viernes, 10 de julio de 2015

Furgo con peques (4): Cantabria, naturaleza y playa


Seguimos con nuestras escapadas con la furgoneta, a finales de junio conseguimos tener cuatro días y para Cantabria que nos fuimos. Pensábamos tener cinco días y marcharnos a Francia a la zona de Las Landas, pero el día de antes cambiamos de rumbo. Está bien esto de poder improvisar, aunque la última noche estábamos mirando información de lugares, sitios de interés... Me gusta improvisar, pero ¡no sé si tanto!

Os cuento nuestra experiencia con peques, que disfrutamos mucho. Nos faltan cosas por ver, pero es que con cuatro días (tres reales entre viajes) se queda corto para recorrer todo... ¡tendremos que volver!

Salimos tranquilamente el jueves por la mañana, sin horarios ni prisas, tenemos unas cuatro horas y pico o cinco horas de viaje más las paradas que queramos hacer. Nos dirigimos hacia la zona del Parque de Naturaleza de Cabárceno, que queremos dormir por allí, no sabemos si en el párking (zona permitida) o en Liérganes (zona también permitida), que también teníamos buenas referencias y está a 6 km.

Los peques aguantan muy bien el viaje, entre ratos que se duermen, música, algunos juegos que hacemos juntos... Hicimos el viaje seguido hasta casi la hora de comer, buscábamos alguna zona de pic-nic por la carretera, pero la única que encontramos nos la pasamos, así que decidimos entrar en el primer pueblo que viniera y preguntar por alguna zona con mesas... ¡qué suerte tuvimos! 

Lugar perfecto, en el municipio de Olazagutia, en la Comunidad Foral de Navarra. Un parque estupendo, zona sombría con mesas, zona de juegos, el bar al lado...  Increíble la zona que tienen siendo un municipio de unos 1.500 habitantes.

Comimos y descansamos un rato.


Seguimos camino, y al final decidimos que antes de ir a la zona de Cabárceno nos vamos a acercar a la playa, a los peques les encanta y seguro que les gusta la idea. Duermen tranquilamente en la furgo, pero tienen un despertar feliz, estamos en un pueblo con playa, en Laredo. Nuestra selección es sobre la marcha.


Laredo tiene una playa larguísima, era un jueves por la tarde del mes de junio, no tuvimos ningún problema para aparcar justo en la calle de al lado. Arena fina y muchas conchas, los peques felices. Había 20 ó 21 grados, el agua fría... pero como se lo pasaron!

¡A mí no me pasó el agua del tobillo! ¡Qué friolera soy!



Con arena por todo pero con un buen rato de disfrute continuamos camino que ya estábamos muy cerca. Tras varias confusiones y visita por Liérganes en coche, nos fuimos al párking del Parque de Cabárceno, que está en la entrada por el pueblo de Cabárceno.

Un sitio en el que estuvimos super a gusto, al lado del lago del Acebo, tranquilos. Perfecto.



Cenamos, jugamos un rato al uno, leímos cuentos con la peque y todos a dormir. 


Por la mañana pronto nos organizamos y accedimos al Parque. La visita se hace en coche y se va haciendo paradas en todos las zonas que hay acondicionadas para ello. Se baja del coche y se pueden ver muy cerca casi todos los animales.


Nos gustaron todos los animales, pero si tenemos que elegir nos quedamos en primer lugar con los osos, los gorilas, las jirafas, las cebras...



Los osos nos enamoraron, hubiéramos estado horas y horas contemplándolos. El peque y el papá aún volvieron porque justo cuando nos íbamos de esa zona les iban a dar de comer, y les encantó.


Nos encantó como se bañaban, jugaban, se ponían a secar, corrían, se subían por las alturas... Y nos reímos muchísimo con algunas posturas que adoptaban.



A las 12h. nos fuímos a ver el espectáculo de aves rapaces y fue muy bonito, impresionaba ver las aves tan cerca volando a esas velocidades.


Para comer se puede comer de restaurante en el parque o en diversas zonas que hay acondicionadas con mesas si te llevas tu propia comida, nos apuntamos a la segunda.


Con los gorilas también tuvimos suerte y justo los llamaban para comer, llegaron todos allí y los pudimos disfrutar un buen rato.


Y a última hora fuimos a ver el espectáculo de los leones marinos, nos gustó mucho, y más sabiendo las historias que hay detrás de estos animales.



El día fue intenso, pero nos lo pasamos muy bien, quizás nos dejamos alguna zona, pero los peques nos marcan el ritmo.

Al día siguiente queríamos ir a ver la Cueva El Soplao, y nos dirigimos hacia esa zona. 

Decidimos dormir otra vez cerca de la playa, esta vez optamos por cámping en las playas de San Vicente de La Barquera, en el cámping El Rosal. Un paseo por la playa para ver los surfistas de última hora del día y a cenar. La peque se durmió pronto y aún pudimos jugar un rato tranquilamente a las cartas con el mayor.



Al día siguiente nos fuimos a ver la cueva, no se puede hacer fotos en el interior, por lo tanto tendréis que ver su web o visitarla, es muy bonita. Tanto Acher como el papi decían que les había gustado incluso más que Cabárceno.



Visitamos la cueva, comimos por el camino que hay varias zonas acondicionadas al lado de la carretera, y aprovechando la siesta de los peques, nos fuimos hacia la zona de Santander, pasando por el Parque Natural de las Dunas de Liencres, que es una zona muy bonita.

Bajamos paseando por el pinar hasta llegar a las playas, era sábado por la tarde y el párking de al lado de la playa estaba a tope. 



Tarde de playa y juegos hace que el viaje sea muy llevadero, los peques lo necesitan.


Tras el rato de playa, juegos y agua, nos fuimos a buscar algún cámping para dormir. 

Llegamos al cámping de Arnía, aunque preguntando, porque está escondido;  es un cámping que sólo abre en verano y está lleno de gente fija, pero tiene una zona de acampada muy básica pero donde estuvimos muy a gusto. El cámping es muy simple, los baños ya un poco antiguos, pero para una noche estuvimos bien. Bien de precio.



Mientras el peque jugaba a la pelota y el papá descansaba, la peque y yo nos bajamos a ver la zona. 

La playa de La Arnía es pequeña, pero está en una zona espectacular con unas formaciones geológicas e islas que estaban preciosas en el atardecer. Es una playa preciosa y si hubiéramos tenido más tiempo nos hubiéramos quedado algo más allí.


Y para los que vais con la casa a cuestas como nosotros, justo al lado de la playa, a 100 metros del cámping que estábamos nosotros, estaba esta zona para poder dormir. Si lo hubiéramos visto antes seguro que nos hubiéramos quedado allí, que esta noche podíamos pasar perfectamente sin ducha.



Al día siguiente, los peques madrugaron y enseguida nos pusimos en marcha.

Nos fuimos a Santander, hacia el Palacio de La Magdalena. Pero nuestra visita fue muy rápida, Acher sabía que después queríamos coger un barco y sólo pensaba en eso, no quería saber nada de Palacios, ni de parques, ni nada de nada. Impacientes que a veces son los niños y qué mal lo llevé yo en ese momento. Pero bueno, por el camino lo fuimos solucionando.

Hicimos un recorrido por la zona con el tren turístico, así pudimos ver el Palacio, el faro  y al finalizar la zona que hay de animales, que viniendo de Cabárceno, ya no quiso saber más de animales. Sólo vimos un momento los pingüinos.

Hay una zona de juegos muy chula, playas... pero no pudimos disfrutarlas.


  
Queríamos coger un regina que hace el recorrido regular de Santander a Pedreña a Somo, el precio es muy económico y así los peques iban en barco. Desde el Palacio de la Magdalena hasta el paseo donde están los reginas hay un buen trozo para ir con peques andando, pero como hacía buen día decidimos que íbamos paseando. Se puede coger el autobús urbano, que así lo hicimos a la vuelta.

Los reginas en junio salen cada media hora, está muy bien.


Disfrutamos del paseo en barco y de las vistas de Santander desde allí.



Estuvimos en Somo, comimos allí y paseamos un poco. La playa es muy larga, pero sólo la vimos y no nos quedamos. 

Y cogimos el barco de vuelta, porque ya era domingo y nos tocaba volver a casa.

Llegamos a Santander, paseamos un poco y a media tarde de vuelta a casa, que todavía teníamos muchas horas de coche. Bueno, como parece tradición en nuestros viajes, antes de marchar nos comimos un rico helado, estaba espectacular.

¡Cantabria nos encantó! Totalmente recomendable para ir con los peques.

22 comentarios:

  1. Me he levantado con la idea de pasar el sabado por Santander. Viviendo en Bilbao, hemos estado ya en Cabarceno, el palacio de la Madalena, la playa, el paseo.... pero no conocia las reginas!! Me lo apunto para mi plan de sabado! Aunque yo no soy para nada de furgo, me gustan tus planes, parecidos a los mios. Si os animais a quedaros por Vizcaya, no dudes en pedirme ideas!!

    Amaya y su libreta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste el paseo en regina! ;)
      La verdad es que el plan sirve tanto en furgo como no, es verdad!

      Eliminar
  2. Uauuuu! me encantan vuestras escapadas!

    ResponderEliminar
  3. Que bonito todo, Cantabria me encanta, me falta de conocer las cuevas, y mira que las tengo ganas hace tiempo pero no acabamos de dar con el momento adecuado para ir. A veces es mejor liarse la manta a la cabeza y listo.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  4. Hace años también fuimos a Cantabria con mis hijos y visitamos varios de los lugares que has comentado. ..qué recuerdos; )
    Muchas gracias por compartir los tuyos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Qué viaje más bonito, yo hace años que tengo ganas de ir a Cantabria!
    Me encanta cómo lo cuentas todo, muchas gracias por tu experiencia, realmente dan ganas de acondicionarse una furgo después de leer tus entradas, jijiji!
    Las fotos además son preciosas, las de los peques en la playa me encantan!

    ResponderEliminar
  6. Guauuuuu que envidia, tantas montañas y los osos, que lujo.

    ResponderEliminar
  7. aii que ilusion cuando e leido laredo es mi playa favorita!!!! un besazo y que sepas que me dais envidia sana algun dia yo tambien quiero viajar en furgo o autocarabana!!!

    ResponderEliminar
  8. Jooo, Inma, casi coincidimos... Nosotros vamos mucho a Santander porque mi suegra vive allí. La verdad es que todos los sitios que cuentas están genial. Y encima os hizo bien tiempo. Un lujazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, unos suertudos con el tiempo!! Qué casualidad!!

      Eliminar
  9. Una gran escapada!! Me encanta Cantabria y habéis estado en varios de mis sitios preferidos. La playa de Somo para mi es irresistible...
    Tomo nota de vuestras sugerencias de dónde pasar la noche, muchas gracias!
    Y espero que no tardéis en ir a las Landas. No sé si las conocéis, es el paraíso del furgonetero con niños. Aprovechad este verano que está haciendo buen tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocemos las Landas, y tenemos muchas ganas!! Quizás en septiembre...

      Eliminar
  10. Cabárcenos es espectacular, nosotros repetiremos seguro!

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todas por vuestros comentarios, me gusta formar parte de este mundo virtual viajero que nos permite prepararnos las rutas tranquilamente desde casa!!

    ResponderEliminar
  12. El resto de sitios no los he visitado pero Santander, sí, el año pasado, y yo creía que lo mío era el Sur, pero me enamore tantísimo de la belleza de Santander, de sus callejuelas, sus playas, etc., que la recomiendo siempre a todo el mundo. Y eso, que fui por un festival de música y sólo la podíamos visitar por las mañanas.

    Las playas del Norte son preciosas. Bueno, las playas y el Norte en general.
    Me guste como cuentas tus aventurillas con dos peques.

    ResponderEliminar
  13. Tal y como os lo montáis son un lujazo vuestras escapadas. Que buen paso distéis pillando la furgo seguid disfrutando así de ella (y claro está contándonoslo) ;-)

    ResponderEliminar
  14. Que escapada más chula! A nosotros nos falta el paseo en barca, que nos enteramos el otro día que existía y ya nos lo hemos apuntado.
    Si para otra seguis pensando en ir a Las Landas, mirad la web del camping Le Colvert. No se si se admiten furgos como la vuestra, pero si es así, es un camping perfecto para ir con niños!

    ResponderEliminar
  15. Conocemos la zona, pero al parque de Cabárceno no hemos ido. Noss lo apuntamos para la próxima!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Inma!!!! Qué ilusión y qué pena a la vez!! Tengo tantas ganas de conoceros!!! El parque en el que comisteis es mi pueblo, Olazagutia (Navarra). Cuando lo he visto me ha dado alegría de veros ahi, y por otro qué pena no haber coincidido!!! Siempre sigo tu blog y me encanta!!!! Un beso!!

    ResponderEliminar
  17. Acabamos de volver de nuestra rutita por el norte de españa y corroboramos, la Cueva el Soplao, maravillosa!!! Gracias por la recomendación

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...