle transitada!

La caja cayó en un día de fuerte viento y todas las bolitas por allí desperdigadas. No es mayor problema porque se consumen muy pronto. Si os soy sincera, en ese momento no me dio ninguna pena!

Sí, sí... lo pongo en la balanza y pienso que es una experiencia sensorial excelente, y a pesar de que en algún rato las dichosas bolitas me ponen algo nerviosa... ¡hemos vuelto a hacer de nuevo! Esta vez las hemos utilizado en la mesa de luz... ¡qué bonitas son!


Con calma y poco a poco las iba echando con una cuchara a las botellas de cristal...



Pero empezó a hacer trasvases...


¡Y así quedó la mesa! ¡Y algo más por el suelo!


Sigo pensando que la experiencia sensorial con estas bolitas me encanta... ¡pero para días en los que estoy totalmente relajada! Si estoy cansada... ¡caja en alto y tapada, para no tener tentaciones al verla!

A pesar de nuestras aventuras con ellas... ¡os las recomiendo! Eso sí, jugando siempre con un adulto.

33 comentarios:

  1. Me encanta, segurto que pronto compro las bolitas y jugamos con ellas.
    Es una idea genial, un beso

    ResponderEliminar
  2. Qué de experimentos se te ocurren Inma! éste es para pasárselo pipa!... y esa mesa de luz me encantaaa, me voy a hacer con una seguro! Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pero qué bien que me lo he pasado yo leyendo vuestras peripecias!! jajaja
    A mi me encanta meter la mano en esas bolas.
    Las he quitado de en medio temporarlmente porque no me fio de mis hijas.... hasta que no sean más mayores no las dejo a la vista en los jarrones sin control...

    ResponderEliminar
  4. Ja, ja, jaaaaaaaa a que me suena eso de perseguir las bolitas por el suelo ???????????????? jejejeje. Efectos colaterales de la experiencia , ahora: es superchulo ver como rebotan, eh ? boing, boing, boing ....

    Eso sí, atención : con agua caliente se deshacen ........ o sea que experiencia frustrada en la bañera ( por no decir la faenada de recoger los miles de pedacitos que quedan : misión imposible !!)

    A favor: cuando pierden el agua se pueden volver a hinchar, supongo que no infinitas veces pero algunas más si...

    Y que de colores has encontrado ! en "mi chino" sólo tienen rojo, amarillo y transparente.

    Por cierto , propuesta por si os gusta : las transparentes las usamos para plantar senillas y ver como crecen en vasos de cristal: ventaja sobre la tierra: que puedes sacar la plantita y ver todas las raices, tocarlas, olerlas.... Después se plantan y listos.

    Besitos varios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Camino, muy buena idea lo de las semillas...¡me gusta! Mil gracias.

      Eliminar
  5. No tenia ni idea de la existencia de estas bolas... las buscaré... gracias por dar tantas ideas!!!

    ResponderEliminar
  6. que idea!! que envidia dan las bolas, pero no para dejar a mis hijas a solas con ellas, se las meterían en la boca seguro!

    ResponderEliminar
  7. Qué bien que se lo pasa Acher. Tenéis tantísimo material que me dais una envidia... muy sana, eso sí ;-)

    ResponderEliminar
  8. ¡Me han gustado incluso a mí¡
    Supongo que al tacto serán blanditas.
    Y lo que también me ha llamado la atención son vuestros toboganes de madera para las bolas. He visto alguno de cartón que habías hecho, ¿estos también los has hecho tú?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el de colores más grande (el que luego ponemos encima de la caja) sí que lo he hecho yo, creo que hay una entrada por ahí!

      Eliminar
  9. Pues yo estas bolitas no las había visto nunca. Sí he visto unos polvitos que con el agua se vuelven una masa gelatinosa, pero no bolitas. Será cuestión de seguir buscando. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  10. Qué interesanta y divertido, como siempre. Besikos!

    ResponderEliminar
  11. Pues la verdad es que no me he fijado, pero no recuerdo haberlas visto en los chinos de la zona... pero miraré con más interés porque se ve que Acher se lo pasa genial!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Pues la verdad es que no me he fijado, pero no recuerdo haberlas visto en los chinos de la zona... pero miraré con más interés porque se ve que Acher se lo pasa genial!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Pues con estas bolitas mi peque disfrutaría un montón, y tengo la suerte de que no es de llevarse cosas a la boca así que trataré de buscarlas para jugar con mi peque. Gracias y besitos!

    ResponderEliminar
  14. Es una actividad CHULISIMA!!!!! y las fotos demuestran lo chuli chuli que se lo paso!!! jeejejee,

    ResponderEliminar
  15. jajaja, me ha hecho sonreir las fotos, porque me imaginaba a mi misma histerica con las dichosas bolitas por toda la casa, y como tu dices, como te pille cansada...
    Creo que hare la actividad en cuanto haga buen tiempo en la terraza, porque ahi si que no importa que se caigan y asi disfrutfaremos los dos.
    Fijate que nunca me habia fijado en esas bolitas, no sabia que existian!

    ResponderEliminar
  16. Siempre me sorprendeis!!! Como se te ocurren tantas ideas???!!! jejejejeje

    ResponderEliminar
  17. Me encantan, una vez las vi en casa de una amiga, como decoracion y estuve todo el rato con las bolitas. Tienen un tacto tan bueno, y todo... como disfrute, me parecia a Acher y eso que hace unos 2 años solo jajajajajaja.
    Acher se nota que lo paso muy bien.

    ResponderEliminar
  18. wooow, me ha encantado la entrada de hoy, hija Inma que imaginacion, dan muuuucho juego las bolitas, no? una pregunta, hablas de colorantes, viene ya con la bolsita o hay que comprarlo a parte. Lo dichho, mil gracias por la creativa propuesta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, los colorantes van en la bolsita. A mí me gustan más las que no se ve el colorante en polvo!

      Eliminar
  19. Jooo que bueno! A mis hijos les va a encantar, seguro. Buscare en mi pueblo a ver si las encuentro. Muchas gracias por esta genial idea. Besos

    ResponderEliminar
  20. Ya las andaba buscando, pero aun no las he encontrado, pero no parare hasta encontrarlas en mi chino te turno, jajajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Las que andais buscándolas, preguntarles, a veces las tienen en sitios poco visibles.
    Gracias por estar por aquí, me siento muy acompañada!

    ResponderEliminar
  22. Estas bolitas son ideales. Yo las tenía desde hace algunos años en un jarrón con bambú y quedaban chulísimas. Cuando la peque las descubrió ya le hemos dado otras utilidades, ja ja.
    Ah! nosotros las tenemos de varios colores y no se han mezclado los colores, están tal cual desde hace años. La compré en un mercado con cositas étnicas. Supongo que serán las mismas.

    ResponderEliminar
  23. Que chulada!! y yo que no veo nunca nada en los chinos ;(
    y la china no me entiende!! buscare mas detenidadmente.

    ResponderEliminar
  24. Super bonito. ¡Lo buscaré! gracias por estas ideas tan geniales.

    ResponderEliminar
  25. qué chulas! apetece un montón meterles las manos buscando las ranitas jejeje aunque en casa yo no las meto, que me estresaría seguro... quizás para el verano en la terraza, si el peque ya no se lo lleva tooooodo a la boca... o el verano siguiente :)

    ResponderEliminar
  26. Que bárbaro!! estoy enganchada a tu blog, cada idea es mejor que la anterior, eres un lujo!! Nunca había visto estas bolitas deshidratadas y ya me pica la curiosidad de tenerlas escurriénsoseme entre los dedos... aunque en casa esperarremos un poco por que mi peque aún lo explora todo con su boca y en fin... Gracias!!

    ResponderEliminar
  27. Me encanta la idea!!!
    Soy tecnica en educación infantil y a parte estudio el grado en educacióm imfantil y jamas se me hubiese ocurrido esa gran idea para la estimulación sensorial.
    Me tomo nota para cuando pueda ejercer algun dia poder aplicarlo ( con grupos muy reducidos) o recomendar a las familias para poder realizarlo en casa.

    ResponderEliminar
  28. Me encanta la idea!!!
    Soy tecnica en educación infantil y a parte estudio el grado en educacióm imfantil y jamas se me hubiese ocurrido esa gran idea para la estimulación sensorial.
    Me tomo nota para cuando pueda ejercer algun dia poder aplicarlo ( con grupos muy reducidos) o recomendar a las familias para poder realizarlo en casa.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...