domingo, 30 de noviembre de 2014

Aprender a nadar. Querido anónimo...


En este blog os he contado alguna vez nuestra relación con el medio acuático, aquí os conté como había sido nuestro proceso, siempre respetuoso con lo que él ha querido hacer y respetando sus miedos en todo momento.

Y aunque los comentarios despectivos que alguna vez me han podido dejar en este blog los elimino (y me quedo tan ancha!), en la entrada que hice contándolo un anónimo me dejó un comentario que decía... "Muy bonito pero...Candidato a cumplir 10 años sin saber nadar", y lo dejé porque estaba convencida de que no sería así, y además si así fuera, no me importaba.

Querido anónimo: 

Sin forzarlo, disfrutando, a su ritmo, desde este verano 2014, cuando todavía no había cumplido los 5 años, empezó a meter poco a poco la cabeza y a soltarse a nadar él solo, cuando supo que era su momento.

Seguimos con los cursos de natación, siempre respetuosos con sus decisiones y miedos, y contento y feliz cada día que va.

El otro día al acabar su curso estuve con él en la piscina, nadamos juntos... sí querido anónimo, fue capaz de cruzarse la piscina él solo. 

Y me dijo... ¿mamá, jugamos a los números? Tú me pones dedos debajo del agua, yo buceo y los adivino.

Ohhh, señor anónimo, sin forzarlo disfruta en el medio acuático, ha aprendido a nadar y bucea, antes de los 10 años, con 5 años. Otros lo harán a los tres años, otros a los siete y otros a los diez... ¿pasa algo?

Por favor, respetemos a nuestros peques y no forcemos sus aprendizajes cuando ellos no están preparados.

Querido anónimo, lo siento, pero no comparto tu opinión.

¡Gracias!

22 comentarios:

  1. Soy de tu misma opinión. Tenemos la manía, en este tipo de educación que nos ha "tocado" de marcar escalones con edades y aprendizajes que tocarían en cada etapa de la vida. Empujamos a los niños y niñas a estandarizar sus ritmos y la verdad es que no hay nada más injusto que ridiculicemos al que necesita su tiempo y elogiemos al que tiene un ritmo más rápido. Qué felices serían los niños en un mundo realmente adaptado, en el que se respetaran algo más sus decisiones, sus miedos y sus motivaciones.

    Aprovecho para felicitarte por este blog, me encanta!!! Hace tiempo que te sigo y me gusta mucho desayunar viendo las cositas chulas que haces.
    Te paso un enlace a mi blog, hago muñecas y algunas otras cositas..

    http://ocellblauartesanies.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. muy de acuerdo contigo, hace tiempo que sigo tu blog pues me parece muy interesante y soy de la misma opinion hay que respetar sus ritmos y sus intereses y no se que mania hay pq todos tienen que saber hacer de todo y quien hace mas y mejor, el mio hace esto lo otro y lo de mas alla y el tuyo con su edad no, bueno pues el mio igual no pero igual hace otras cosas o le gustan otras cosas que al tuyo.
    sigue asi y a quien no le guste que no mire

    ResponderEliminar
  3. Por mi experiencia como monitora de actividades extraescolares, concretamente de natación, los pequeños muestran más interés por el medio cuando se les refuerza en positivo y no se les empuja a hacer algo que por miedo o inseguridad no están dispuestos ni motivados para hacer. En muchas ocasiones los peques se quedan sentaditos en el borde de la piscina con el "churro" puesto en la cintura, y simplemente meten los piececitos y juegan a chapotear el agua. Es un proceso natural ver como poco a poco van perdiendo el miedo y observaremos como un buen día, casi sin esperarlo, se meten en el agua y agarrados al borde de la piscina te miran con esa cara y esos ojos de satisfacción propios de una superación personal. Debemos afianzar y potenciar la autoestima de los más pequeños, a sentirse bien por sus logros, logros que habrán asumido estableciendo una relación de respeto, confianza y amor procedente de aquellos que les educan o acompañan.

    Hace poco que descubrí tu blog y me enamora la forma que tienes de educar a tus hijos, la implicación y el cariño que transmites proponiendo esos juegos y actividades, gracias por compartirlo con nosotros. También me encanta la ropita que confeccionas y diseñas.

    Muuuuchas felicidades por tu éxito!

    ResponderEliminar
  4. Muy bien dicho, Inma. La manía que hay con empujar a ciertas cosas a los niños, y mira, normalmente los que empujan tanto luego dejan mucho que desear en otros aspectos más importantes del desarrollo del niño como persona, porque no han empatizado con él y han forzado más de la cuenta en todo.
    Un beso.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  5. Qué guay Acher! A seguir disfrutando! Muacks!

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo. A mi hija le costo mucho aprender a nada, a ir en bici sin rueditas, a trepar, a subirse a un arbol...
    Y que? A aprendido ha hacer todo eso y mucho mas, pero, a su ritmo. Pasa algo si no le gusta subir a las atracciones de la feria, yo tengo casi 40 y tampoco me gusta.
    Que obsesión tiene todo el mundo con aprenderlo todo tan rápido, no hay que ser siempre el primero y no pasa nada por ser el último.

    ResponderEliminar
  7. Es una pena que al hacer un blog personal con la intencion de compartir experiencias que puedan enriquecer a otras personal y a la vez a uno mismo ,se tenga que soportar ese tipo de comentarios que JUZGAN y OPINAN sobre NUESTRA vida, pero supongo que es la parte negativa que conlleva el tener un blog publico.
    Un besote fuerte. Te sigo y aprendo con vosotros.¡ MUAK!

    ResponderEliminar
  8. Tengo 33 años, soy amatxo de un niño de casi 5 años y de un bebe de 14 meses. Cuando tenia 7 años estando sentada en el borde de la piscina, un niño me empujó y cai dentro de la piscina. Hasta que el socorrista me rescató lo pase fatal y ahora lo paso mal cuando el agua me llega al cuello. En cambio disfruto un monton en clases de matronatación con mis hijos, las disfruto porque jugamos, nos reimos y sobre todo porque guardamos momentos de complicidad. Nunca se me ocurriria presionarles para que aprendieran a nadar. .. por que les obligamos?? Es suya la decisión, es suya la elección y yo estare alli para apoyarles y ayudarles pero nunca presionandoles ...Enhorabuena Inma por cómo lo estais haciendo, animo pequeño nadador !!

    ResponderEliminar
  9. El problema es que estas presiones se sienten incluso cuando se es adulto. Tengo 34 anyos y me encanta aprender cada cierto tiempo una actividad (fisica) nueva, me encanta disfrutar de mi motricidad y como se adapta mi cuerpo en diferentes medios, sin llegar a querer ser perfecta tecnicamente, disfruto siemplemente adaptandome y vivenciando mucho el medio que me rodea. Es alucinante la de comentarios que te oyes porque en cierto tiempo no has llegado a escalar el nivel x, o bajar cierto nivel tecnico en bici, o esquiar por pistas xxx... por poner ejemplos de algunas de las actividades. Las personas que me dicen estos comentarios suelen ser amigos que se que "me quieren", pero se sienten frustrados de verme que igual no avanzo tanto como a ellos les gustaria. Yo alucino, porque para mi el disfrute esta basado en simplemente echarme unas buenas risas. Y me siento feliz no compitiendo conmigo misma, ni con nadie alrededor, simplemente disfrutando de la naturaleza. Pero siento que a veces no "me respetan" mis tiempos o incluso mi decison de no querer ser la mejor. Tan competitivos nos esta volviendo "el sistema"? No tengo ninyos, pero me puedo imaginar que las "presiones" (quiza inconscientes) que mete la gente, deben ser de ordago. Mucho animo a todos esos papis que respetan tanto los ritmos de sus peques, como los del resto de la sociedad. Gracias Inma por compartir tambien algo tan importante (al menos desde mi punto de vista)!

    ResponderEliminar
  10. Se puede decir más alto pero no tan claro.

    ResponderEliminar
  11. mi hijo tiene 7 años, no sabe nadar, sólo bucear. No sabe andar en bici. No nos preocupa nada. Sabemos que lo hará cuando venza esas inseguridades. Es "el mejor de su clase"a fútbol y baloncesto, juega a tenis, a badminton y ahora hace karate. Que haga "bien" estos últimos deportes tampoco nos preocupa nada. Que sea un niño feliz y sin miedos eso si está muy arriba en nuestra lista de prioridades.

    ResponderEliminar
  12. Cada niño y niña tiene su proceso evolutivo, que pesada la gente poniendo una edad para todo.

    ResponderEliminar
  13. Lo importante es que se respeten los tiempos de cada persona (niño, adolescente o adulto). Cada uno a su ritmo.
    Besikos!!

    ResponderEliminar
  14. A mí, personalmente, me parece vital que sepa nadar. Pero de nada sirve imponer cursos u obligarles a afrontar miedos cuando no están preparados, de esa manera solo conseguiremos que no naden ni a los 10 ni a los 30.
    No entiendo la fecha de caducidad arbitraria de tener que saber nadar antes de los 10. Prisas prisas para todo. Dejemos que ellos decidan cuando están preparados!

    ResponderEliminar
  15. Bien por Acher, ahora a disfrutar!! Yo opino como tú, además cada niño tiene su ritmo para todo, montar en bici, patinar…. No veo necesidad de presionarlos, podemos frustrarlos y hay que repetarlos.

    Un besote

    ResponderEliminar
  16. Muy bien! Mis hijas van o han ido a natación. La mayor desde los 6 meses a los 3 años. Lo disfrutaba muchísimo hasta que en la piscina decidieron que con 3 ya tienen que ir solos. No quiso volver. Cuando vamos a baños libres le encanta. La peque de momento sigue, cuando le aburra o deje de disfrutarlo no irá. Y si aprende más tarde pues qué se le va a hacer? Yo aprendí súper tarde, y qué? Me hubiera gustado hacerlo antes? Pues si, pero tenía pánico y mis padres jamas me presionaron. Si lo hubieran hecho probablemente hubiera sido mucho peor. Cada uno tiene su ritmo

    ResponderEliminar
  17. Recién me entero que es vital que una persona sepa nadar... jjajja hay que escuchar cada cosa. Nosotros hemos escuchado de las ventajas de aprender a nadar a una edad temprana (confianza y seguridad), por lo cual pensamos anotarlo y compartir esta tarea con nuestro peque, pero nunca se nos paso por la mete que fuera algo escencial en su vida. Yo tengo 34 años y podria decir que no se nadar, uy!!! estoy perdida no!!! jjajja Bueno avisale a esta persona, que todos los años voy a la playa y disfruto del agua como cuando era niña, con mucho respeto y cuidado del agua, que es único que pienso inculcar a mi hijo. Bs Y yo no se porque dudaba esa persona que Acher nadará antes de los 10, es más yo hubiera apostado a antes. Tu hijo es un divino y me encanta que te tengas como prioridad respetar sus tiempos. Bs

    ResponderEliminar
  18. Tienes toda la razón en tus comentarios. Me ha encantado esta entrada por tu asertividad con ciertas personas. Y enhorabuena por conseguir que el peque disfrute tanto con el agua!! Todo mérito tuyo por tu paciencia, por seguir su ritmo, por tu cariño.. Y qué bien que, a pesar de la peque, podáis seguir difrutando de momentos sólo para vosotros dos.
    Como tantas veces te he dicho, gracias por compartir esas ideas, y juegos que motivan a los peques a aprender jugando. Enhorabuena por el blog
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  19. Yo aprendí a nadar pasados los 20 años, y sigo teniendo mucho respeto (por no llamarlo miedo) al agua. Pero a esa edad decidí que era el momento de aprender, y a mi ritmo, así que me apunté a un curso de natación, con la profesora sólo para mí y ya le dije lo que no hacía ni falta que intentase que yo hiciese... lástima que los niños no suelen pararles los pies a los mayores de esta manera, porque seguramente mucho más felices serían, sin miedos y autoreproches. Forzar a los niños no es nada bueno, soy un claro ejemplo de ello.

    ResponderEliminar
  20. totalmente de acuerdo contigo. la piscina es para disfrutar. y si no supiera nadar, tampoco pasa nada. si además se ha soltado, pues estupendo!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...