viernes, 24 de abril de 2015

Vida práctica



Cuando conocí el método Montessori me encantó todo el trabajo que se hace de la vida práctica, me hizo ver que los niños son capaces de hacer muchas cosas por sí solos, haciendo que tengan experiencias que les generan confianza, autonomía, seguridad y una gran satisfacción.

Normalmente se utilizan objetos cotidianos que para los niños son conocidos, ya que nos ven a los adultos utilizarlos, y en su etapa de imitación les encanta hacer lo mismo que los adultos: barrer y recoger la basura, tender la ropa, lavarse los dientes, cocinar, picar la tierra, etc.

Pienso que es importante permitirles hacer las cosas a ellos solos cuando lo solicitan y en la medida que podamos, permitirle el acceso a materiales adecuados. Muchas veces nos sirven los mismos materiales que utilizamos los adultos, pero a veces es necesario darles acceso a materiales adaptados a su altura.



El otro día saqué para la peque (16 meses) el tendedor que le compramos a Acher ya hace varios años y que lo hemos utilizado muchísimo.

Me puse a tender y lo dejé allí al lado extendido. No tuve que decir nada, ella misma cogió la ropa y se puso a tender. Cuando se le acababa la ropa a la que tenía acceso, venía y me decía... "¡más!"


Para ella fue un momento de gran satisfacción, estaba muy concentrada con su tarea. Y posiblemente, si no hubiera estado tendiendo conmigo, hubiera estado tirando las torres que estaba haciendo su hermano y hubiera habido conflicto seguro.

Cada niño/a marca el ritmo de cuando empezar con este tipo de tareas, ellos mismos nos las solicitarán si nosotros les podemos facilitar materiales y espacios.

Al mayor (5 años y 8 meses) le sigue encantando participar en todas las actividades cotidianas y muchas veces nos pide si puede ayudarnos o hacer él mismo alguna tarea. Hace dos días estaba yo limpiando y él mismo me pidió sacar el polvo de la estantería. Quizás no quede tan limpio como si lo hiciera yo, pero para mí eso es lo menos importante. Confiar en ellos me parece esencial para que ellos mismos se sientan seguros.



A la peque todavía no le he facilitado ninguna actividad de vida práctica porque hasta ahora no había mostrado interés, pero creo que el momento se está acercando...

Os seguiré contando.

8 comentarios:

  1. Da gusto verles, tan mayores, aprendiendo tanto.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  2. Jejeje aquí mis dos nanos ya son maestros del trapo y el más peque casi que controla mejor que yo la aspiradora! Besicos

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Tengo una peque de 15 que también le encanta ayudar.
    Cuales libros/blog usted recomienda para que yo pueda aprender más sobre el método montessori?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Enseñame a hacerlo sin tu ayuda", es un libro que me encanta; aunque para un poco más mayores

      Eliminar
    2. Gracias! Así me voy preparando

      Eliminar
  4. Que razón tienes, tengo el recuerdo de mi hijo mayor "jugado" pasando una escoba por debajo de los muebles a modo de mopa!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ja ja ja qué graciosa! me ha sacado una sonrisa al recordar a mi Jirafita cuando le gustaba tender y su papi le hizo un tendedero chiquito. Tendía-recogía y volvía a tender, jaja..Ahora lo hace en el grande.
    Qué mayor está tu niña! y Acher hecho todo un hombrecito
    Dales un besito

    ResponderEliminar
  6. Cuanta razón tienes en lo que dices; con mi hijo mayor aprendí la cantidad de cosas que son capaces de hacer los niños, si les dejas.
    Con poco más de dos años le encanta fregar la vitroceramica, dibuja casitas con el jabón y lo hace mejor que yo!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...