domingo, 29 de abril de 2012

Una frutería para contar y aprender


Aprovechando estos días tan buenos que hace, estamos casi siempre fuera jugando. Horas y horas en el arenero, tierra, agua, coches, cama elástica, tobogán, bici, triciclo, correr, saltar, etc. Vivimos en un pueblo y las alternativas no son muchas, y además es que nos encanta quedarnos en casa disfrutando a nuestra manera.

Pero el otro día le propuse montar una frutería y enseguida me dijo que sí, no sabía muy bien lo que íbamos a hacer, pero la novedad le pareció interesante.

Nos fuimos a buscar al "cuarto de trastos" un carrito que nos regalaron lleno de flores cuando Acher nació y lo teníamos guardado, sólo verlo le encantó... ¡es que es muy chulo! Y para esta actividad me parece genial.

Después entramos en casa, cogimos unas hojas, le hice círculos y las plastificamos (Acher de ayudante total y con gran curiosidad de lo que íbamos a hacer). Recorté los círculos y les puse números, iban a ser los precios de nuestras frutas.

Recogimos cestos, cestas, cajas, monedas y frutas... lo subimos al carro y nos salimos al porche a jugar... ¡qué día tan bueno hacía! Cogimo el gorro porque últimamente con el sol le pican muchísimo los ojos, no quiso su gorra y cogió ese gorro de mamá... ¡me encantó!

Empezamos limpiando bien el carro, que buena falta le hacía.


Y poco a poco fuimos acondicionando nuestro puesto de fruta.


Fuimos poniendo precios a cada una de las frutas... ¿Cuánto valdrá la naranja? ¿Y la sandía?  Algunas veces lo decía él o lo decía yo, pero estuvimos continuamente trabajando el símbolo de los números, él era el que los seleccionaba (del 1 al 9)


El número 7 todavía le cuesta reconocerlo y el 6 y el 9 también los confunde... ¡poco a poco!



Ah! Y los perros también se querían apuntar, pero a Acher no le pareció una buena idea.


¡Nuestro chiringuito está montado!


 ¡Empezamos a jugar! Acher era el comprador y yo la vendedora.


Quiso comprar una naranja, yo le dije que valía 5 y él buscó entre sus monedas... ¡contar! es lo que tuvo que hacer 1, 2, 3, 4 y 5! Contar con significado, le sirve para comprar su naranja. Primero me dio todo este montón de monedas y yo le dije que sólo necesitaba 5.


Después compró otra fruta que costaba 8... ¡otra vez a contar!


Ya no quiso comprar más... ¡cambio de papeles! Acher el vendedor y yo la compradora. Aquí estaremos trabajando otras cosas, aquí tenía que reconocer el símbolo numérico y las frutas porque yo le preguntaba, ¿cuánto vale la sandía? Él buscaba dónde estaba la sandía y me decía lo que valía. Era super gracioso, porque a la pregunta de cuanto valía siempre me contestaba mucho o poco, y si le preguntaba cuántas monedas le tenía que dar, entonces sí que me lo decía.

El juego simbólico facilita que el niño/a desarrolle su lenguaje, jugando, de una forma divertida.

La sandía vale 5.


Yo sacaba el dinero y él me ayudaba a contarlo, después lo guardaba en su caja.


Le gustó más ser tendero que comprador, yo pude comprar 8 piezas de fruta!

Se lo pasó bien él... ¡pero es que yo también! ¡La de tiendas que hacía yo de pequeña, en casa y en la calle!

Un rato compartido buenísimo, sin pensar en nada más que en estar con él, jugando y aprendiendo... ¡otro día más! 

¡El resultado del sorteo y el lanzamiento de un nuevo sorteo el próximo sábado 5 de mayo lo tenéis aquí!

23 comentarios:

  1. Pero que chiringuito más bonito!!!! que gustazo jugar (y aprender) a las tiendas! en casa este juego tiene un éxito total!! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué actividad tan buena, tanto para divertirse, como para imitar a los mayores, que les encanta, como para aprender.

    ResponderEliminar
  3. que bien!! jugar a las tiendas es lo más! espera a que le de por envolver para regalo todos los libros de casa, como hacían los míos!!!

    ResponderEliminar
  4. jajajaja que chulo! me recuerda a los juegos que me montaba yo de pequeña!! que facil es jugar con la imaginacion y a la vez practicar cosas que sabemos.

    ResponderEliminar
  5. Menudo chiringuito más chulo! y lo mejor, que luego se mete todo dentro del carrito y a guardar!
    Bonito juego, bonito momento y preciosas frutas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que pasada de juego! Si es que el que guarda haya ... y ese carro tenia una funcion y era esta.
    Que buen rato pasasteis ...

    ResponderEliminar
  7. Me encanta vuestra frutería y vuestra manera de divertiros aprendiendo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué chulo! De niña me encantaba este tipo de juegos.
    Me ha hecho gracias lo de mucho o poco, se ve que ya tien criterio. ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Me encanta la forma en la que lo has planteado!!
    A mi hijo, por ejemplo, a veces no le llama la atención contar fichas o cosas a las que él a lo mejor no ve ningún sentido.
    Pero luego de forma espontánea me sorprende contando cuántos pimientos hay en un plato o cuántos cepillos de dientes hay en el vaso.
    Y esto demuestra una vez más que los objetos que tienen significado para el niño facilitan el aprendizaje.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Aprender jugando es lo más. Vuestra frutería es una monada. Besikos!!

    ResponderEliminar
  11. Bueno el puestecito de fruta me encanta, es autentico! que buena forma de aprender jugando, que facil se lo pones a Acher, se le ve que disfruta. Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Me encantaaa!!!! El carrito auténtico. Es un juego muy entretenido seguro q te lo pide más veces. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Os ha quedado una frutería muy bonita!!! Muy buen trabajo en equipo. Una estupenda idea para trabajar los números!!!

    ResponderEliminar
  14. Je, je, je cualquier dia te monta una paradita en la puerta de casa , en plan " me lo quitan de las manos " , " hoy y solo hoy, a 1€ " ... que chulo que os ha quedado, además de educativo, es super bonito.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. El sombrero le queda hermoso a Acher! y que bonitos días estan haciendo, aca en cambio el frío nos está golpeando ya. Una actividad muy fructífera y entretenida!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado!!!!! Que "chiringuito" más chulo y que bien aprovechado. Me parece una actividad ideal!!! trato con frutas, contando, clasificando, aprendiendo ir de tiendas, uffff y miles de cosas más que irán saliendo.
    Genial Inma!!!
    Por cierto, que regalazo te hicieron cuando diste a luz eh?? solo ver el carro se puede ver que fue precioso :-D

    ResponderEliminar
  17. Que fruteria más molona!! Y el frutero de lo más apañado y simpatico!!! me ha encantado! Un besito

    ResponderEliminar
  18. Que chulada de fruteria!! y que ratito mas bueno habeis pasado aprendiendo ;D
    me ha gustado mucho!
    besos.

    ResponderEliminar
  19. Pero qué puesto más apañado que os habéis montado!! está chulísimo y para aprender jugando que es lo más bonito.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Que lindísimo que esta Acher con o sin sombrero!!!! Y que preciosa frutería habéis montado!!!! Nosotros también trabajamos matemáticas y el aprendizaje del uso del dinero con la botiga pues yo, como tu, pienso que el juego simbólico favorece los aprendizajes y su asimilación e integración porque los acerca más a la realidad y a sus necesidades e intereses, motivándolos y preparándolos para su futuro. Además, enseñar y aprender jugando con ellos intensifica la relación porque potencia la comunicación y desarrolla la confianza mútua! Besos sinceros!

    ResponderEliminar
  21. Vaya frutería más chula!!!! Una actividad de lo más entretenida y educativa, como siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. pero que maravillosa!!!es super chula, dan ganas de jugar, jugar y jugar. Con mi hijo también jugamos a las comiditas y siempre que le pregunto cuanto cuesta "tal cosa" siempre dice: mucho dinero!!!
    ah, y me encanta el gorro que lleva. Otra vez felicidades!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...