miércoles, 12 de noviembre de 2014

Nuestra opción en la alimentación complementaria

10 meses
Hay muchas formas de hacer la Alimentación Complementaria en un bebé, hay que escoger la que sea adecuada a cada niño/a, a cada familia y a cada momento.

Casi 11 meses
Con mi primer hijo me dejé guiar por mi pediatra principalmente, por otras informaciones que iba encontrando al respecto y a veces por mi intuición; pero casi como si sólo existiera una forma de hacer la Alimentación Complementaria: plazos, cronología de alimentos...

Mi hijo mayor comió purés, aunque muy pronto con pequeños trocitos que le iba incorporando. La fruta muy chafada. Comió papillas de cereales, eso sí, se las compraba ecológicas, porque los ingredientes de las otras me daban horror y se las mezclaba con mi leche que pacientemente me sacaba a diario. Sinceramente, no confiaba en las posibilidades de masticar de un niño, me daba terror que se pudiera atragantar. La única premisa que siempre tuve presente era mezclar lo menos posible los alimentos, por ejemplo nunca le hice una papilla de frutas. Mi intuición me hacía pensar que así se acostumbraría a todos los sabores mucho mejor.

Y me funcionó muy bien. Desde siempre ha sido un niño que ha comido estupendamente, ha probado alimentos, come prácticamente de todo y su paso de los triturados a la comida sólida fue gradual, sin ningún tipo de problemas.

7 meses
Y con mi hija pequeña pensaba seguir una línea parecida, o si lo pienso mejor, casi ni me había planteado como iba a ser su alimentación complementaria. Había leído mucho del Baby led weaning, pasar de la leche materna a los sólidos, pero siempre pensé que eso no iba con nosotros. Repito, a mí me dan terror los atragantamientos, en niños y adultos, en cuanto veo a alguien toser me pongo malísima.

Pero una vez más en la vida me he dejado llevar... 

8 meses
Izarbe pasó algunas semanas de los 6 meses y seguíamos de forma exclusiva con la leche materna, no veía el momento de pasar a la Alimentación complementaria. Empecé a leer información sobre la alimentación complementaria, incluido el Baby led weaning (podéis encontrar algo de información en internet y también en el libro El niño ya come solo); hablé con otras mamás, escuché recomendaciones de distintos pediatras... Y sí, es evidente que hay muchas formas de hacer la alimentación complementaria.

9 meses
Nuestra Alimentación complementaria con nuestra hija pequeña: 
  • Comer lo mismo que nosotros desde el principio (eliminando la sal y especias inicialmente).
  • No dar varios alimentos nuevos en el mismo día, presentarle la comida de una forma fácil (tiras, rodajas, en pieza para morder...)
  • Respetuosos con el hambre que tiene (no forzarle nunca)
  • Darle de todo excepto otra leche, dulces, frutos secos y marisco. 
  • No darle papillas ni cereales artificiales. 
  • Comer con sus manos, una gran estimulación sensorial.  Pero si a nosotros nos toca comer un puré o una sopa, ella también, y entonces en ese caso le ayudamos nosotros con una cuchara. 
  • Comemos siempre en familia, compartiendo la misma mesa. Empezamos poniendo la comida en un plato, después en un mantelito, pero hay días que acabamos con la comida directamente encima de la mesa o del mantel porque lo tira todo al suelo.


Ella está encantada, son momentos de gran disfrute, prueba todos los alimentos... Y nosotros mucho más, es lo más cómodo que existe, ella come de forma autónoma desde el principio, no hay que prepararle nada especial, cuando salimos por ahí no hay que llevarle comida porque come lo mismo que nosotros.

Lo única pega es la limpieza tras comer, deja todo el suelo perdido. La solución es poner un hule en el suelo y así esa comida se puede ir recuperando o por lo menos facilita la limpieza.

9 meses

¿Y sobre los atragantamientos temidos? No hay nada como confiar en un bebé y entender como es su proceso, y tener claro cómo actuar en caso de atragantamiento. Cuando ella intenta tragar un trozo más grande de lo normal, lo expulsa ella sola sin ningún problema. Las primeras cuatro o cinco veces que lo hizo yo sufría y me agobiaba, pero después sólo hay que observarla de cerca y hasta el momento siempre lo ha resuelto ella sola.

10 meses
Al principio, el día que comíamos puré todos, ella no quería saber absolutamente nada de la cuchara. Hace tan solo una semana, ahora ya casi con once meses, que ha empezado a aceptar la cuchara y deja que le demos un puré, una sopa o unas lentejas con cuchara. No le hemos insistido, pienso que al obsevarnos a nosotros poco a poco lo va viendo como habitual y al final lo ha querido probar.

Casi 11 meses
Está claro que hay muchas hojas de recomendaciones de alimentación complementaria, pero cada familia tiene que hacer la que más se adapte a ellos y a su hijo/a, no hay que tomarlas al pie de la letra y mucho menos dejar que nos las impongan. No soy ninguna experta sobre el tema, yo sólo estoy dando mi opinión a partir de mi experiencia como mamá y basándome en informaciones de diversos pediatras principalmente.

7 meses
Me parece importante que se conozca que no hay una única forma de hacer la alimentación complementaria, porque quizás la que nos ofrecen no es la que nos encaja a nosotros.

8 meses
Para nosotros esta ha sido nuestra opción más cómoda para todos.

26 comentarios:

  1. Hola!!

    Estoy muy interesada en este tema.

    Todavía estoy embarazada y me quedan unos cuantos meses para llegar a la alimentación complementaria pero me gustaría ir informándome e ir aprendiendo.

    Descubrí este método por casualidad y me ha gustado bastante, me parece una forma de hacerle participe en las comidas y no un mero; "abre la boca y traga". jejeje.

    Seguiré por aquí para leer todo lo que nos quieras contar sobre el Baby Led Weaning.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Nosotros hemos seguido un camino muy parecido, con el mayor segui mas o menos las directivas del pedriatra, empezamos con pures y poco a poco fuimos cambiando a la comida de todos. Con la peque descubri lo del BLW y aunque tambien me daban miedo los atrangantamientos, decidimos probar y fue todo un exito. La unica desventaja, como dices tu, que toca limpiar algo mas, pero fue super chulo verla disfrutar desde peque de la misma comida que el resto de la familia :-) Todavia me acuerdo de como chupaba y chupaba entusiasmada ramitas de brecol.

    ResponderEliminar
  3. yo tuve miedo con Unai cuando empezó a comer "solidos".. también era primeriza y me aterrorizaba que se pudiera atragantar. pero despues de unos días en que aceptaba todos los alimentos me empecé a relajar. el niño elegía lo que quería y lo probaba. le encantaban los purés con trocitos de comida, sin llegar a pasárselos del todo. eso de masticar le hacía gracia y siempre nos miraba para hacer lo mismo. Con el pequeño ni dudé, cuando la pediatra me dijo que podía empezar con la alimentación complementaria, Gael ya llevaba unas semanas probando cosas. Pan, galletas, magdalenas caseras.. algo de fruta..
    tampoco les he dado papillas de frutas variadas, siempre eran de una sola fruta para que no se perdieran los sabores.
    Creo que los pediatras saben mucho sobre niños, desde luego, pero.. las madres sabemos mucho mejor como son nuestros niños y lo que necesitan.
    me encanta ver a Izarbe comiendo espaguetis.. y no pienso en como se está poniendo.. sino en como está disfrutando! y eso es lo mejor!
    si hoy disfruta con la comida, mañana comerá mejor..
    está preciosa!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, ¡qué recuerdos! nosotros también lo hicimos así con el peque :)

    ResponderEliminar
  5. ayyyyyyyyyyyyyy qué fotos más bonitas! me encantan cuando los niños disfrutan tanto comiento y se enguarran tantooo!! qué guay! y esa coletaaaaaaaaaaaaaaaaaJAJAJAJAJA <3

    ResponderEliminar
  6. Nosotros también lo hemos hecho así con mi niña! Y para mi todo un descubrimiento! Yo no soy nada fan de pures así que no veía haciendo todos los dias! Es perfecto y verles como disfrutan comiendo probando todo es una gozada!!

    ResponderEliminar
  7. Pues me parece genial lo que hacéis. Suena muy coherente e intuitivo. Aunque soy psicóloga, me toco pasar por los errores de primeriza, entre otros hacer caso al pediatra por no tener otras referencias. Al final cada familia conoce mejor que nadie a sus hijos y lo que puede funcionar, y siempre que unos mínimos estén garantizados, porque no salirse del guión establecido y volver a un camino más natural para educar a nuestros hijos? Enhorabuena por tu valentía al hacerlo posible. Ah! La peque esta preciosa! :D

    ResponderEliminar
  8. Que recuerdos!! Nosotros hicimos lo mismo, lo único que " tuvimos cautela " con el orden de las cosas que ahora en retrospectiva pienso que fue una soberana tontería, pero siempre en trozos. Ahora es cuando.confieso que.no fie adi por voluntad nuestra sino xq el peque tenia rechazo a la textura puré ( la mantuvo durante 4 aňos) y solo aceptaba trozos. Así que no me quedó otra que acostumbrarme y respirar hondo cada vez que le daba un trozo de algo. Era increíble como con sus encías ( los dientes aparecieron después del año) se meaneja estupendamente y hacia lo.que tu dices, si un trozo era muy grande el mismo se lo quitaba de la boca. Reconozco que en un principio para palear mis miedos le compre un red antiatragantamoentos pero enseguida me pareció que valía más que comiera solo como quería hacer que darle.una red que ni queriendo iba a estar nunca limpia así que después de 3 manzanas fue a la basura....:)

    ResponderEliminar
  9. Nosotros también lo hicimos y lo haremos así :-)

    ResponderEliminar
  10. Pues Yo tb soy de similar estilo crianza en cuanto a que mi hijo (respetando solo el tema de supuestos productos con alérgenos darlos a tiempo marcado por medico) empezó a comer solidos pronto ,con 5 meses tenia 2 incisivos inferiores asi que le dabamos trozos grandes de comida blanda para que el los manipulase con la mano y poco a poco cosas mas duras ,anda que no le gustaban las costillas PERO siempre vigilando pues es obvio que el tema del atragantamiento asusta.
    Al fin y al cabo si lo pensáis la salida consecutiva de los dientes va marcando la introducción del morder y el proceso de masticado ,es un camino poco a poco que se acompaña de catar texturas ,olores, sabores en fin....dejarnos guiar por lo natural muchas veces debería ser la norma ,no la excepción .

    ResponderEliminar
  11. Se parece mucho a como lo hemos hecho con mi hijo, aunque lo más curioso en nuestro caso es que nos atrevimos siendo el primero!!! jejejeej
    A mi pareja le daba respeto eso de dar trozos a un bebé, pero cuando vio como respondía no puso ninguna objeción. En muchos aspectos de la crianza yo le he ido proponiendo a medida que he ido descubriendo otras alternativas y siempre nos hemos dejado llevar por lo que nos parecía más "natural" ya que nuestro hijo respondía siempre muy bien...

    En casa no sabemos lo que son las papillas (en todo caso, un puré porque nosotros también lo comíamos XD). Aunque sí que hubo una época que no tenía muy claro cómo hacer que comiera cereales, lo intenté de varias maneras y todo fueron fracasos, la solución fue dejar pasar el tiempo y esperar a que él estuviera preparado para comer pan y galletas!

    Pero la presión que sientes al hacer cosas "alternativas" puede llegar a ser muy fuerte. Las enfermeras me lo hicieron pasar realmente mal simplemente porque mi hijo estaba por debajo de la media del peso (aunque también de altura, así que yo entiendo que estaba "compensado", no?). Les daba igual que estuviera sano, feliz, atento a los estímulos... Suerte que tenía otros apoyos (especialmente una experta en lactancia) y yo soy muy cabezona... jejejeje

    Todo nos ha ido estupendamente, la gente siempre se sorprende de cómo come y se quedan maravillados. Para algunos será que "hemos tenido suerte"... yo estoy convencida que algo tendrá que ver cómo lo hemos hecho ;-P

    Y hablando de comer, a quien dan ganas de comerse es a Izarbe!!! jejejeej

    ResponderEliminar
  12. Qué gusto da verles disfrutar así con la comida. Nosotros también hicimos parecido. Prueban distintos sabores, texturas... Y lo que me parecía principal: nunca, nunca, forzar!
    Ahora la gente se sorprende, no sólo de que coma de todo, si no de que no tenga reparos en probar cualquier cosa que le ofrezcan...

    ResponderEliminar
  13. Los míos son de lactancia prolongada, el pequeño con tres años sigue. Y con él pasé ya totalmente del tema purés y papillas. Cocinaba lo mismo para todos apartando lo suyo sin sal, y sin ningún problema. A guarrear, a probar texturas. La verdad es que con la mayor nunca me comí tampoco mucho la cabeza: ni plazos ni gaitas. Sólo respetar y no dar más de un alimento nuevo en el día.

    ResponderEliminar
  14. Que interesante leerte siempre Inma. Me ha encantado, lo primero, el disfrute de tu hija degustando, saboreando cada alimento. También vuestra confianza plena en ella aun superando tus miedos y la naturalidad con que haceis las cosas. Los niños tienen que mancharse para aprender, eso es asi nos guste o no. Me gusta vuestra forma de alimentaros, y mas haciéndolo un acto en familia. Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta verla como disfruta de la comida, me recuerda tanto a mi peke, ahora tiene 16 mesitos. El tipo de alimentación ha sido muy parecido, aunque nosotros si hemos hecho algunas restricciones mas en cuanto a que alimentos introducir, las papillas naturales de trigo sarraceno, espelta, avena, como las hacia mi abuelita 😊. Y me hace gracia que la gente diga, que suerte tienes con tu hija, es que come de todo!!. Nadie se para a pensar si tendrá algo que ver en como la hemos enseñado a alimentarse (o ha sido ella la que nos enseña a nosotros?😉). No me cansare de decirte que me encanta que estés aki y se pueda ver que no somos los únicos, GRACIAS

    ResponderEliminar
  16. A mi me paso parecido, con el mayor siguiendo un poco (tampoco 100%) las indicaciones del pediatra, pasamos por purés y demás, con la pequeña todo ha sido más fácil, nos hemos dejado llevar un poco más, yo también le tenía mucho miedo a los atragantamientos y aunque no con todo al final le ibamos dando la comida tal cual y otras veces más pasada, además es que es lo que ella demandaba, quería comer lo que los demás, al final con dos años y medio que tiene es completamente autónoma a la hora de comer, sabe usar los cubiertos y hasta abre la nevera y coge las cosas. Creo que nos meten muchos miedos durante el embarazo, hay cosas que miro atrás y me asombro a mi misma que hiciera eso, pero bueno de todo se aprende aunque caigo en otros errores, es muy difícil salir de las normas que nos inculcan y que acabamos por ver normales.

    ResponderEliminar
  17. Este método también lo hemos seguido nosotros con el peque, y lo seguiremos con el kinder cuando llegue el momento. Lo único que añadiría a lo que dices, si me lo permites, es que sería conveniente ver vídeos (o informarse de otras maneras) sobre la maniobra heimlich (ni idea de si se escribe así) para hacer en bebés en caso de atragantamiento.
    Mi peque se atragantó con un trozo de pera, se puso morado, y tuve que hacérsela. Pero vamos... Vomitó, lloró, tomó teta, se quedó durmiendo y en la siguiente comida comió normal. Lo mío fue un caso aislado, no tiene por qué pasar, normalmente tosía, escupía los trozos grandes y se auto gestionaba estupendamente. Estoy completamente a favor del BLW, y lo recomiendo encarecidamente.

    ResponderEliminar
  18. Que bien ver disfrutar a izarbe con la comida!!! Yo tuve bastantes problemas con la comida y mis hijos mas que nada por su peso y la presión que me metieron!!! Hoy en día comen de todo y muy bien! Esta claro que cada crió regula el hambre que tiene no el que le da de comer!!!
    Me encantan las fotos!!! Besos

    ResponderEliminar
  19. que bueno el post!!yo tb me pongo malísima en pensar en atragantamientos, mi hija tiene dos años y con la manzana siempre hay algún trozo que se le atraganta aunque se lo corte a rodajitas...me encantó el post!!Da gusto ver a los bebés disfrutando así!

    ResponderEliminar
  20. Nosotros también lo hicimos exactamente igual con las dos:
    Con la mayor, seguía las pautas que me daban en cuanto a introducción de alimentos, pero pronto comió sola, entero y con las manos. Al año y poco comía sola y con cubiertos.
    Con la peque fuimos más allá, investigué mucho, leí el libro que comentas y me tiré a la piscina, y no puedo estar más contenta. Fue siempre comodísimo (salvo el tema limpieza, ejem) y a día de hoy, con 2 años y medio, come de maravilla (a diferencia de su hermana, por desgracia). Eso sí, en la guardería se negaron a darle de comer como les decía y sólo aceptaron (con mucho recelo) darle el menú de "grandes" en lugar del de bebés que se suponía que les correspondía. Y triturado siempre. Tampoco aceptaron los pañales de tela, pero esa es otra historia...

    ResponderEliminar
  21. Me gusta que expliques estas cosas, en breve empezaré a introducir alimentos a mi peque y todavia no me habia planteado como....supongo que como siempre, seguiré mi instinto y "mezclaremos" tecnicas! A mi lo que siempre me agobia y me preocupa es la gente....que tiene opiniones para todo....en e, mismo dia y la misma persona pueden decirme cosas tan dispares como...uuuuy todo el dia enganchado a la teta...o uuuy ese niño no tendrá hambre? Que ha mamado poco! Por diooos! Que tiene 4 meseees! Como no va a estar enganchado a la teta! En fin eso es lo que peor llevo. Buen post, la niña se la ve disfrutando mucho y eso es lo importante. Los baberos que se los haces con hule ? O con que tipo de tela? Mmmmm me va a tocar hacer alguno....e ir preparándome para que se manche todo y dejarle disfrutar jejejeje eso también me va a costar! Gracias por contarnos cositas!

    ResponderEliminar
  22. Genial! Muchas gracias por contarnos vuestro caso :) mientras más información, mejor. Me encanta la foto del brocoli, para que luego digan que a los niños no les gusta :)

    ResponderEliminar
  23. Ayyyyy q boniiiiita!!! Ese paso también dimos con nuestra hija, q alivio liberarme de las papillas!

    ResponderEliminar
  24. Es lo más cómodo para todos, sino hay que hacer varias comidas y te tiras todo el día en la cocina.

    ResponderEliminar
  25. Nosotros lo hemos hecho así con los 2 peques y genial. Es una pasada ver como disfrutan de la comida.

    ResponderEliminar
  26. Esta forma de alimentacion es la que tengo en mente para cuando tenga otro bebe, aunque como dices cada niño es un mundo, y luego me adaptare a lo que el ncesite!
    Gracias por compartir tus experiencias con nosotros!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...