viernes, 13 de julio de 2012

El próximo curso al cole de mayores


El próximo curso empezamos el cole de mayores, Acher irá al colegio público que tenemos en el pueblo. El tiempo ha pasado muy rápido y es que este mes de agosto ya cumple los tres años...¡qué deprisa!

Esta semana he cogido las vacaciones y hemos dicho adiós a la escuela infantil, quizás vaya alguna mañana más si él quiere, todavía no está muy convencido de que ya haya acabado. 

Desde muy pequeño Acher ha estado en esa escuela, la escuela infantil pública del pueblo, le han ayudado a crecer, a formar la personalidad que tiene ahora mismo, ha reído, llorado, ha jugado, ha hecho muchas actividades, ha hecho un montón de amigos, ha vencido algo su timidez, siempre ha querido mucho a sus maestras... 

Cada principio de curso lo hemos pasado mal, yo me arrepentí muchas veces de no haberme cogido una excedencia, yo seguí llorando mucho tiempo... ¡pero él estaba feliz! Pero la escuela infantil para nosotros fue una necesidad porque tanto yo como su padre trabajamos fuera de casa y no tenemos familia aquí en el pueblo.

Siempre he defendido y defenderé que los niños de 0 a 3 años donde mejor están es con sus padres, aunque yo lo haya llevado a la escuela infantil nunca justificaré su asistencia diciendo que fue para socializarlo o para aprender, simplemente fue para que mamá y papá pudieran ir a trabajar. Elegí trabajar de nuevo tras la baja maternal, fue mi decisión en ese momento.

Mirando hacia atrás soy mucho más positiva que lo fui inicialmente y como siempre me gusta sacar lo positivo de las cosas, veo que allí ha sido un niño feliz, incluso hoy me decía que él quiere ir a la escuela otra vez. Siempre he confiado en sus maestras, grandes profesionales que le han acompañado desde que fue bebé, con las que ha compartido muchos momentos en estos primeros años. Gracias.


Hace unos días fue la fiesta de final de curso y Acher me sorprendió. Hicieron un baile sobre el escenario y lo vi encantador, bailongo, sonriente... feliz, feliz, feliz. Dejó su timidez en otro sitio y qué bien se lo pasó... ¡yo emocionada, claro!

Recibió su diploma y su gorro, símbolo de haber pasado una etapa más de nuestras vidas.


El vínculo que tiene con muchos niños del pueblo ahora mismo sí que se han forjado en la escuela, de otra forma no hubiera sido... ¡le gusta mucho estar con ellos!


Ángela ha sido nuestra maestra de este curso, un sol, un encanto... siempre dispuesta a dar un abrazo y una sonrisa, para mí lo más importante.

El próximo curso será Angelines su maestra, ya hablamos de ella, aunque prácticamente no la conocemos, tiene ganas de ir al colegio de mayores, está al lado de su escuela, es un espacio muy conocido, no tiene ningún temor. Estuve en una primera reunión con ella y el resto de papás y las impresiones fueron muy buenas.

Ni la escuela infantil ni el colegio al que va a ir Acher son mis espacios educativos ideales, ni tan siquiera estoy del todo segura de que sea la opción educativa mejor, pero para ser feliz en esta vida pienso que es muy importante saber adaptarse a lo que se tiene a disposición de cada uno y sacar lo positivo, por eso no le quiero dar muchas más vueltas. Parto de que en general me gustan y eso es lo importante, llegar a lo ideal es difícil, confío en sus recursos humanos y eso me da seguridad. Seguiremos educando en casa como hasta ahora lo hemos ido haciendo y el colegio siempre será algo más para él.

¡Hasta septiembre disfrutaremos al máximo en familia! ¡Qué ganas tengo!

25 comentarios:

  1. Nuestros peques se hacen mayores. Teo no tiene tampcoo claro que su cole ha acabado (hoy es su último día, por temas logísitcos). Tenéis algo muy bueno y es que seguro que coincidará con amigos en el cole. Y si ya conoces a la profe, es genial!! Lo más importante son las personas en la educación de nuestros hijos.

    Un abrazo y felices vacaciones!!

    ResponderEliminar
  2. Inma, ya sabes que comparto tu reflexión al 200%. Yo también llevé a Martí a la "Llar" por necesidad y lágrimas derramé a mares, sentía que le traicionaba y que me traicionaba. Ahora lo veo, vivo de otra manera, el curso pasado hubiese dado lo que fuera para que se quedara un año más en la "Llar", pero de nuevo en P3 nos volvió a sorprender. Ha sido un año fantástico, lo ha psado en grande y la maestra ha estado genial. Todos los niños de su quinta de la "Llar" han ido h¡juntos a clase i esto ha sido un punto a favor, ha conocido niños más grandes, e ir por la calle y ver como se saludan, se abrazan y se cuidan, de verdad que no tiene precio. Inma, nosotros tenemos nuestros prejuicios ante la escuela y la escolarización, en parte sentimos que dónde les llabamos no es la mejor de las opciones y eso nos tortura un tanto. Pero a mi este fantástico año en P3 me ha roto todos los esquemas y he llegado a la conclusión que el mejor lugar para Martí es dónde él se sienta feliz, contento, alegre y quiera volver. De verdad que te va a sorprender!
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu planteamiento sobre el tema, que seas positiva con lo que tienes y le saques el jugo. Yo suelo ver que los niños en general lo pasan bein en el cole y les gusta ir, algun niño con el que he hablado en el parque sobre el cole me habla de colchonetas de canciones de juegos, solo cosas positivas. Yo a veces me pregunto si hice bien en dejarlos en casa, porque veo que son super timidos con los demas niños y si hay muchos tienen hasta miedo! Y las otras madres me dicen "no van a la guarde no?..se nota." Y esto me hace sentir un poco culpable, como que es culpa mia que los niños no sean mas sociables, como que no he querido renunciar a ellos esas horas o pasar por el trance de la separacion.
    Ya no los he matriculado al aula de 2 años pero creo que con 3 lo intentare a ver como va. Pero claro en mi caso es diferente porque no trabajo, y si veo los primeros dias que los niños lloran y lo pasan mal estoy segura que desistire, no tengo tanta fuerza de voluntad de dejarlos llorando e irme yo llorando tambien, con lo impulsiva que soy seguro que me vuelvo corriendo a llevarmelos aunque me riña la profe...En fin todavia queda mucho y no quiero pensarlo que no sabemos que nos depara el futuro. UN besito y ahora toca a disfrutar de las vacaciones!!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena, que emocionante verles superar etapas con tanta alegría!

    ResponderEliminar
  5. Comparto tu reflexión y añado:

    No pensemos sólo qué puede hacer nuestra escuela por nosotros sino también qué podemos hacer nosotros por nuestra escuela :)

    Laura

    ResponderEliminar
  6. A disfrutar de toooodo el tiempo del mundo en familia! ;)

    ResponderEliminar
  7. Mi peque en junio cumplió los tres añitos, y ahora en setiembre también empezará en el cole de mayores. En nuestro caso no teníamos familiares disponibles para poder darme una mano con el peque, así que cuando acabé la maternidad, contraté a una conocida que tiene dos hijos, en ese momento uno de 23 y otro de 10, le llevaba por la mañana al peque y al salir del trabajo se lo recogia. La verdad es que casi casi, prácticamente todo mi sueldo se iba haci ella, pero me compensaba el no tener que dejar el trabajo, se ganó menos, pero el peque ganó en calidad. Eric estaba en su casa con ella, allí lo bañaba, jugaba, se lo llevaba de paseo, le daba de comer, hacia la siesta, jugaba con sus hijos... fue como una segunda mamá, de echo siempre le he dicho que el peque es un poco su tercer hijito. Cuando el nene tenía un año y poco, este chica encontró trabajo y puse al nene en una escoleta que ya me habían recomendado antes. Lo cierto es que no puedo decir nada malo de ese sitio, no es casa ni es mamá, pero allí Eric ha sido un niño muy muy muy muy feliz, muchas veces ni quiere irse cuando le vamos a buscar, jeje. Por las mañanas se despertaba y se iba contento y cantando diciendo que se iba a la escoleta. Ahora le tocará el cole de mayores, y por desgracia ninguno de sus amiguitos de la escoleta va a ir a ese cole, ya veremos siempre ha sido un niño muy sociabel y supongo que en unos dias se adaptará. Espero que la suerte nos siga acompañando y como bien dices lo más importante es que nuestros peques crezcan felices. Siempre he pensado que la felicidad es sentirse bien con lo que se tiene y no amargarse por lo que hubiera podido ser y no fue, eso último ni es sano ni es positivo. Un beso Inma y que nuestros niños tengan mucho suerte en su aventura de "niños grandes"

    ResponderEliminar
  8. Que emoción, ya en el cole de mayores. Viendo lo espabilao que es, y lo bien que se lo ha pasado en la escuela infantil, está más que justificada tu tranquilidad ante ésta nueva etapa. A todos nos gustaría disfrutar a tope de los peques, pero por desgracia no está la cosa pa quedarse en casa cuidándolos, y a hay que currar (ya que no lo hacen otros).
    Bueno guapa, un saludo.
    Por cierto, muy gracioso Acher con el baby y el gorro eh?

    ResponderEliminar
  9. Una etapa superada y un peque que va creciendo.
    Creo que en la vida no existen las situaciones ideales (o pocas veces) y tenemos que elegir según nuestras circunstancias y según las alternativas de las que disponemos, esperando hacerlo lo mejor posible.
    Y siendo flexibles, en la medida que se pueda, para saber rectificar si las circunstancias cambian.
    Has sabido ver lo positivo y supongo que las cosas un poquito regulares las habéis ido solucionando por el camino.
    Seguro que la formación de la escuela la completaréis con la formación en casa, como habéis hecho hasta ahora. Así es que en ese sentido tenéis la tranquilidad de que al menos estaréis involucrados en su aprendizaje.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Como te entiendo, la conciliación es muy complicada a veces... ahora a disfrutar del verano!!!! seguro que lo pasaís genial!!!! un besito!!!

    ResponderEliminar
  11. Que rápido van creciendo... madre mía, en septiembre entra Miguel en la escuela infantil, en diciembre cumple los 2 años, hasta ahora he tenido reducción de jornada y hemos estado en casita, pero ya en septiembre por fuerzas mayores vuelvo a la jornada completa y fuera del pueblo, así que le hemos hecho la matrícula en la escuela infantil del pueblo, la misma a la que fue Raquel y en la que lo pasamos genial, a Raquel le gustaba mucho, iba un ratito y se lo pasaba genial. Raquel en septiembre sube las escaleras (la clase de 3 años es la única que está en el bajo), está ilusionadísima... yo tengo un nudo en la boca del estómago que no termino de entender... Besos

    ResponderEliminar
  12. Qué rápido crecen!! Me alegro mucho de que os adaptéis tan bien a los recursos que tenéis disponibles. A nosotros aún nos queda un año para que la peque empiece en el cole y supongo que también irá al colegio público del pueblo, aunque no sea la mejor opción educativa. Esperemos que les vaya bien. Lo más importante es seguir educando en casa. Ya nos contarás.

    Besikos!!

    ResponderEliminar
  13. Yo también me identifico con todo lo que expresas. Como tú decidí volver a trabajar trás de haber nacido cada una, y siempre he dudado de que haya sido la mejor opción. Pero eso es lo que yo quería, seguir con mi trabajo fuera de casa, y creo que es difícil hacer felices a nuestros hijos si no lo somos nosotras. Un beso de corazón.

    ResponderEliminar
  14. Felicidades! Hay que adaptarse muchas veces, pero es parte de las opciones de vida que tomamos. Que siga siendo tan bello el proceso! Un gran abrazo para los tres.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué mayor!
    Espero que todo vaya bien, a veces no hacemos las cosas que nos gustaría, las necesidades a menudo mandan, pero si todo va bien, ya es bastante y siempre es importante ver lo mejor de cada cosa y de cada experiencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Se nos hacen mayores ... David también empieza en un cole nuevo, con nuevos peques. Comparto tus dudas pero se que todo irá muy bien, sobretodo porque para mí es una experiencia de vida fabulosa que pueda relacionarse con otros niños y niñas, con ellos vivirá todo lo que conmigo no puede, y viceversa....

    Más cosas para compartir....

    besitos y buen finde

    ResponderEliminar
  17. Que gusto me da leerte cuando haces estas relfexiones ... Enhora buena a Acher por su nueva etapa y a ti por ser asi.
    A disfrutar de las vacaciones!

    ResponderEliminar
  18. Lo mejor es adaptarnos a los recursos o situaciones que tenemos y sacando lo positivo de esas vivencias. Qué gracioso en el baile y en la graduación. Nosotros nos enfrentaremos en Septiembre con la entrada al cole infantil, y yo sé que a mí me costará más que a ella, pero es lo que toca y trataremos de vivirlo del mejor modo posible.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Nosotros estamos en el mismo momento. Jorge acaba de terminar en su escuelita y ya nos preparamos para dar el salto. Irán bien, seguro que sí...

    ResponderEliminar
  20. En la misma etapa estamos. Parece mentira que todo pase tan rápido. Tienes una buena filosofía con eso de adapatarse y ser feliz con lo que se tiene al alcance, creo yo. Yo lo intento así también y me funciona, soy feliz. Espero, sé que vosotros también. Un beso

    ResponderEliminar
  21. Completamente de acuerdo con tu reflexión! Yo no mandé a mis hijos a la guardería pero si al cole desde los 3 años... no es que sea la bomba, ni me gusta decir lo bien que están allí y lo que aprenden, pero los días van pasando y en general los aprendizajes son positivos... tampoco es cuestión de nadar contracorriente!

    ResponderEliminar
  22. Cada vez veo mas la importancia de que los niños vayan al cole de su barrio/pueblo, para que se hagan amigos de sus vecinos y a la salida del cole puedan seguir jugando en el parque. Al fin y al cabo, en casi todos los colegios la educación es similar, lo mas importante es la humanidad del profesor o profesora. Espero que sigas igual de contenta con el cole que con la escuela infantil, a Acher se le ve feliz y eso es lo mas importante.

    ResponderEliminar
  23. Coincido completamente contigo, a mi me habria encantado quedarme en casa con pitufo.. pero tenia que trabajar, y al igual que tu, no tengo familia aqui donde vivimos. Si a 20 Km, pero me negue a montar a diario al niño en el coche. Fue duro, pero creo que una buena decision. El disfruta muchisimo alli, con sus amigos, compañeros, profes. Y espero que pase lo mismo en la escuela de mayores.
    Que mayores se hacen!!
    Ahh y no hay mayor confimacion, que verles felices. En su ambiente.

    ResponderEliminar
  24. Me ha gustado mucho esta entrada. Estoy contigo en que es difícil conseguir lo ideal y podemos pasarnos la vida amargadas pensando o deseando lo que no podemos tener. Nosotros podemos hacer que las cosas sean también satisfacientes.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...