lunes, 9 de abril de 2012

Masaje con pelotas para niños


Música tranquila de fondo, una suave canción de mamá o papá o una palabras susurradas pueden acompañar un masaje cuando se necesita en un momento de relax. Todos de vez en cuando necesitamos parar y relajarnos, ¿no? Nuestros peques también... eso sí, son ellos los que lo tienen que pedir o nosotras/os detectar que lo necesitan.

Esta es la primera vez que Acher se deja dar un masaje durante un ratito, estaba algo cansado, le propuse escuchar música tranquilamente y tumbarnos en la esterilla. Lo necesitaba.


Una pequeña pelota de espuma, un bloque redondo de madera o unas suaves manos se pueden encargar de hacer el masaje con toda la delicadeza del mundo.

Movimientos circulares, desplazamientos arriba y abajo, presiones de diferentes intensidades... ¡déjate llevar para dar el masaje! Piernas, brazos, espalda, glúteos, cara...

¡Nos quedamos como nuevos!


¡Yo también quiero uno!

13 comentarios:

  1. Que te den un masaje es un placer tan grande. Aunque a mi me gusta que me den pequeños masajes, soy de esas personas raras que prefieren dar masajes antes de que las personas me los den a mi.

    Un besazo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh, has cambiado la foto! Pues yo prefiero que me los den, jaja!

      Eliminar
  2. Yo eso lo hacia en clase de aerobic después del baile

    ResponderEliminar
  3. Que relajante ... yo tambien me pido uno que con el ponientazo que ha hecho por aqui, he tenido que hacer tanto esfuerzo para mover el carro con los niños que me duelen los brazos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pudiera darte uno virtual te lo daba ahora mismo, seguro que te quedabas como nueva!! Un besico guapa!

      Eliminar
  4. Pues luego te pasas por mi casa y nos das otro jejeje.

    ResponderEliminar
  5. Yo quiero uno! A la peque le daba un masajito cada día antes del baño hasta que tuvo unos 7 meses, luego no se ha vuelto a dejar más que un poquito en los pies o en las manos. Volveré a intentarlo. Besikos!!

    ResponderEliminar
  6. Yo también quiero uno!
    Qué buena idea, como siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Esto en la escuela ya lo hacía para enseñar técnicas de relajación a l@s alumn@s y, en casa también lo practicamos pues es muy agradable! Que gracia me ha hecho ver la entrada! Besitos!

    ResponderEliminar
  8. que bueno! Cuando nacio pitufo ibamos a las clases de posparto en las que les dabamos masajitos.. pero ahora.. al terremotin.. no se yo.. lo intentare para relajarle. ;D

    ResponderEliminar
  9. Sí, es verdad, de pequeños les damos muchos más masajes y luego o bien por ellos o por nosotras, ya es más difícil. Yo lo había intentado alguna vez con Acher, pero no le gustaba o quizás, creo yo, no lo necesitaba. El otro día que lo vi cansado se lo propuse y lo aceptó encantado... ¡me encanta que me marque el ritmo! Un besico.

    ResponderEliminar
  10. Qué gustazo ver esta entrada!!! No sé si sabías que soy educdora de masaje infantil, y ver esta GOZADA de masaje me encaaantaaaa!!!! Menudo disfrute para tu pequeño rey, para ti y para mi!!!! Felicidades y a seguir masajeando que es lo mejor del mundo!!!!
    Emma.
    ;)

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...