jueves, 17 de mayo de 2012

El huerto en marcha, ¿mi ayudante?


La temporada de huerto ha comenzado en esta casa... ¡qué ganas tenía de empezar!

Ya hace días empezamos preparando la tierra y el martes que aquí en el pueblo era festivo, aprovechamos para plantar.

Hace días removimos bien la tierra y quitamos todas las hierbas del invierno, ya que el huerto en esa época lo tenemos improductivo.


Estamos en una zona bastante seca y me encanta cuando removemos la tierra y coge color!!

¿A que parece hortelano de toda la vida?


Sí, sí... ¡pues aquí ya no tanto! Da igual rastrillo, que "jadico".


Y sí, aunque parezca todo terreno... ¡es delicado con la tierra!


Y mi batalla, como siempre, está con los caracoles. De momento jugamos con ellos, los capturamos y los llevamos a un campo de al lado. Lo siento, ¡no os quiero aquí!


El huerto estaba preparado, el riego puesto, el estiércol distribuido... ¡nos quedaba lo mejor! Es la parte que más me gusta, plantar con calma y relax, con la esperanza de que agarre y crezca.

Martes por la mañana, Acher y yo tenemos mucho trabajo, poner el plantero en el huerto. 

Lo quería involucrar desde el principio... ¡aunque terminé plantando casi todo yo por la tarde y Acher con su padre! No siempre sale todo como planeas, ¿verdad?

Empezamos buscando imágenes en el ordenador para hacer unos cartelitos y ponerlos en el huerto. Esta parte funcionó genial, estuvo motivadísimo y quiso escribir él en el ordenador, yo le decía las letras y él las buscaba, las que sabía, el tema de las letras todavía no le motiva en exceso y no se las sabe. Era la primera vez que lo hacía y le encantó.

 Saqué las imágenes con el nombre y las plastificamos, cortamos y le pusimos un palito.


Las guardamos en una cesta... ¡y al huerto!


Llegamos al huerto, antes de plantar empezamos poniendo los ganchos para sujetar las gomas del riego... ¡Parece que le gustaron a Acher! Empezó ayudándome, pero después le gustó más clavarlas por su cuenta y que quedaran escondidas.


Y empezó la plantación. 

Nos esperaban: pepinos, calabacines, puerros, cebollas, pimientos, berenjenas y tomates.

Pero la plantación es lenta, mi intención era que colaborara a ratos y jugara él de forma autónoma. Otras veces lo ha hecho y pensaba que hoy podría ser así. Me equivoqué.

Pusimos los carteles donde iban a ir los pepinos, los calabacines...


Los pude plantar con él tranquilamente, pero a partir de aquí, ni contigo ni sin ti... Yo plantando, él colgado sobre mí, llamándome, pidiéndome su atención continuamente. Mi mañana tranquila e ideal dejó de serlo, me enfadé...¡estaba super pesadilla!. Eran las doce de la mañana.

Al final le pregunté si tenía hambre y me dijo que sí... ¡Venga, pues a comer! Subimos a casa, tensión en el ambiente, rabietas, pocas pero rabietas... Al final comió un montón. ¿El cansancio y "pesadez" era porque tenía hambre? Quizás sí, pero no lo supe gestionar bien, de todo se aprende.

Después de comer le pregunté que qué quería hacer y me dijo que una actividad. Le dije que fuera al cuarto y cogiera la que quisiera. Sacó los cilindros con y sin botón, estuvo un rato con ellos, yo al lado, y cuando se cansó me pidió dormir siesta.

Necesitábamos ese momento de reconciliación, dormimos juntos... ¡y nos despertamos como nuevos!

Bajamos al huerto y plantamos todo el resto. Acher iba y venía, estuvo con papá, jugando solo... ¡había recuperado energías con la comida y la siesta! Y quizás yo también necesitaba esa siesta para estar con toda la energía.


El ratito de plantar me parece mágico, me relaja. Ahora a esperar que crezca, darle agua, cuidados y amor.


Esperaremos unos días para reponer lo que no haya agarrado bien y poner otra tanda de tomates... ¡Os seguiremos contando!

Ah! Y os he querido poner el ejemplo de mi ayudante porque no siempre las cosas salen como quieres, no todos tenemos buenos días siempre... ¡Y todo es aprendizaje! Todos/as estamos aprendiendo continuamente.

21 comentarios:

  1. Ayyy me ha encantado!!!! te debo un mail porque tengo que preguntarte millones de cosas relacionadas con vuestra casa! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, cuando quieras!! ¡Encantada! Un besico.

      Eliminar
  2. Enhorabuena Inma, por el trabajo y por hacer a Acher partícipe de todo ello!!! seguro que además de pasarlo bien habrá aprendido un montón de cosas. No me pierdo el próximo capítulo! Besos:)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonito lo de los cartlitos!. y me ha encantado el rotovator. Que haya suerte con los pimientos. ¿Son morrones?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, unos son morrones y los otros creo que se llaman cristal... ¡veremos cómo van! Un besico.

      Eliminar
  4. Nosotros tambien hemos plantado ya! nos faltan algunos bancales, los de los pimientos precisamente y el de las patatas...y me pasa lo que a ti! vamos los 3 al huerto y al principio te hace caso, colabora, pero luego...se cansan y demandan atencion...se aburren creo y se les abre el apetito! que en el campo pasa eso, verdad? paciencia que ya nos ayudaran!

    ResponderEliminar
  5. Que bonita gestión de la actividad y de las emociones !!

    Creo que ambas has hecho una buena siembra que dará grandes frutos !

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ojala recojas todo lo que estas sembrando, TODO, que seguro es asi por el amor, cariño y respeto que le pones a todo.
    Un beso al agricultor, a ti y a los caracoles ... puerta!.

    ResponderEliminar
  7. Qué bien planifiacada tu plantación, espero que agarre todo bien.
    Y sobre los peques... es que no siempre es fácil adivinar lo que les pasa. Quizá tu nerviosismo fue más por no saber el motivo de su actitud. Y nos has puesto un buen ejemplo, como los enfados se curan con el contacto y los abrazos.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. A veces es el cansancio el que no nos deja disfrutar, nos pasa también a los adultos, aunque la mayor parte de las veces no seamos conscientes hasta que ha pasado.
    Me ha encantado ver cómo habéis preparado el huerto, a ver si hago una entrada yo también sobre el tema, que este año con el calor este temprano está muy guapete, a ver si el cambio de tiempo que anuncian no lo estropea.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. que envidia de huerto!!! madre mia! nosotros teniamos un buen sitio hasta que llenamos de arboles frutales. El año pasado decidimos quitar unas plantas de un rinconcito para hacer otra vez un huerto. Estamos en ello tb!

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el huerto!! Que afortunados.. y que organizados.. porque tener el terreno sin organizacion tampoco sirve de mucho ;D
    La falta de sueño.. el hambre.. el cansancio, hace que esten mas terribles de lo habitual.. pero con una buena siesta y una comida.. como nuevo!! Adorable como siempre.
    besos.

    ResponderEliminar
  11. Como me gusta leer este blog, no hay dia que no me saque una sonrisa o me sorprenda...que vida mas saludable y natural llevais, que bien! abrazos!!

    ResponderEliminar
  12. Genial ese trabajo del huerto. Nosotros estamos también en ello, porque parecía una selva después de tanta lluvia en abril. Espero poder ponerme a plantar un poco mañana y de manera fuerte ya el domingo.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta este post de dobles frutos, los del huerto y los de las emociones humanas.
    Ay! a mi hija le encantan los caracoles, seguro que se los hubiera traido todos para casa!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Que entrada más linda! La verdad es que en el huerto, además de aprender muchísimo sobre la vida vegetal y animal, se lo pasan genial!!!! Ah! Y el olor de la tierra es alucinante cuando se remueve o cuando se riega! Por cierto! Os ha quedado muy guapo, ahora a disfrutar el crecimiento y el cuidado de las plantas!!!! Besos!

    ResponderEliminar
  15. Pues yo tengo el jardín salvaje todavía, quería poner aunque sea unos tomates pero me da que los niños los van a destrozar porque están en una etapa que todo lo estrujan y lo rompen, así que no sé que hacer, igual espero al año que viene mejor.

    ResponderEliminar
  16. Pedazo de huerto! Espero que tengamos una buena temporada.
    Lo trataremos como a los peques, con mucho cariño y respeto, y seguro que se porta bien con nosotros.
    Besikos!!

    ResponderEliminar
  17. De acuerdo con todos los comentarios anteriores. Me encanta tu blog! Oye, ¿dónde se venden niños tan preciosos? Quiero adquiriri uno!! jajaja

    ResponderEliminar
  18. Oyee...yo no tengo caracoles, pero si hormigas malignas. Que hago con ellas??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, nunca las he combatido, pero no les gusta nada la menta, ni las flores secas de lavanda, ni el perejil...
      No todas las hormigas son iguales, algunas son inofensivas...¡no hacen ningún daño!¿las tuyas son malignas de verdad? jajaja
      Unas gotas de aceite de árbol de te (lo venden en herboristería)...
      No sé, hay muchas propuestas, supongo que será ir probando!! Un besico hormiguero.

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...